25.9 C
Argentina
viernes, 7 octubre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES Messi volvió a festejar de penal y Barcelona le ganó 2-1 a...

    Messi volvió a festejar de penal y Barcelona le ganó 2-1 a Dinamo Kiev en la Champions League

    Barcelona acumula cuatro encuentros sin triunfos en La Liga, pero mantiene una sonrisa inmaculada en la Champions League. En el Camp Nou, en el marco de la tercera jornada del Grupo G del certamen continental, el equipo dirigido por Ronald Koeman sufrió reiterados problemas defensivos, pero se benefició de sus mejores pasajes en el duelo y, con otro gol de Lionel Messi de penal, derrotó 2-1 a Dinamo Kiev de Ucrania, que había llegado con un plantel diezmando por casos de coronavirus, lesiones y una suspensión.

    El elenco de Cataluña, que arribaba tras haber empatado ante Alavés, se adueñó de la iniciativa desde los primeros compases del compromiso. Con un rol protagónico, el dueño de casa le brindó un sentido activo al monopolio del balón con una veloz distribución, donde contaba con injerencia el holandés Frenkie de Jong, quien se desempeñó como segundo zaguero y fue uno de los responsables de la eficaz salida terrestre de la pelota.

    Lionel Messi convirtió su quinto tanto en la actual temporada (cuatro con Barcelona y uno con la Selección Argentina) y todos fueron de penal.

    El control geográfico del Culé se convirtió en un asedio en cuestión de escasos minutos. Las triangulaciones que edificaba en los extremos del terreno de juego generaban una desorganización defensiva en su rival y propiciaba la aparición de resquicios en los callejones centrales, donde Messi se encontraba al asecho. El argentino estuvo participativo desde el comienzo del duelo y exhibió la intención de construir sociedades en el sector ofensivo con Pedri, Antoine Griezmann, Ansu Fati y el propio Jordi Alba.

    En este escenario, el rosarino recibió un pase de Fati en la puerta del área y, cuando se aventuraba a desairar a tres rivales, fue derribado por Denys Popov. En consecuencia, el árbitro del cotejo, el inglés Michael Oliver, sancionó penal. A los 4’, la Pulga se encargó de la ejecución y con un disparo cruzado de zurda superó la resistencia del arquero Ruslan Neshcheret, quien adivinó la intención, y estableció el 1-0.

    Solo unos instantes después, el conjunto catalán coqueteó con una nueva conquista en el marcador. En primera instancia, Pedri conectó un centro en el corazón del área y su disparo se estrelló en el travesaño. Unos segundos después, el propio mediocampista desniveló por el sector izquierdo y lanzó un pase atrás hacia el sector opuesto que cayó en los pies de Griezmann, quien se hallaba en soledad, pero remató desviado.

    Luego de 82 días, Marc André ter Stegen volvió a la titularidad tras una operación en la rodilla derecha y salvó al elenco de Cataluña en diversas ocasiones.

    Dinamo Kiev, que llegó al enfrentamiento con 13 ausencias (nueve por coronavirus, tres por lesión y una por suspensión), mantuvo una postura conservadora tras la anotación de Messi. El equipo ucraniano se replegaba en su propio campo con un esquema 4-4-2 cuando no gozaba de la tenencia, pero no conseguía interrumpir las cadenas de pases del Barsa, concedía espacios y era obligado a defender cada vez más cerca de la posición de Neshcheret.

    No obstante, los comandados por el rumano Mircea Lucescu consiguieron inquietar cuando huían del dominio local y se asentaban en campo contrario. Los extremos Viktor Tsygankov y Gerson Rodrigues se convirtieron en los principales factores de desequilibrio del equipo y se encargaron de exponer las deficiencias defensivas de Barcelona que se acentúan con la progresión de la temporada. Sin embargo, los arrebatos ofensivos que construyó la visita fueron neutralizados por Marc André ter Stegen, quien volvió al arco catalán tras una operación en la rodilla derecha que le demandó 82 días de recuperación.

    El destacado nivel que exhibió el arquero alemán en su regreso fue emulado por su colega Neshcheret, que disputó su segundo partido en la máxima categoría del elenco de Kiev y se erigió como salvador en diversas oportunidades. De hecho, el juvenil, de 18 años, impidió un nuevo tanto de Messi en el prólogo del complemento cuando bloqueó un remate de tiro libre que se dirigía hacia el ángulo superior derecho de su arco.

    Luego de un centro de Ansu Fati, Gerard Piqué impactó de cabeza en el corazón del área y convirtió el segundo gol del conjunto catalán.

    De todas maneras, Barcelona no claudicó sus intentos y obtuvo otro rédito de sus constantes expediciones ofensivas. A los 19’, Ansu Fati recibió en el carril izquierdo, observó el panorama y lanzó un envío aéreo que se transformó en una asistencia para Gerard Piqué, que permanecía en el área tras un córner y se encargó de conectar el centro de cabeza para firmar el 2-0.

    Con el transcurso de los minutos, Barcelona ingresó en una meseta en su juego, donde perdió desequilibrio en ataque y, en contrapartida, se incrementaron sus problemas defensivos. En este panorama, el cuadro ucraniano materializó el descuento. A los 30’, Carlos de Peña envió un pase raso desde el sector izquierdo y, luego de que Ter Stegen bloqueara el disparo de Benjamin Verbic, Viktor Tsygankov capturó el rebote en el segundo poste y empujó el balón al fondo de la red para el 1-2.

    Con pasajes de sobresaltos, Barcelona resistió, defendió la diferencia ante un rival con un orgullo inquebrantable y obtuvo su tercera victoria consecutiva en la Champions League. Por lo tanto, después de tres presentaciones mantiene un puntaje perfecto en el Grupo G, que completan Juventus y Ferencvaros. En la próxima jornada, volverá a enfrentarse con Dinamo Kiev, en Ucrania, el martes 24 de noviembre, a partir de las 17.

    Formaciones

    Barcelona: Marc André ter Stegen; Sergiño Dest, Gerard Piqué, Frenkie de Jong, Jordi Alba; Sergio Busquets (ST 29’ Clément Lenglet), Miralem Pjanic (ST 15’ Sergi Roberto); Pedri (ST 37’ Carles Aleñá), Antoine Griezmann (ST 15’ Ousmane Dembelé), Ansu Fati (ST 29’ Francisco Trincao); Lionel Messi. Entrenador: Ronald Koeman.

    Dinamo Kiev: Ruslan Neshcheret; Tomasz Kedziora, Illia Zabarnyi, Denys Popov, Artem Shabanov; Vitaly Buyalsky (ST 40’ Bogdan Lednev), Volodymyr Shepelev, Oleksandr Andrievsky; Viktor Tsygankov, Vladyslav Supriaha (ST 26’ Benjamin Verbic) y Gerson Rodrigues (ST 26’ Carlos de Pena). Entrenador: Mircea Lucescu.

    Goles: PT 4’ Lionel Messi -de penal- (BAR). ST 19’ Gerard Piqué (BAR) y 30’ Viktor Tsygankov (DIN).

    Amonestados: ST 25’ Vitaly Buyalsky (DIN).

    Estadio: Camp Nou (Cataluña).

    Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra).

    " "

    Lo último

    " "