17.4 C
Argentina
jueves, 6 mayo,2021
Dólar: BNA: $92,75/ $98,75 Blue: $148,00 / $151,00
Riesgo País: 1574 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    154.759.285
    Recuperados
    83.401.835
    Muertes
    3.237.107
    Confirmados
    3.071.496
    +24079
    Recuperados
    2.734.465
    Muertes
    65.865
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    154.759.285
    Recuperados
    83.401.835
    Muertes
    3.237.107
    Confirmados
    3.071.496
    +24079
    Recuperados
    2.734.465
    Muertes
    65.865
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio MUNDO Advierten confusión y contradicción en la información sobre la salud de Trump

    Advierten confusión y contradicción en la información sobre la salud de Trump

    El diagnóstico de coronavirus y la condición de salud actual del presidente de Estados Unidos, Donald Trump se profundizó luego de varias rondas donde se divulgó información confusa y contradictoria por parte de la Casa Blanca y el personal médico del mandatario, algo que coincide todo el periodismo de ese país.

    A raíz del torbellino de acontecimientos, fuentes cercanas al mandatario norteamericano, quien permanece hospitalizado en el Centro Médico Walter Reed en Bethsda, Maryland, había recibido oxígeno suplementario y experimentó dificultad para respirar, una imagen potencialmente preocupante que parecía contradecir las declaraciones optimistas del médico personal de Trump y las evaluaciones de que estaba bien que circularon en Twitter y otros sitios virtuales.

    Sean Conley, el médico de la Casa Blanca, había hablado fuera del Centro Médico sin ofrecer una declaración clara sobre si el presidente había recibido un tratamiento con oxígeno, ni la fecha exacta en la que comenzó a presentar los síntomas para luego conocerse que había dado positivo en la enfermedad.

    Conley sumó confusión al sugerir que Trump había sido diagnosticado el miércoles y no el jueves, según habían anunciado desde la cuenta oficial, pero luego expresó que se había equivocado. “El presidente Trump continúa evolucionando bien, habiendo logrado un sustancial progreso desde el diagnóstico, aunque aún no está fuera de peligro, el equipo sigue siendo cautelosamente optimista“, informó.

    Más tarde, Mark Meadows, el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, dio a los periodistas una evaluación mucho más sobria fuera de la cámara, calificando los signos vitales de Trump como preocupantes y advirtió que las próximas 48 horas serían fundamentales para el resultado de la enfermedad.

    No obstante, Trump se enojó con Meadows, y en un esfuerzo por demostrar su vitalidad, ordenó realizar un video y autorizó a su confidente Rudy Giuliani a emitir una declaración en su nombre asegurando que se sentía “mucho mejor”, según indicó el New York Times.

    En las imágenes del video compartido, Trump defendió su decisión de continuar haciendo campaña y realizando grandes eventos durante la pandemia. “No tenía otra opción“, expresó el mandatario, quien se negó a cumplir con las recomendaciones básicas de salud pública, incluido el uso de máscaras. “Tenía que estar al frente. No puedo estar encerrado en una habitación totalmente seguro. Como líder, tienes que afrontar los problemas“, manifestó y a su vez, agradeció a todo su equipo médico y elogió los tratamientos de vanguardia que recibe, comparándolos con “milagros que vienen de Dios”.

    La atención médica que recibe el presidente norteamericano es muy superior a la del estudiante promedio, ya que cuenta con asistencia las 24 horas y tratamientos experimentales. Luego de que Trump llegase al hospital, Conley indicó en un memorando que el presidente estaba comenzando a recibir una dosis de ocho gramos de un cóctel de anticuerpos experimental, aunque ninguno de los expertos supo explicar por qué estaba ingiriendo dichos medicamentes cuya eficacia no fue aprobada ni su progreso es satisfactorio.

    Ante la falta de transparencia y claridad por parte de la Casa Blanca se produjo un patrón preocupante en torno a los eventos de la última semana, incluido el conocimiento del diagnóstico de Hope Hicks por una filtración de los medios, ya que Estados Unidos enfrenta una posible crisis de Gobierno a solo un mes previo a las elecciones de noviembre próximo.

    En un intento de acercar tranquilidad sobre el estado del presidente, la Casa Blanca publicó este domingo fotos de Trump trabajando desde su suite médica. En tanto una de las imágenes lo mostraba mirando papeles en una mesa de conferencias con el botón superior de su camisa de vestir blanca desabrochado, mientras que en otra imagen se lo visualiza firmado papeles desde la suite Presidencial.

    Su hija, Ivanka Trump también publicó la primera imagen de su padre junto a la frase: “Nada puede impedirle trabajar para el pueblo estadounidense ¡IMPLACABLE!“.

    Donald Trump deberá permanecer hospitalizado varios días más mientras se avecinan las elecciones presidenciales, por lo que los estadounidenses observan con ansiedad su condición.

    Durante el debate, Trump se había reído de su contrincante Joe Biden por utilizar barbijo y cuidarse del coronavirus, mientras que el demócrata recordó que muchas veces reclamó un enfoque serio de la Casa Blanca de la crisis sanitaria, que ya dejó más de 208.000 muertos en Estados Unidos.

    " "
    " "

    Más Leídas

    CABA: Murió el hombre que esperó durante tres días una cama en terapia intensiva

    Se trata de Jorge Agüero, un hombre de 60 años que había contraído coronavirus la semana anterior y, ante el aumento exponencial...

    Lautaro Martínez confesó que estuvo cerca de ir a Barcelona y contó lo que le dijo Lionel Messi

    Hace menos de un año, Lautaro Martínez se erigió como el protagonista del mercado de pases y su nombre acaparó las portadas...

    Oficial: la Selección Argentina tiene días y horarios para el regreso de las Eliminatorias

    La Selección Argentina comienza a vislumbrar en el horizonte su regreso a la actividad oficial. En marzo pasado, la diseminación de la...

    Almuerzo y reclamos entre la CGT y Alberto Fernández

    Tras el repentino fallecimiento del Superintendente de Servicios de Salud (SSS), Eugenio Zanarini, se originó una pulseada para determinar quién se hará cargo...

    La histórica marca que alcanzó Facundo Campazzo en la victoria de Denver Nuggets

    La progresión de la temporada regular de la NBA ratifica dos premisas: Denver Nuggets es un serio aspirante al título y Facundo...
    " "
    " "
    " "

    El diagnóstico de coronavirus y la condición de salud actual del presidente de Estados Unidos, Donald Trump se profundizó luego de varias rondas donde se divulgó información confusa y contradictoria por parte de la Casa Blanca y el personal médico del mandatario, algo que coincide todo el periodismo de ese país.

    A raíz del torbellino de acontecimientos, fuentes cercanas al mandatario norteamericano, quien permanece hospitalizado en el Centro Médico Walter Reed en Bethsda, Maryland, había recibido oxígeno suplementario y experimentó dificultad para respirar, una imagen potencialmente preocupante que parecía contradecir las declaraciones optimistas del médico personal de Trump y las evaluaciones de que estaba bien que circularon en Twitter y otros sitios virtuales.

    Sean Conley, el médico de la Casa Blanca, había hablado fuera del Centro Médico sin ofrecer una declaración clara sobre si el presidente había recibido un tratamiento con oxígeno, ni la fecha exacta en la que comenzó a presentar los síntomas para luego conocerse que había dado positivo en la enfermedad.

    Conley sumó confusión al sugerir que Trump había sido diagnosticado el miércoles y no el jueves, según habían anunciado desde la cuenta oficial, pero luego expresó que se había equivocado. “El presidente Trump continúa evolucionando bien, habiendo logrado un sustancial progreso desde el diagnóstico, aunque aún no está fuera de peligro, el equipo sigue siendo cautelosamente optimista“, informó.

    Más tarde, Mark Meadows, el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, dio a los periodistas una evaluación mucho más sobria fuera de la cámara, calificando los signos vitales de Trump como preocupantes y advirtió que las próximas 48 horas serían fundamentales para el resultado de la enfermedad.

    No obstante, Trump se enojó con Meadows, y en un esfuerzo por demostrar su vitalidad, ordenó realizar un video y autorizó a su confidente Rudy Giuliani a emitir una declaración en su nombre asegurando que se sentía “mucho mejor”, según indicó el New York Times.

    En las imágenes del video compartido, Trump defendió su decisión de continuar haciendo campaña y realizando grandes eventos durante la pandemia. “No tenía otra opción“, expresó el mandatario, quien se negó a cumplir con las recomendaciones básicas de salud pública, incluido el uso de máscaras. “Tenía que estar al frente. No puedo estar encerrado en una habitación totalmente seguro. Como líder, tienes que afrontar los problemas“, manifestó y a su vez, agradeció a todo su equipo médico y elogió los tratamientos de vanguardia que recibe, comparándolos con “milagros que vienen de Dios”.

    La atención médica que recibe el presidente norteamericano es muy superior a la del estudiante promedio, ya que cuenta con asistencia las 24 horas y tratamientos experimentales. Luego de que Trump llegase al hospital, Conley indicó en un memorando que el presidente estaba comenzando a recibir una dosis de ocho gramos de un cóctel de anticuerpos experimental, aunque ninguno de los expertos supo explicar por qué estaba ingiriendo dichos medicamentes cuya eficacia no fue aprobada ni su progreso es satisfactorio.

    Ante la falta de transparencia y claridad por parte de la Casa Blanca se produjo un patrón preocupante en torno a los eventos de la última semana, incluido el conocimiento del diagnóstico de Hope Hicks por una filtración de los medios, ya que Estados Unidos enfrenta una posible crisis de Gobierno a solo un mes previo a las elecciones de noviembre próximo.

    En un intento de acercar tranquilidad sobre el estado del presidente, la Casa Blanca publicó este domingo fotos de Trump trabajando desde su suite médica. En tanto una de las imágenes lo mostraba mirando papeles en una mesa de conferencias con el botón superior de su camisa de vestir blanca desabrochado, mientras que en otra imagen se lo visualiza firmado papeles desde la suite Presidencial.

    Su hija, Ivanka Trump también publicó la primera imagen de su padre junto a la frase: “Nada puede impedirle trabajar para el pueblo estadounidense ¡IMPLACABLE!“.

    Donald Trump deberá permanecer hospitalizado varios días más mientras se avecinan las elecciones presidenciales, por lo que los estadounidenses observan con ansiedad su condición.

    Durante el debate, Trump se había reído de su contrincante Joe Biden por utilizar barbijo y cuidarse del coronavirus, mientras que el demócrata recordó que muchas veces reclamó un enfoque serio de la Casa Blanca de la crisis sanitaria, que ya dejó más de 208.000 muertos en Estados Unidos.

    Más Leídas

    CABA: Murió el hombre que esperó durante tres días una cama en terapia intensiva

    Se trata de Jorge Agüero, un hombre de 60 años que había contraído coronavirus la semana anterior y, ante el aumento exponencial...

    Lautaro Martínez confesó que estuvo cerca de ir a Barcelona y contó lo que le dijo Lionel Messi

    Hace menos de un año, Lautaro Martínez se erigió como el protagonista del mercado de pases y su nombre acaparó las portadas...

    Oficial: la Selección Argentina tiene días y horarios para el regreso de las Eliminatorias

    La Selección Argentina comienza a vislumbrar en el horizonte su regreso a la actividad oficial. En marzo pasado, la diseminación de la...

    Almuerzo y reclamos entre la CGT y Alberto Fernández

    Tras el repentino fallecimiento del Superintendente de Servicios de Salud (SSS), Eugenio Zanarini, se originó una pulseada para determinar quién se hará cargo...

    La histórica marca que alcanzó Facundo Campazzo en la victoria de Denver Nuggets

    La progresión de la temporada regular de la NBA ratifica dos premisas: Denver Nuggets es un serio aspirante al título y Facundo...