La apertura del mercado financiero se realizó en medio de una incertidumbre generalizada, luego de que el Gobierno anunciara una serie de controles financieros para tratar de detener la caída del peso y proteger el nivel de reservas.

En el día después del anuncio de las medidas de control en el mercado cambiario, la cotización del dólar ascendía a $63 en el Banco Nación, $2 por encima de cierre del viernes. En medio de la incertidumbre, la entidad ya había modificado su cotización a partir de las 7:19, cuando habitualmente lo hace a partir de las 10 de la mañana.

En el segmento mayorista, en tanto, la divisa estadounidense arrancó con un valor de $59,49. La apertura del mercado financiero se realizó en medio de una incertidumbre generalizada, luego de que el Gobierno anunciara una serie de controles financieros para tratar de detener el derrumbe persistente del peso y proteger el nivel de reservas del Banco Central.

Se estableció una restricciones de USD 10.000 para la compra y la transferencia de divisas y se fijó un plazo de cinco días para que las empresas exportadoras realicen la liquidación de sus exportaciones, con el fin de aumentar el circulante de dólares en el sistema financiero.

Este lunes, además, es feriado en los Estados Unidos, que en este contexto de incertidumbre se convirtió en una buena noticia para el mercado local. Operadores y analistas estiman que el mercado cambiario se verá presionado por una mayor demanda de dólares, reaparecerá con mayor fuerza el mercado marginal (con un “dolar libre”) y se registrará una mayor presencia de ahorristas en los bancos.

Antes de la apertura de los mercados, sociedades especializadas que venden divisas al público vía Internet cotizaban el dólar a $65 por unidad para la venta. Mientras que a través del homebanking de los bancos las cotizaciones iban de $62,50 a $62,99, aunque algunas entidades habían suspendido momentáneamente las operaciones de compra venta de moneda extranjeras.

Por eso, desde el Banco Central autorizaron a las entidades bancarias a extender el horario de atención de sus sucursales hasta las 17.

“Son medidas incomodas para evitar males mayores”, dijo anoche el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en declaraciones televisivas y señaló que no se prevé “desdoblar” el mercado cambiario.

El peso argentino se depreció el viernes un 2,72% a $59,50/$59,52 unidades pese a una activa intervención del banco central que vendió de sus reservas USD 387 millones. La moneda argentina acumula una caída del 26,26% en agosto y un 36,66% en lo que va del año.

Antes de la apertura de los mercados, sociedades especializadas que venden divisas al público vía Internet cotizaban el dólar a $65 por unidad para la venta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí