17 C
Argentina
sábado, 24 septiembre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES Josep María Bartomeu renunció a la presidencia de Barcelona: razones y reemplazante

    Josep María Bartomeu renunció a la presidencia de Barcelona: razones y reemplazante

    Barcelona busca estabilidad, pero no la encuentra en el campo de juego ni en los despachos. Los esfuerzos por recuperar la paz de antaño son contraproducentes y, en consecuencia, los conflictos internos se incrementan con el transcurso de las horas. En este escenario, Josep María Bartomeu dejó a un lado la resistencia y presentó su renuncia a la presidencia del club durante el cónclave de urgencia que se desarrolló este martes, donde el resto de los directivos también dimitieron.

    La resolución del hasta ahora máximo dirigente del Blaugrana se produce solo un día después de haber expresado en conferencia de prensa que no existía la posibilidad de que abandonara su cargo. Sin embargo, las autoridades catalanas habían rechazado su petición para postergar la moción de censura en su contra y, en consonancia, se había ratificado la votación para el 1 y 2 de noviembre en el Camp Nou.

    Josep María Bartomeu había asumido como presidente de Barcelona en enero de 2014 tras la renuncia de Sandro Rosell.

    El dirigente le había enviado una carta a la Generalitat de Cataluña con el objetivo de obtener una prórroga y así poder habilitar nuevos centros de votación, lo cual hubiese impedido una aglomeración en las instalaciones del estadio en una época de incremento de contagios por la pandemia del coronavirus. “Nuestro electorado tiene una media de edad de 58 años, con más de 40.000 socios mayores de 60 años y nuestra mayor preocupación se centra en evitar toda actuación que coloque a estos colectivos ante un riesgo elevadísimo de contagio, dada su vulnerabilidad”, expresaba la misiva.

    No obstante, la Generalitat declinó el pedido de aplazar los sufragios por cuestiones sanitarias. “No se observan impedimentos jurídicos ni sanitarios para celebrar la votación del voto de censura, siempre y cuando se incluyan en el protocolo organizativo los requisitos que el grupo técnico PROCICAT presentó en la reunión celebrada el pasado 21 de octubre”, fue la respuesta que puso contra las cuerdas al presidente, quien decidió dar un paso al costado.

    Con la renuncia del empresario español, el Culé será comandado por una Comisión Gestora hasta que se celebren las elecciones en un plazo menor a tres meses.

    Con la salida de Bartomeu, el Barsa será comandado por una junta gestora hasta que se celebren las elecciones en un plazo menor a tres meses. “Si la dimisión, la renuncia o el cese de los miembros de la Junta Directiva se produce de manera simultánea y generalizada, se debe constituir una Comisión Gestora que sustituya la Junta Directiva”, señala el artículo 35.4 de los estatutos del club.

    La Comisión Gestora cuenta como principal atribución “la convocatoria de elecciones para constituir una nueva Junta Directiva, lo que debe hacer en el plazo de tres meses desde que sus miembros hayan tomado posesión de sus cargos”. El grupo será encabezado por Carlos Tusquets, un empresario multisectorial, con experiencia en negocios de hostelería, energéticos e inmobiliarios, y que hasta hoy ejercía el rol de presidente de la Comisión Económica.

    El conflicto que Bartomeu protagonizó con Lionel Messi incrementó el malestar de la política opositora del Barsa.

    Bartomeu había asumido como presidente el 23 de enero de 2014 tras la renuncia de Sandro Rosell por el denominado ‘Caso Neymar’. El triplete (La Liga, Champions League y Copa del Rey) obtenido en la temporada 2014/15 derivó en su triunfo en las elecciones del 18 de julio de 2015. Desde entonces, las sombras predominaron sobre las luces y su ciclo estuvo marcado por diversos conflictos. El suceso más polémico se produjo solo unos meses atrás cuando estableció todos los obstáculos posibles para impedir la salida de Lionel Messi, quien permaneció en el equipo y crítico el accionar del mandatario.

    “Comunico mi dimisión y del resto de la junta directiva. Es una decisión meditada, serena y acordada por todos mis compañeros. Hemos recibido la respuesta de la Generalitat y su respuesta es clara: no hay impedimentos jurídicos y sanitarios para impedir la votación de la moción de censura si se incluyen los requisitos del PROSICAT”, manifestó Bartomeu en la conferencia de prensa que brindó este martes.

    Y agregó: “Dejamos el club en manos de una gestora y esperamos que pueda llevar a cabo nuestras decisiones en plena pandemia. No nos queríamos perpetuar en el gobierno del club, como he escuchado desde hace meses. ¿Por qué no dimitimos antes? Después de la eliminación en Champions lo más fácil era irse, pero había que tomar decisiones. Se tenía que hacer en medio de una crisis mundial sin precedentes. No lo podía hacer una gestora con funciones limitadas. ¿Quién habría fichado un nuevo técnico?, ¿quién habría defendido la continuidad de Leo Messi?”. Frente a la luz de las cámaras, pero entre las sombras de sus problemas de conducción, Bartomeu se marchó de Barcelona.

    " "

    Lo último

    " "