25.9 C
Argentina
viernes, 7 octubre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES Con un gol de Messi, Barcelona goleó 5-1 a Ferencvaros en su...

    Con un gol de Messi, Barcelona goleó 5-1 a Ferencvaros en su debut en la Champions League

    En la memoria de Barcelona aún rondan los fantasmas de la derrota 8-2 ante Bayern Munich producida solo dos meses atrás. Sin embargo, el elenco de Cataluña comenzó a dejar las pesadillas en el pasado en el inicio de la fase de grupos de la nueva edición de la Champions League. Con un gol y una asistencia de Lionel Messi, los dirigidos por Ronald Koeman completaron una buena actuación y derrotaron 5-1 a Ferencvaros de Hungría en la jornada inaugural del Grupo G.

    El equipo catalán buscó adueñarse del protagonismo del partido desde los compases iniciales. La intención de dañar a su rival a través de un eficaz uso del monopolio de la posesión del balón fue el argumento primario de las expediciones ofensivas del conjunto local, que había arribado con la necesidad de recuperarse y despejar las incógnitas futbolísticas que sembró el pasado sábado en la derrota 1-0 ante Getafe en el marco de la sexta fecha de La Liga.

    Sin la presencia de Antoine Griezmann en la alineación, el Blaugrana no brindó referencias en el centro del ataque y ratificó una metodología que se repitió de manera frecuenta desde el comienzo del ciclo de Koeman. En este escenario, Lionel Messi se desempeñó como “falso 9” y, en consecuencia, no se estableció dentro del área, sino que intentó ingresar en la misma para culminar las acciones.

    Lionel Messi inauguró la victoria de Barcelona ante Ferencvaros con un gol de penal y luego brindó una asistencia para el quinto tanto del Culé.

    El ganador de seis Balones de Oro buscó asociarse con Philippe Coutinho en la construcción del juego, pero no se observó una complicidad natural entre ambos. En determinados pasajes del compromiso, el astro rosarino se recostó sobre el carril derecho, donde se ubicaba Francisco Trincao, y propició que el brasileño y Ansu Fati fueran los encargados de atacar el punto del penal para finalizar las maniobras ofensivas.

    El conjunto húngaro, por su parte, demostró una valiente estrategia y no se intimidó ante el desafío de realizar su presentación en el certamen continental en el césped del Camp Nou. Los comandados por el ucraniano Serhiy Rebrov intentaron no replegarse y buscaron reducir los espacios al defender lejos de su área. Mientras que no resignaron las salidas terrestres y consiguieron inquietar en ataque al ensanchar el campo con la proyección de los laterales, quienes generaban que los extremos se centralizaran para complementarse con Tokmac Nguen.

    Ansu Fati convirtió un tanto y fue una de las figuras del elenco dirigido por Ronald Koeman en el triunfo en el Camp Nou.

    De hecho, cuando transcurrían los 10 minutos, Eidar Civic filtró un pase desde el sector izquierdo y localizó al Nguen, quien se escapó por detrás de Gerard Piqué, logró desairar a Clément Lenglet y, tras perfilarse hacia el centro del área, venció la resistencia del arquero Neto con un potente remate de derecha. Sin embargo, el gol fue anulado debido a que el delantero noruego se encontraba en off side cuando el lateral izquierdo ensayó el pase.

    La visita contó con otra oportunidad para inaugurar el resultado, pero la falta de precisión se convirtió en su escollo hacia la celebración. A los 20’, Nguen recibió dentro del área, resistió de espalda el marcaje de Pique y habilitó al brasileño Isael, quien ingresó en soledad por el interior derecho del área y disparó con vehemencia, pero la pelota se estrelló en el poste izquierdo del arco y se marchó afuera ante la mirada de Neto, que volvió a beneficiarse de una cuota de fortuna.

    Luego de superar una serie de sobresaltos, la estrategia de Barcelona comenzó a predominar en el desarrollo del duelo. La superioridad empezó a sustentarse desde la capacidad de neutralizar la edificación del juego de Ferencvaros, que fue incapaz de superar el bloque que proponía el dueño de casa en escasos metros para llevar a cabo una veloz presión post-pérdida. De esta manera, el local mantenía a sus líneas compactas, no brindaba resquicios para los contragolpes y gozaba de mayores herramientas para desarrollar ataques colectivos.

    El próximo miércoles 28 de octubre, el Blaugrana se enfrentará con Juventus en el marco de la segunda fecha del Grupo G de la Champions League.

    El dominio del Barsa tuvo como protagonista a Messi, quien coqueteó con la apertura del resultado: recibió en una zona frontal, dejó en el camino a un rival y, tras realizar una pared con Ansu Fati, remató de zurda desde afuera del área y exigió la respuesta del arquero Denes Dibusz, quien evitó la caída de su valla. Aunque Ferencvaros sobrevivió a la estocada, la Pulga comenzaba a calibrar la mira para una nueva búsqueda del gol.

    A los 27’, Messi se volcó sobre el extremo derecho, superó Civic y fue derribado por el bosnio Adnan Kovacevic cuando había entrado al área para rematar. De inmediato, el árbitro suizo, Sandro Schaerer, sancionó penal y permitió que el argentino desahogara el grito sagrado. Con un tiro cruzado, que tuvo la dirección y potencia correcta, el capitán superó a Dibusz y estableció el 1-0.

    En el ocaso de la primera etapa, Barcelona extendió la diferencia por intermedio de Ansu Fati, el joven del momento que se ganó un lugar en la formación y recibió la confianza de Koeman desde el inicio de su etapa. A los 42’, el holandés Frenkie de Jong lanzó un pase por encima de la defensa contraria y asistió al extremo, quien se filtró por la zona izquierda del área y, sin dejar picar la pelota, disparó cruzado para decretar el 2-0.

    El astro rosarino había estrellado un tiro en el palo derecho, pero luego generó la acción del penal y se encargó de intercambiar la ejecución por gol para el 1-0 parcial.

    En el complemento, Barcelona consolidó el control en el juego y, producto de la tranquilidad que aplicó en la distribución de la pelota, consiguió una nueva conquista. A los 7’, Messi realizó un amago en el interior derecho del área y jugó hacia el centro para Ansu Fati, quien atrajo a tres rivales y con un taco limpió la acción y permitió la aparición por sorpresa de Coutinho, quien desde la izquierda terminó la acción colectiva con un disparo raso al primer palo y firmó el 3-0.

    Pese a que Barcelona gestionaba los tiempos del enfrentamiento a su gusto, Ferencvaros no claudicó sus intentos y sustentó sus esperanzas en los arrebatos de Nguen, quien carecía de socios en el ataque, pero con su velocidad lograba transmitir peligro. Incluso, a los 25’, el noruego aceleró por el carril central y cayó dentro del área tras haber sido sujetado de la camiseta por Piqué. En consecuencia, el árbitro cobró penal y expulsó por roja directa al defensor. Solo unos instantes más tarde, Ihor Kharatin cambió la ejecución por gol con tiro a la izquierda de Neto, quien se arrojó al sector opuesto (1-3).

    Mientras el conjunto de Budapest intensificaba su búsqueda de otro descuento, el Barsa obtuvo un rédito de los enormes espacios que halló en ataque. A los 37’, Ousmane Dembelé mostró atisbos del rendimiento que le permitió brillar en Borussia Dortmund: se filtró en velocidad por la banda derecha, efectuó una pausa antes de volver a profundizar y con un pase raso hacia atrás encontró en el centro del área al juvenil Pedri, quien remató de media vuelta y marcó el 4-1.

    En el prólogo del partido, cuando el equipo húngaro ya no soñaba con una milagrosa remontada, Barcelona sentenció la historia. A los 44’, Messi recibió en el punto del penal, realizó un giro ante la marca de Kovacevic y asistió a Dembelé, quien se encontraba en soledad en el interior derecho del área y con una definición de primera, que hizo inútil el esfuerzo de Dibusz por contener el remate, concluyó el 5-1.

    Formaciones

    Barcelona: Neto; Sergi Roberto (ST 17’ Junior Firpo), Gerard Piqué, Clément Lenglet, Sergiño Dest; Miralem Pjanic (ST 31’ Sergio Busquets), Frenkie de Jong; Francisco Trincao (ST 17’ Pedri), Philippe Coutinho (ST 26’ Ronald Araújo), Ansu Fati (ST 17’ Ousmane Dembelé); Lionel Messi. Entrenador: Ronald Koeman.

    Ferencvaros: Denes Dibusz; Endre Botka (ST 32’ Gergo Lovrencsics), Miha Blazic, Adnan Kovacevic, Eidar Civic (ST 18’ Marcel Heister); Ihor Kharatin, Aissa Laidouni (ST 18’ Somalia); Isael, David Siger, Oleksandr Zubkov (ST 26’ Róbert Mak); Tokmac Nguen (ST 26’ Franck Boli). Entrenador: Serhiy Rebrov.

    Goles: PT 27’ Lionel Messi -de penal- (BAR) y 42’ Ansu Fati (BAR). ST 7’ Philippe Coutinho (BAR), 25’ Ihor Kharatin -de penal- (FER), 37’ Pedri (BAR) y 44’ Ousmane Dembelé (BAR).

    Amonestados: PT 32’ Aissa Laidouni (FER) y 44’ Eidar Civic (FER). ST 40’ Ihor Kharatin (FER) y 46’ Adnan Kovacevic (FER).

    Incidencias: ST 23’ Gerard Piqué fue expulsado por roja directa (BAR).

    Estadio: Camp Nou (Cataluña).

    Árbitro: Sandro Schaerer (Suiza).

    " "

    Lo último

    " "