El Apache y el ex Vélez realizaron ademanes contra la parcialidad local y quedaron bajo la lupa

La bronca e impotencia generada por el 2-0 de River llevaron a varios jugadores de Boca a tener actitudes polémicas. Antes de meterse en el túnel que conecta al campo de juego con el anillo del Monumental y el vestuario visitante, Carlos Tevez hizo un extraño ademán de cara a los hinchas millonarios. Y Mauro Zárate lo imitó. Ahora ambos quedaron bajo la lupa.

La División conductas delictivas labró actas contra Tevez y Zárate por infracción al artículo 103 del Código Contravencional “por provocar a la parcialidad”. Se analizarán los videos de ambos para determinar si ameritan citaciones y sanciones, según averiguó Infobae con fuentes de la fiscalía porteña.

Ahora, la fiscal Natalia Andrade citó a declarar a ambos futbolistas por lo sucedido el martes. Play

¿Qué menciona el artículo 103 del Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires? Incitar al desorden: “Quien incita al desorden, con motivo o en ocasión de un espectáculo masivo, de carácter artístico o deportivo, es sancionado con multa de 10.000 a 50.000 pesos o arresto de cinco a treinta días. La sanción se eleva al doble cuando la acción la realiza un deportista, dirigente o se utiliza un medio de comunicación masivo”.

Vale la pena remarcar que ni el Apache ni el ex Vélez tienen riesgo de perderse la revancha por esta hipotética situación, ya que sus respectivas contravenciones exceden al marco de la Conmebol y se refieren estrictamente al código ciudadano. No existe informe ni se abrió expediente para ellos, al igual que para Ramón Ábila por sus declaraciones en conferencia de prensa.

El otro futbolista que hizo gestos en la previa al encuentro superclásico disputado anoche en el Monumental es Julio Buffarini, aunque por el momento no trascendió que haya investigación sobre él. Play

Este episodio se diferencia de uno similar ocurrido en la Copa América por la simple inacción de la Conmebol en esta ocasión. Durante el certamen de selecciones, el organismo castigó con dos meses de suspensión y USD 30 mil al delantero Gabriel Jesús, por su violenta reacción tras haber sido expulsado en la final frente Perú. El jugador del Manchester City empujó la pantalla de revisión del VAR e hizo gestos de “robo” ante las cámaras que transmitían el partido a millones de personas de todo el mundo.

En esta oportunidad, el ente sudamericano no actuó, sino que lo hizo una fiscal porteña.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí