Mundo Poder

#ConcienciaNatural

Desde el año 1972, cada 18 de octubre se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza con el fin de anticipar los riesgos y prevenir los daños, así como también para proteger aquellos espacios naturales que poseen vegetación, fauna, paisaje o geomorfología.

El objetivo de concientizar a la población sobre el daño al medio ambiente, educar, prevenir y erradicar actos que la perjudiquen.

Sin embargo, todo inició con una carta del expresidente Juan Domingo Perón, quien el 16 de marzo de 1972 se encontraba exiliado en Madrid, y que fue dirigida a Kurt Waldheim, el entonces Secretario General de Naciones Unidas.

En su mensaje, Perón advertía: “Ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo cobren conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología. Es necesario revertir de inmediato la dirección de esa marcha, a través de una acción mancomunada internacional“.

Estas palabras hicieron eco en el secretario quien a su vez hizo lo mismo ante la Asamblea General del organismo para lograr que desde esa fecha, este día sea definido como el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza con el objetivo de concientizar a la población sobre el daño al medio ambiente, educar, prevenir y erradicar actos que la perjudiquen.

Para alcanzar el objetivo principal del cuidado de la naturaleza es fundamental promover la educación ambiental basada en valores aplicables a cualquier actitud social y cuyo fin es el de formar la capacidad de observación crítica y juicio de valor teniendo en cuenta la protección y la gestión sostenible de nuestro entorno.

Por esta razón, Naciones Unidas ofrece algunas ideas de carácter integrado e indivisible que involucran las esferas económica, social y ambiental. En tanto, respecto a este último ítem el organismo recomienda:

• Utilizar fuentes energéticas renovables

• Reciclar y reutilizar el plástico y todo aquel material de desecho con el cual se puedan crear nuevos productos

• Hacerle mantenimiento regular al vehículo o cambiarlo por uno que use biocombustibles o energía eléctrica solar.

• Construir urbanismos de techos verdes

• Generar composta orgánica en nuestros hogares para reducir la basura en las ciudades.

• Llevar bolsas de compra ecológicas

• Reducir la huella de carbono