10.9 C
Argentina
miércoles, 25 mayo,2022
Dólar: BNA: $117,00/ $123,00 Blue: $201,00 / $204,00
Riesgo País: 1920 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio AHORA MISMO 32 años sin el Negro Olmedo

    32 años sin el Negro Olmedo

    El sábado 5 de marzo de 1988 por la mañana, Alberto Olmedo cayó desde el balcón en el piso 11 de su departamento en Mar del Plata. Hoy, a 32 años de ese trágico suceso que le costó la vida, se lo recuerda con anécdotas de su Rosario natal, su triunfo en Buenos Aires y todo aquello que, a sus 54 años, podía lograr y alcanzar.

    Alberto Olmedo, apodado el Negro, nació en Rosario bajo la presidencia de Agustín P. Justo, el 24 de agosto de 1933. De familia humilde, siempre manifestó que era “un tipo de calle”, siendo así que la calle le tiraba más que los libros y por esta razón la primaria le llevó más tiempo y la terminó a los 15 años.

    El Negro también se dedicaba a hacer changas para colaborar con la economía en su hogar. Trabajó de repartidor en una carnicería y en una panadería. Luego cambió el rubro y se fue a una Imprenta, de la que lo despidieron al poco tiempo por perder un pedido y quedarse dormido en una plaza.

    Más tarde, al terminar su primaria, se sumó al grupo de gimnasia plástica en el Club Atlético Newell’s Old Boys y después, él y su íntimo amigo, Chiquito Reyes se anotaron en la Troupe Juvenil Asturiana del Centro Asturiano para bailar.

    A partir de ese entonces, Olmedo se animó a pedir trabajo en el teatro La Comedia, en el centro de Rosario. Enseguida cautivó al público con su simpatía y, con una recomendación del directir de televisión Pancho Guerrero, llegó a Buenos Aires.

    Una vez instalado en la provincia de Buenos Aires, Olmedo fue artífice de grandes éxitos de televisión. Participó en 44 películas (varias de ellas junto a su compañero, Jorge Porcel), varios programas de televisión como “Piluso”, “Fresco y Batata”, “No toca botón” y “El Chupete”, y también grabó diez discos de chistes.

    Alberto Olmedo junto a Jorge Porcel, una dupla inolvidable.

    Tampoco se puede olvidar su éxito en el teatro, ese que lo acogió de adolescente y que, años más tarde, obligaría a poner el cartel “no hay más localidades” debido a la numerosa cantidad de gente que iba a ver sus funciones.

    Alberto Olmedo y Susana Giménez.

    Sin embargo, esa noche, su última noche, Olmedo se dirigió a su departamento luego de haber cenado en el restaurante Zavalita junto a Hugo Sofovich y Carlos Rottemberg. En el departamento lo esperaba su entonces pareja, Nancy Herrera, quien luego de lo sucedido expresó que ella le había dicho que estaba embarazada de su hijo Alberto que hoy tiene 31 años.

    Ante la noticia, se consideró que el cómico, feliz por su paternidad y con un par de copas de champagne se subió a la baranda del balcón y cayó 40 metros abajo en los jardines del Maral 39. Murió en el acto.

    El Negro Olmedo será recordado siempre por quienes siguieron sus éxitos tanto los que crecieron tomando la leche junto a él como aquellos que rieron con El Manosanta.

    El Negro Olmedo en El Manosanta.
    " "

    Lo último

    " "