“Estamos en medio de una tragedia histórica”, dijo el primer ministro Hubert Minnis, calificando la devastación como “sin precedentes y extensa”. Ya está camino a Estados Unidos, donde golpeará hoy.

Inundaciones masivas, casas destrozadas y 5 personas muertas dejó como saldo el paso del huracán Dorian en las Bahamas. El viento y el agua causaron estragos explicaron las autoridades. Tanto que recomendaron a las personas a emplear dispositivos de flotación y tener a mano martillos para salir de los áticos si era necesario.

Solo hay registros de una tormenta atlántica más potente. Fue el huracán Allen, en 1980, con vientos de hasta 190 millas por hora, aunque no tocó tierra con esa fuerza

El jefe de policía Samuel Butler instó a las personas a mantener la calma y compartir sus coordenadas GPS, pero dijo que los equipos de rescate tuvieron que esperar hasta que las condiciones climáticas mejoraran.

Residentes de la cercana isla de Abaco publicaron videos en donde se veían casas sin techo, postes de luz derribados y vehículos volteados. Una de las filmaciones mostraba una inundación que avanzaba por las calles de un poblado no identificado casi a la altura del techo de un auto.

En algunas partes de Abaco “no es posible distinguir dónde empieza la calle y dónde comienza el mar”, dijo el primer ministro, Hubert Minnis.

Según un primer balance de las autoridades y de trabajadores de la Cruz Roja, unas 13 mil casas podrían haber sido dañadas o destruidas.

Esta madrugada, la tormenta se debilitó de su categoría 5 -la máxima en la escala- a 3, aunque sigue causando estragos y podría recrudecer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí