19 C
Argentina
viernes, 7 mayo,2021
Dólar: BNA: $93,00/ $99,00 Blue: $148,00 / $151,00
Riesgo País: 1582 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    154.759.285
    Recuperados
    83.401.835
    Muertes
    3.237.107
    Confirmados
    3.071.496
    +24079
    Recuperados
    2.734.465
    Muertes
    65.865
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    154.759.285
    Recuperados
    83.401.835
    Muertes
    3.237.107
    Confirmados
    3.071.496
    +24079
    Recuperados
    2.734.465
    Muertes
    65.865
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES Conmoción mundial: murió Diego Armando Maradona

    Conmoción mundial: murió Diego Armando Maradona

    En cada rincón del planeta, las lágrimas son el denominador común en millones de rostros. Los amantes del deporte se resquebrajaron en simultáneo frente a una marea de dolor. El impacto de la noticia es nacional, pero la conmoción es mundial. Nadie fue capaz de impedir el suceso que todos querían evitar. La pesadilla se convirtió en realidad: murió Diego Armando Maradona.

    De la última ceremonia participaron sólo 40 personas

    Diego Armando Maradona fue sepultado en el atardecer de este 26 de noviembre en el cementerio privado Jardín Bella Vista. Fue un último acto que estuvo teñido por la emoción pero también por el descontrol, las contradicciones y la pasión con la que vivió y con la que supo vivir a lo largo de la historia.

    En el último adiós, el más íntimo, el que tuvo a sus familiares y amigos más cercanos estuvieron sus hermanos Ana, Rita, Elsa y Raúl, sus hijas Dalma, Giannina, Jana y Diego Fernando, su exesposa Claudia Villafañe, su expareja Verónica Ojeda, su sobrino Daniel Líopez Maradona, su exrepresentante Guillermo Cóppola, el embajador de Italia en la Argentina, Giuseppe Manzo. El acto fue supervisando por el ministro de Seguridad, Sergio Berni.

    Se estima que alrededor de 40 personas asistieron a esa ceremonia privada en la que tras el arribo del cortejo fúnebre al cementerio de Bella Vista exactamente a las 19hs. Maradona ya descansa junto a la tumba de su madre, Dalma Franco, "Doña Tota", y muy cerca de la de su padre, Don Diego Maradona.

    La despedida íntima en el cementerio de Bella Vista

    Uno de los detalles más emocionantes de este momento final fue la imagen de Guillermo Copolla, quien empuñaba una empuñadura del cajón que llevaba el ferétro. Del otro se ubicaba “Lalo” Maradona.

    En total recorrieron unos 50 metros hasta el gazebo blanco instalado sobre la tumba que reunió a los asistentes en un responso ofrecido por un sacerdote que fue el primero en llegar al Jardín Bella Vista.

    El momento de culminar tuvo un cerrado aplauso de todos los concurrente a modo de último adiós. Se trató un aplauso como los tantos que supo cosechar a lo largo de su vida futbolística. Uno de los tantos aplausos que seguirán repitiendo.

    Siendo las 20s en Argentina, y mientras Maradona descendía a su sepultura, en todo el mundo los homenajes se sucedían. Desde Villa Fiorito hasta Nápoles, donde se vivió una verdadera jornada de emoción.

    Miles de personas los despidieron en la Casa Rosada

    Su historia

    Luego de ascender de categorías de manera meteórica, realizó su debut en Primera División con la entidad de La Paternal el 20 de octubre de 1976, en la cancha de Juan Agustín García y Boyacá, ante Talleres de Córdoba. Solo faltaban 10 días para que recién cumpliera 16 años, pero Maradona demostró la técnica y actitud que siempre lo caracterizó: ingresó en el complemento, con el número 16 en la espalda, y le tiró un caño a Juan Domingo Patricio Cabrera en una de sus primeras intervenciones en el partido. ¿El resultado? El Bicho perdió 1-0, pero fue anecdótico.

    Solo unos meses después de su irrupción en Argentinos, César Luis Menotti lo citó por primera ocasión a la Selección Argentina. El 27 de febrero de 1977, efectuó su estreno con el combinado nacional en el triunfo 5-1 frente a Hungría en La Bombonera y deleitó al público presente, que empezó a corear su nombre. Sin embargo, más tarde recibiría uno de los impactos más importantes en su vínculo con la Albiceleste: el 19 de mayo de 1978, el Flaco decidió marginarlo de la nómina de convocados para el Mundial, donde Argentina fue el anfitrión y culminó con la conquista del título.

    La gloria en México: el Diez comandó a la Selección Argentina la conquista del Mundial en 1986.

    La revancha con el seleccionado la obtuvo al año siguiente, pero en el ámbito juvenil. Con la dirección técnica de Menotti, se coronó campeón de la Copa del Mundo Sub 20 de Japón en un plantel que integraban futuras figuras como Juan Simón, Ramón Díaz, Juan Barbas y Gabriel Calderón. En aquel certamen, Pelusa marcó un gol de tiro libre en la victoria 3-1 sobre la Unión Soviética en la final disputada el 7 de septiembre de ese año en Tokio. Además, fue considerado como el futbolista más destacado del torneo.

    Pese a que estaba en la órbita de Barcelona, Juventus y hasta de River, su primera transferencia tuvo como destino el club de sus amores. En diciembre de 1980, Boca acordó su arribo a préstamo a cambio de cuatro millones de dólares más los pases de seis futbolistas. “Lo quería Barcelona, lo quería River Plei, Maradona es de Boca, porque gallina no es”, fue el hit de los fanáticos del Xeneize. En su primera competencia con el equipo, se erigió como uno de los pilares en la obtención del Torneo Metropolitano 1981. La concentración con la Selección para el Mundial de España 1982 culminó su ciclo en el club de La Ribera de manera prematura tras 40 partidos y 28 goles.

    Luego de una amarga aventura mundialista, donde Argentina fue eliminado en la segunda fase y fue expulsado tras una infracción con vehemencia en el último cotejo frente a Brasil, desembarcó en Barcelona. Entre luces y sombras, anotó 38 goles en 58 partidos y fue partícipe de los títulos logrados en la Copa del Rey, la Copa de la Liga y la Supercopa de España. La expedición en el conjunto de Cataluña estuvo marcada por dos inconvenientes físicos que le impidieron brillar como anhelaba: primero sufrió una hepatitis que lo mantuvo inactivo por tres meses y después padeció la fractura del tobillo de la pierna izquierda como consecuencia de una falta de Andoni Goicoetxea en un enfrentamiento con Athletic Bilbao en el marco de La Liga.

    La siguiente escala fue una de las más alegres de su carrera. El 5 de julio de 1984, fue presentado como nuevo refuerzo de Napoli en un San Paolo colmado de hinchas. Desde entonces, Maradona obró uno de sus más grandes milagros: transformó a un equipo que se había salvado del descenso por un punto en la temporada anterior a su aterrizaje en el campeón de Italia y un rival a temer a nivel internacional. De esta manera, se convirtió en el héroe de una ciudad en el marco de la venganza del Sur sobre el Norte. Con la capa atada a su cuello y flotando sobre su espalda, comandó al elenco a ganar dos Serie A, una Copa Italia, una Supercopa Italia y una Copa de la UEFA.

    La histórica imagen del San Paolo: el astro fue recibido por una multitud en su presentación como nuevo futbolista de Napoli.

    La Albiceleste siempre fue el lugar donde Maradona esbozó sus mejores sonrisas. Sin embargo, ninguna podría asemejarse a la que mostró durante el Mundial de 1986. México fue el escenario donde reveló sus mejores trucos y el planeta fue testigo de su magia. El Diez fue el as del seleccionado que dirigía Carlos Bilardo y sustentó las esperanzas de un equipo que había llegado cuestionado. El denominado “Gol del Siglo” y “La Mano de Dios” en los cuartos de final frente a Inglaterra fueron la antesala a la final contra Alemania, donde brindó la asistencia para que Jorge Burruchaga decretara la victoria 3-2 que le permitió a Argentina levantar la copa en el Estadio Azteca el 29 de junio de aquel año. El subcampeonato en Italia 1990 y la recordada frase “me cortaron las piernas” tras el doping en Estados Unidos 1994 fueron sus últimos episodios con la Selección.

    Luego de sus pasos por Sevilla y Newell’s, le cumplieron su deseo y regresó a Boca para desarrollar una segunda y última etapa en la institución, pero no consiguió reeditar los éxitos de su primer ciclo. Después de una serie de episodios polémicos relacionados al resultado de un nuevo control antidopaje, regresó a los terrenos de juego el 25 de octubre de 1977 en la victoria 2-1 sobre River en el Monumental, donde en el entretiempo fue reemplazado por Juan Román Riquelme. Aquel fue su último partido oficial y el día de su cumpleaños 37 anunció su retiro de la actividad profesional. El 10 de noviembre de 2001, en el césped de La Bombonera, realizó su despedida con un duelo entre la Selección Argentina y un combinado de estrellas, que contaba con figuras como Eric Cantona, Carlos Valderrama, René Higuita y Hristo Stoichkov, entre otros.

    El estado de salud de Maradona encendió las alarmas en distintas oportunidades y fue internado varias veces por su adicción a la cocaína. En enero del 2000, fue trasladado al Sanatorio Cantegril cuando estaba de vacaciones en Punta del Este por un cuadro de crisis hipertensiva y una arritmia ventricular. Luego de abandonar el centro médico, se trasladó a Cuba para iniciar un proceso de rehabilitación. En otra ocasión, ingresó a la clínica neuropsiquiátrica “Del Parque” para desintoxicarse, mientras que en marzo de 2007 fue dirigido al Sanatorio Güemes, donde se le diagnosticó una hepatitis química, aguda y tóxica. Al salir, sufrió una recaída y fue trasladado al Sanatorio Madre Teresa de Calcuta en Ezeiza, pero más tarde lo derivaron al Sanatorio Arcos de Buenos Aires, cuando decidió internarse en la Clínica Avril para terminar con su adicción al alcohol.

    El regreso al fútbol argentino: Maradona se hizo cargo de la dirección técnica de Gimnasia de La Plata en septiembre de 2019 y revolucionó al mundo del fútbol.

    Después de la experiencia como conductor del programa televisivo “La Noche del Diez”, retomó su carrera como entrenador. En octubre de 2008, fue anunciado como nuevo técnico de la Selección en reemplazo de Alfio Basile. Hasta el momento, solo había protagonizado efímeras aventuras en los bancos de Deportivo Mandiyú y Racing mientras cumplía la sanción que le impusieron por dar positivo en un control antidoping. Con la Albiceleste, donde tuvo bajo sus órdenes a Lionel Messi, concretó la agónica clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, donde el elenco cayó ante Alemania en los cuartos de final. Tras la Copa del Mundo se produjo su salida y continuó nutriendo su currículum como estratega: Al Wasl, Al Fujairah y Dorados de Sinaloa.

    El 5 de septiembre de 2019, aceptó la propuesta y se convirtió en el nuevo entrenador de Gimnasia de La Plata, donde desarrolló su última aventura en el mundo del fútbol. Su nueva vuelta al campeonato argentino generó una revolución: se agotaron las camisetas del Lobo con su apellido en la espalda y recibió homenajes en cada estadio que visitó. Aunque impulsó a un vestuario caído, el descenso a la Primera Nacional parecía inevitable. Sin embargo, la AFA suspendió los descensos en todas las categorías por dos años y el Tripero se mantuvo en Primera.

    Desde entonces, y en un contexto agravado por la pandemia del coronavirus, se sucedieron los inconvenientes: una imagen preocupante en el homenaje que le brindaron en su cumpleaños número 60 en el marco de la jornada inaugural de la Copa de la Liga Profesional, la internación en la Clínica Ipensa de La Plata a causa de un cuadro de anemia y deshidratación y el traslado de urgencia a la Clínica Olivos, donde fue operado por un hematoma subdural. Pese a que recibió el alta y se hospedó en una casa en el barrio San Andrés, en el partido de Tigre, se produjo el suceso que nadie deseaba. La pesadilla se convirtió en realidad. Diego se fue, pero su legado es inmortal.

    " "
    " "

    Más Leídas

    Provincia reforzará los controles en los accesos a partir de este fin de semana próximo

    Luego del caos que se produjo en el tránsito el sábado pasado, el gobierno bonaerense confirmó que mantendrá los controles sanitarios en...

    La increíble propuesta de Villarreal a una actriz porno de cara a la final de la Europa League

    Villarreal disfruta de la conquista de un logro sin precedentes en su historia. El elenco español empató 0-0 con el Arsenal de...

    Denunciaron a Larreta por homicidio tras la muerte de una vicedirectora por coronavirus

    Según informó el canal C5N, el jefe de gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta fue denunciado por homicidio este viernes 07/05. Esto se...

    #NuevosGruposPrioritarios

    Con el fin de “disminuir la morbilidad, mortalidad y el impacto socio-económico causados por la pandemia de coronavirus en Argentina, a partir...

    #ReuniónPorLasPASO

    Cerca de las 17 horas de hoy, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, junto al titular de la Cámara de...
    " "
    " "
    " "

    En cada rincón del planeta, las lágrimas son el denominador común en millones de rostros. Los amantes del deporte se resquebrajaron en simultáneo frente a una marea de dolor. El impacto de la noticia es nacional, pero la conmoción es mundial. Nadie fue capaz de impedir el suceso que todos querían evitar. La pesadilla se convirtió en realidad: murió Diego Armando Maradona.

    De la última ceremonia participaron sólo 40 personas

    Diego Armando Maradona fue sepultado en el atardecer de este 26 de noviembre en el cementerio privado Jardín Bella Vista. Fue un último acto que estuvo teñido por la emoción pero también por el descontrol, las contradicciones y la pasión con la que vivió y con la que supo vivir a lo largo de la historia.

    En el último adiós, el más íntimo, el que tuvo a sus familiares y amigos más cercanos estuvieron sus hermanos Ana, Rita, Elsa y Raúl, sus hijas Dalma, Giannina, Jana y Diego Fernando, su exesposa Claudia Villafañe, su expareja Verónica Ojeda, su sobrino Daniel Líopez Maradona, su exrepresentante Guillermo Cóppola, el embajador de Italia en la Argentina, Giuseppe Manzo. El acto fue supervisando por el ministro de Seguridad, Sergio Berni.

    Se estima que alrededor de 40 personas asistieron a esa ceremonia privada en la que tras el arribo del cortejo fúnebre al cementerio de Bella Vista exactamente a las 19hs. Maradona ya descansa junto a la tumba de su madre, Dalma Franco, "Doña Tota", y muy cerca de la de su padre, Don Diego Maradona.

    La despedida íntima en el cementerio de Bella Vista

    Uno de los detalles más emocionantes de este momento final fue la imagen de Guillermo Copolla, quien empuñaba una empuñadura del cajón que llevaba el ferétro. Del otro se ubicaba “Lalo” Maradona.

    En total recorrieron unos 50 metros hasta el gazebo blanco instalado sobre la tumba que reunió a los asistentes en un responso ofrecido por un sacerdote que fue el primero en llegar al Jardín Bella Vista.

    El momento de culminar tuvo un cerrado aplauso de todos los concurrente a modo de último adiós. Se trató un aplauso como los tantos que supo cosechar a lo largo de su vida futbolística. Uno de los tantos aplausos que seguirán repitiendo.

    Siendo las 20s en Argentina, y mientras Maradona descendía a su sepultura, en todo el mundo los homenajes se sucedían. Desde Villa Fiorito hasta Nápoles, donde se vivió una verdadera jornada de emoción.

    Miles de personas los despidieron en la Casa Rosada

    Su historia

    Luego de ascender de categorías de manera meteórica, realizó su debut en Primera División con la entidad de La Paternal el 20 de octubre de 1976, en la cancha de Juan Agustín García y Boyacá, ante Talleres de Córdoba. Solo faltaban 10 días para que recién cumpliera 16 años, pero Maradona demostró la técnica y actitud que siempre lo caracterizó: ingresó en el complemento, con el número 16 en la espalda, y le tiró un caño a Juan Domingo Patricio Cabrera en una de sus primeras intervenciones en el partido. ¿El resultado? El Bicho perdió 1-0, pero fue anecdótico.

    Solo unos meses después de su irrupción en Argentinos, César Luis Menotti lo citó por primera ocasión a la Selección Argentina. El 27 de febrero de 1977, efectuó su estreno con el combinado nacional en el triunfo 5-1 frente a Hungría en La Bombonera y deleitó al público presente, que empezó a corear su nombre. Sin embargo, más tarde recibiría uno de los impactos más importantes en su vínculo con la Albiceleste: el 19 de mayo de 1978, el Flaco decidió marginarlo de la nómina de convocados para el Mundial, donde Argentina fue el anfitrión y culminó con la conquista del título.

    La gloria en México: el Diez comandó a la Selección Argentina la conquista del Mundial en 1986.

    La revancha con el seleccionado la obtuvo al año siguiente, pero en el ámbito juvenil. Con la dirección técnica de Menotti, se coronó campeón de la Copa del Mundo Sub 20 de Japón en un plantel que integraban futuras figuras como Juan Simón, Ramón Díaz, Juan Barbas y Gabriel Calderón. En aquel certamen, Pelusa marcó un gol de tiro libre en la victoria 3-1 sobre la Unión Soviética en la final disputada el 7 de septiembre de ese año en Tokio. Además, fue considerado como el futbolista más destacado del torneo.

    Pese a que estaba en la órbita de Barcelona, Juventus y hasta de River, su primera transferencia tuvo como destino el club de sus amores. En diciembre de 1980, Boca acordó su arribo a préstamo a cambio de cuatro millones de dólares más los pases de seis futbolistas. “Lo quería Barcelona, lo quería River Plei, Maradona es de Boca, porque gallina no es”, fue el hit de los fanáticos del Xeneize. En su primera competencia con el equipo, se erigió como uno de los pilares en la obtención del Torneo Metropolitano 1981. La concentración con la Selección para el Mundial de España 1982 culminó su ciclo en el club de La Ribera de manera prematura tras 40 partidos y 28 goles.

    Luego de una amarga aventura mundialista, donde Argentina fue eliminado en la segunda fase y fue expulsado tras una infracción con vehemencia en el último cotejo frente a Brasil, desembarcó en Barcelona. Entre luces y sombras, anotó 38 goles en 58 partidos y fue partícipe de los títulos logrados en la Copa del Rey, la Copa de la Liga y la Supercopa de España. La expedición en el conjunto de Cataluña estuvo marcada por dos inconvenientes físicos que le impidieron brillar como anhelaba: primero sufrió una hepatitis que lo mantuvo inactivo por tres meses y después padeció la fractura del tobillo de la pierna izquierda como consecuencia de una falta de Andoni Goicoetxea en un enfrentamiento con Athletic Bilbao en el marco de La Liga.

    La siguiente escala fue una de las más alegres de su carrera. El 5 de julio de 1984, fue presentado como nuevo refuerzo de Napoli en un San Paolo colmado de hinchas. Desde entonces, Maradona obró uno de sus más grandes milagros: transformó a un equipo que se había salvado del descenso por un punto en la temporada anterior a su aterrizaje en el campeón de Italia y un rival a temer a nivel internacional. De esta manera, se convirtió en el héroe de una ciudad en el marco de la venganza del Sur sobre el Norte. Con la capa atada a su cuello y flotando sobre su espalda, comandó al elenco a ganar dos Serie A, una Copa Italia, una Supercopa Italia y una Copa de la UEFA.

    La histórica imagen del San Paolo: el astro fue recibido por una multitud en su presentación como nuevo futbolista de Napoli.

    La Albiceleste siempre fue el lugar donde Maradona esbozó sus mejores sonrisas. Sin embargo, ninguna podría asemejarse a la que mostró durante el Mundial de 1986. México fue el escenario donde reveló sus mejores trucos y el planeta fue testigo de su magia. El Diez fue el as del seleccionado que dirigía Carlos Bilardo y sustentó las esperanzas de un equipo que había llegado cuestionado. El denominado “Gol del Siglo” y “La Mano de Dios” en los cuartos de final frente a Inglaterra fueron la antesala a la final contra Alemania, donde brindó la asistencia para que Jorge Burruchaga decretara la victoria 3-2 que le permitió a Argentina levantar la copa en el Estadio Azteca el 29 de junio de aquel año. El subcampeonato en Italia 1990 y la recordada frase “me cortaron las piernas” tras el doping en Estados Unidos 1994 fueron sus últimos episodios con la Selección.

    Luego de sus pasos por Sevilla y Newell’s, le cumplieron su deseo y regresó a Boca para desarrollar una segunda y última etapa en la institución, pero no consiguió reeditar los éxitos de su primer ciclo. Después de una serie de episodios polémicos relacionados al resultado de un nuevo control antidopaje, regresó a los terrenos de juego el 25 de octubre de 1977 en la victoria 2-1 sobre River en el Monumental, donde en el entretiempo fue reemplazado por Juan Román Riquelme. Aquel fue su último partido oficial y el día de su cumpleaños 37 anunció su retiro de la actividad profesional. El 10 de noviembre de 2001, en el césped de La Bombonera, realizó su despedida con un duelo entre la Selección Argentina y un combinado de estrellas, que contaba con figuras como Eric Cantona, Carlos Valderrama, René Higuita y Hristo Stoichkov, entre otros.

    El estado de salud de Maradona encendió las alarmas en distintas oportunidades y fue internado varias veces por su adicción a la cocaína. En enero del 2000, fue trasladado al Sanatorio Cantegril cuando estaba de vacaciones en Punta del Este por un cuadro de crisis hipertensiva y una arritmia ventricular. Luego de abandonar el centro médico, se trasladó a Cuba para iniciar un proceso de rehabilitación. En otra ocasión, ingresó a la clínica neuropsiquiátrica “Del Parque” para desintoxicarse, mientras que en marzo de 2007 fue dirigido al Sanatorio Güemes, donde se le diagnosticó una hepatitis química, aguda y tóxica. Al salir, sufrió una recaída y fue trasladado al Sanatorio Madre Teresa de Calcuta en Ezeiza, pero más tarde lo derivaron al Sanatorio Arcos de Buenos Aires, cuando decidió internarse en la Clínica Avril para terminar con su adicción al alcohol.

    El regreso al fútbol argentino: Maradona se hizo cargo de la dirección técnica de Gimnasia de La Plata en septiembre de 2019 y revolucionó al mundo del fútbol.

    Después de la experiencia como conductor del programa televisivo “La Noche del Diez”, retomó su carrera como entrenador. En octubre de 2008, fue anunciado como nuevo técnico de la Selección en reemplazo de Alfio Basile. Hasta el momento, solo había protagonizado efímeras aventuras en los bancos de Deportivo Mandiyú y Racing mientras cumplía la sanción que le impusieron por dar positivo en un control antidoping. Con la Albiceleste, donde tuvo bajo sus órdenes a Lionel Messi, concretó la agónica clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, donde el elenco cayó ante Alemania en los cuartos de final. Tras la Copa del Mundo se produjo su salida y continuó nutriendo su currículum como estratega: Al Wasl, Al Fujairah y Dorados de Sinaloa.

    El 5 de septiembre de 2019, aceptó la propuesta y se convirtió en el nuevo entrenador de Gimnasia de La Plata, donde desarrolló su última aventura en el mundo del fútbol. Su nueva vuelta al campeonato argentino generó una revolución: se agotaron las camisetas del Lobo con su apellido en la espalda y recibió homenajes en cada estadio que visitó. Aunque impulsó a un vestuario caído, el descenso a la Primera Nacional parecía inevitable. Sin embargo, la AFA suspendió los descensos en todas las categorías por dos años y el Tripero se mantuvo en Primera.

    Desde entonces, y en un contexto agravado por la pandemia del coronavirus, se sucedieron los inconvenientes: una imagen preocupante en el homenaje que le brindaron en su cumpleaños número 60 en el marco de la jornada inaugural de la Copa de la Liga Profesional, la internación en la Clínica Ipensa de La Plata a causa de un cuadro de anemia y deshidratación y el traslado de urgencia a la Clínica Olivos, donde fue operado por un hematoma subdural. Pese a que recibió el alta y se hospedó en una casa en el barrio San Andrés, en el partido de Tigre, se produjo el suceso que nadie deseaba. La pesadilla se convirtió en realidad. Diego se fue, pero su legado es inmortal.

    Más Leídas

    Provincia reforzará los controles en los accesos a partir de este fin de semana próximo

    Luego del caos que se produjo en el tránsito el sábado pasado, el gobierno bonaerense confirmó que mantendrá los controles sanitarios en...

    La increíble propuesta de Villarreal a una actriz porno de cara a la final de la Europa League

    Villarreal disfruta de la conquista de un logro sin precedentes en su historia. El elenco español empató 0-0 con el Arsenal de...

    Denunciaron a Larreta por homicidio tras la muerte de una vicedirectora por coronavirus

    Según informó el canal C5N, el jefe de gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta fue denunciado por homicidio este viernes 07/05. Esto se...

    #NuevosGruposPrioritarios

    Con el fin de “disminuir la morbilidad, mortalidad y el impacto socio-económico causados por la pandemia de coronavirus en Argentina, a partir...

    #ReuniónPorLasPASO

    Cerca de las 17 horas de hoy, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, junto al titular de la Cámara de...