En un evento de la Unión Industrial de Córdoba, el economista consideró que el dólar a $60 es “un buen dólar”

El economista Carlos Melconian, dio su duro diagnóstico sobre cómo se moverá la economía durante la transición entre el Gobierno de Mauricio Macri y el próximo presidente. Sin embargo, dejó un lugar para creer que en algún momento la situación pueda tener algo de alivio. Aunque se dirigía a un auditorio de empresarios e industriales desencantados y algo escépticos. Por eso, apeló a un lenguaje contundente.

“Siempre en el presente lucís pesimista cuando decís estas cosas. Porque si yo viniera acá y hablara de las oportunidades de Vaca Muerta. Ustedes ya tienen las ‘pelotas por el suelo’ de las oportunidades de Vaca Muerta. Porque no llegan nunca. En cambio venís acá, te comés un garrón una mañana, decís ‘la puta que lo parió’, pero después viene. Y eso es la realidad”, señaló Melconian, con su estilo llano y directo. Pero advirtió que el próximo presidente deberá formar un gran equipo, con gente capaz, honesta y que sepa de los temas.

Salvo algunas excepciones, es típico que los presidentes se van y no dejan reservas

La transición, según el economista, está enfocada en el dólar, la deuda y el mercado bancario y los depósitos. Y no en temas como la inflación o el crecimiento. “¿Qué debe recuperar la Argentina?” La confianza y la credibilidad. Y se necesita plata. Dólares. Y los dólares son las reservas. Y ahí empezó la transición. Es la teta de la vaca de la que maman tres terneros. Los dólares que se venden todos los días, los dólares para pagar la deuda y los dólares de los depósitos que tiene la gente. La leche de la teta se va a usar”, advirtió el ex presidente del Banco Nación. Y recordó que en la Argentina, salvo algunas excepciones, es típico que los presidentes se van y no dejan reservas.

El economista detalló que entre las elecciones primarias (PASO) y hoy se perdieron USD 17.000 millones, pero aun así consideró que “la leche alcanza” al 10 de diciembre, aunque no descartó más controles de cambio. “Esa es la transición”, enfatizó. También consideró que el desembolso de los USD 5.400 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) no va a venir, salvo que Macri gane o acorte la diferencia en la primera vuelta electoral.

El tipo de cambio libre y flotante fue un error y no vuelve mas. Esto empalma con más control de cambios o con otro régimen cambiario”, auguró. Y fue muy contundente sobre la necesidad de que el próximo Gobierno no siga recurriendo al endeudamiento. “Ha sido muy malo que a la Argentina se le haya abierto tan rápido la posibililidad de endeudarse por tanta plata porque no sabemos tomar dos copas de vino. Vas a la botella y terminás así. La clase política y la sociedad van a tener que acompañar como mínimo con equilibrio fiscal y sabiendo que la deuda no la podés usar en gasto corriente. No tiene ni pie ni cabeza”, agregó.

Sobre el tipo de cambio, consideró que a $60 es un “buen dólar”, equivalente al valor de la moneda estadounidense en el mercado paralelo durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. “Vamos a ir a un control de cambio o a un doble mercado cambiario. Y la tentación por atrasar el oficial va a venir. Los gobiernos de entrada quieren poner un peso en el bolsillo de la gente. Pero el atraso de cambio es el poder de compra local. Cuando hay doble mercado, se van a tentar por eso hay marcar la cancha de entrada en esas cosas”, aseguró.

También criticó que el Gobierno de Mauricio Macri, en sus inicios, haya optado por liberar tan rápido los mercados. “¿Para qué liberaste tanto el 10 de diciembre? Salimos con la Ferrari pero en el primer pozo pinchó la goma. La Argentina es para andar con chata, no con Ferrari”, opinó con una nueva metáfora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí