El reconocido conductor acompañará a Jorge Ameal en una de las listas opositoras al oficialismo.

La primera vez que Mario Pergolini pisó la Bombonera, hace cincuenta años, no era hincha de ningún equipo porque a su padre no le interesaba el fútbol. Pero fue a a ver un Boca-River invitado por un vecino que le tendió una trampa para hacerlo del local. Y lo logró. Ahora, podría llegar a dirigir la institución si su agrupación diera una sorpresa en las próximas elecciones. Ayer, como si estuviera en la Bombonera, Pergolini mostró su fanatismo cantando junto a los partidarios que llegaron hasta un hotel céntrico de la Ciudad de Buenos Aires donde se formalizó la unión de las agrupaciones Juntos por Boca, Nuevo Boca y Azul y Oro, que conformarán una de las listas opositoras al oficialismo que competirán en diciembre. Medio siglo después de haber ido a La Boca sin club y salir de la Bombonera con el corazón de azul y oro, el creador de CQC aspira a ser vicepresidente.Default Mono Sans Mono Serif Sans Serif Comic Fancy Small CapsDefault Small Medium Large X-Large XX-LargeDefault Outline Dark Outline Light Outline Dark Bold Outline Light Bold Shadow Dark Shadow Light Shadow Dark Bold Shadow Light BoldDefault Black Silver Gray White Maroon Red Purple Fuchsia Green Lime Olive Yellow Navy Blue Teal Aqua OrangeDefault 100% 75% 50% 25% 0%Default Black Silver Gray White Maroon Red Purple Fuchsia Green Lime Olive Yellow Navy Blue Teal Aqua OrangeDefault 100% 75% 50% 25% 0%0:070:10

El conductor ha contado más de una vez cómo se hizo hincha del club: “A mi viejo no le gustaba el fútbol, ni se escuchaba ni se veía fútbol en casa. Aparte, cuánta gente es hincha de un equipo y el hijo le sale de otro. Bueno, un vecino de apellido Astolfi, allá en Martínez donde vivía, me dijo de llevarme a la cancha. Yo tenía 5 o 6 años y era un Boca-River y en la Bombonera. Estuvimos en los palcos viejos, esos que estaban al lado del césped. Cuando salieron los equipos, me dijo que me haga del equipo que quiera o que me fijase qué hinchada me gustaba más. Imaginate en la cancha de Boca contra River. ¿Qué hinchada me iba a gustar más? Un vivo, Astolfi”. Después, cuando Astolfi quería, iba a la cancha”, le contó a Telam. Ya de adolescente el muchacho rebelde con problemas de conducta en el colegio se hizo socio del club: “Estaba siempre en el segundo piso, a un costado de la 12, y estando en la Rock and Pop y ya era un poco conocido también iba a la popular con un taxista amigo. Cuando nació mi hijo Tomás, hice socios a toda la familia”.

Ahora, pensando ya como posible dirigente, Pergolini no disimula su preferencia por Juan Román Riquelme como “máximo ídolo” de la institución, pero reconoce que es necesaria una política de puertas abiertas: “Hay que respetar a todos los ex jugadores, ellos fueron más importantes que todos los dirigentes juntos. El tema es que la puerta tiene que estar abierta para todos”. Ameal invitó a Pergolini a formar parte de su agrupación por su cariño con los colores y la capacidad que tiene para la comunicación. De hecho, allí se enfocarían las labores del empresario de 55 años si “Identidad Xeneize” resultara electa.

Al unísono con el resto de los presentes, Pergolini hizo oír el “Y dale, y dale, y dale Boca, dale” agitando un brazo. Y después arengó y grabó desde su celular otro cántico: “Que en diciembre, cueste lo que cueste, en diciembre tenemos que ganar”.

Entre las propuestas destacadas, aseguran a los socios la permanencia en la histórica Bombonera, fortalecer el fútbol amateur, recuperar actividades deportivas, mejorar la participación de las mujeres, darles protagonismo a los afiliados del interior del país y rechazar de plano la idea de una sociedad anónima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí