De pasar las pruebas humanas, revolucionaría la medicina.

Investigadores japoneses del Colegio Médico de Defensa Nacional crearon sangre artificial que podría usarse en cualquier paciente —independientemente de su tipo de sangre— y así mejorar enormemente las posibilidades de supervivencia de las personas gravemente heridas.

Glóbulos rojos creados artificialmente.

En el estudio publicado en en la revista médica estadounidense Transfusion, detallan que la sangre artificial consiste en plaquetas y glóbulos rojos que pueden ser almacenados de forma segura a temperatura ambiente durante más de un año.

Se probó en diez conejos con hemorragia masiva inducida por trauma y seis de ellos sobrevivieron, una proporción similar a la que se obtuvo tratando a conejos con sangre real. Además, no se informaron efectos secundarios negativos. Aunque todavía faltan los ensayos en humanos.

De pasarlos, podría ser extremadamente útil: podría usarse para tratar a los pacientes antes de que lleguen al hospital, ya que no sería necesario confirmar su tipo de sangre para transfusiones; y su disponibilidad sería mucho mayor a la actual proveniente de donantes.

La sangre artificial podrá salvar la vida de personas que de otra manera no podrían salvarse“, dijo a Asahi Manabu Kinoshita, profesor asociado de inmunología en el Colegio Médico de Defensa Nacional y coautor del artículo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí