La medida fue comunicada mediante el decreto 665/2019, publicado este jueves en el Boletín Oficial

El Gobierno detalló las características que tendrá el pago del bono de $5.000 para trabajadores del sector privado, una medida que fue acordada con empresarios y representantes de la CGT, que se abonará en octubre. La decisión fue oficializada mediante el decreto 665/2019, publicado este jueves en el Boletín Oficial y firmado por el presidente Mauricio Macri y todos los ministros de su Gabinete.

El Gobierno determinó que la asignación, como adelantó Infobae, no tendrá carácter remunerativo y se abonará en octubre, en cuotas que serán establecidas por los distintos sectores de manera individual. De esta forma, las cámaras empresarias de los sectores más complicados podrán negociar con sus respectivos sindicatos la forma de pago.

El Gobierno definió que la suma de $5.000 se compensará en las próximas revisiones salariales. Y también podrán compensarlo los empleadores que ya hayan otorgado algún bono luego del 12 de agosto, como consecuencia del impacto de la devaluación. El decreto, además, establece que si la jornada laboral es reducida, la compensación salarial será proporcional a esa cantidad de horas trabajadas.

 El Gobierno definió que la suma de $5.000 se compensará en las próximas revisiones salariales. Y también podrán compensarlo los empleadores que ya hayan otorgado algún bono luego del 12 de agosto

Con todo, el cobro del bono variará dependiendo del sector y de la situación de cada empresa en particular. Por ejemplo, el titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Julio Crivelli, indicó que como su sector ya tiene un convenio colectivo que prevé una recomposición periódica por inflación (cada tres meses), esta suma se va a compensar dentro de ese convenio.

Por su parte, el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, también fue contundente: “Las empresas que no pueden pagar, no van a pagar. Hay muchas firmas en el interior del país que hoy están suspendiendo personal o tratando de hacer acuerdos. Hay mucha negociación para tratar de mantener los empleos y mucha gente que está ajustando”, señaló en declaraciones radiales.

Los directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en tanto, consideraron que no se trata de un bono, sino un aporte obligatorio de $5.000 de recomposición salarial no remunerativo, en cuotas y a cuenta de paritaria. Y solicitaron que dicho pago se pueda realizar en al menos cinco cuotas.

El decreto excluye de la compensación a los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, así como también los del sector agrario y los de casas particulares, es decir, a empleados que realizan tareas domésticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí