Es que, además, el pronóstico del Servicio Meteorólógico Nacional anticipa para los próximos meses menor probabilidad de precipitaciones.

Según el Pronóstico Climático Trimestral para octubre, noviembre y diciembre 2019 elaborado por SMN la región registrará escasas lluvias. En concreto, anticipan, para Cuyo un 80% de probabilidades de que las precipitaciones sean “normales” o “inferiores a lo normal”. 

El organismo prevé que tanto nuestra región, como todo el centro del país, tendrán altas chances de registrar temperaturas “superiores a lo normal” durante la primavera y el inicio del verano.  

Juan Rivera, investigador del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (CCT-Conicet) analizó que “la combinación de sequía y altas temperaturas puede ser determinante para la ocurrencia de incendios”. 

Por otra lado, el investigador afirmó que en regiones semi-áridas como Mendoza, a veces la precipitación “normal” de un mes se acumula gracias a una o dos tormentas. 

“Con lo cual cabe destacar que, solapado a este escenario de precipitaciones deficitarias para los próximos tres meses, no podemos descartar la ocurrencia de precipitaciones intensas que sean localizadas (ocupando una región muy pequeña)”, dijo al diario Los Andes.  

El panorama no es alentador. La falta de nieve en alta montaña es una realidad de los últimos 10 años, pero que en los últimos cinco años había estado acompañada por lluvias por encima de lo normal en el llano. Algo que no se espera, al menos para los próximos meses. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí