Destituyen al embajador argentino en Beijing por su fracaso en la compra de vacunas chinas

Mundo Poder Noticias

24 diciembre, 2020

El presidente Alberto Fernández desplegó una acción global para adquirir vacunas contra el coronavirus frente a la probable segunda ola de la pandemia que inició en Europa y que ahora amenaza al país. En esa misma línea, inició negociaciones con empresas privadas —AstraZeneca y Pfizer— y con Rusia y China, las cuales les garantizaba una producción masiva y un rápido envío al Aeropuerto de Ezeiza.

El embajador argentino en Beijing, China, Luis María Kreckler.

No obstante, el plan que tenía en mente el mandatario se trabó en China cuando el embajador, Luis María Kreckler decidió tomarse una “licencia ecológica” por contaminación (artículo 75 del reglamento de la Cancillería) y voló hacia la Isla de Hainan. Noticia que luego el propio Kreckler negó: “No me fui a ninguna playa, ni estoy en ninguna playa. Estoy en Beijing adonde pasé la Nochebuena con mi esposa e hija. No sé quién dice que me fui a Hainan“.

Al enterarse del presunto viaje del embajador, los gritos del ministro de Salud, Ginés González García resonaron en todo el Ministerio mientras el presidente continuaba exigiendo la compra de 15 millones de vacunas en China.

La negociación de la vacuna china está protagonizada por el ministro de Salud y las empresas asiáticas Sinopharm, Cansino Biologics y Sinovac, mientras que cada vacuna china está cotizada en 20 dólares y su acceso comercial se calcula para fines de marzo 2021. Sin embargo, los cálculos comerciales y políticos se postergarían por la crisis diplomática ocurrida en la embajada argentina de Beijing.

El enojo de Alberto Fernández y Ginés González García por el accionar del embajador ante las negociaciones para adquirir vacunas chinas contra el coronavirus.

Ginés González García al ser amigo de Kreckler le advirtió sobre su situación política en la Cancillería, pero el embajador hizo caso omiso y continuó con su propia agenda. En cambio, Felipe Solá y Alberto Fernández no tienen relación con él, por lo cual el canciller encontró la oportunidad, hizo las consultas necesarias con Casa Rosada, y emitió una orden de desplazamiento del embajador en China que se publicará en el Boletín Oficial en los próximos días. Cuando esto suceda, Kreckler tendrá 45 días para mudarse desde Beijing a Buenos Aires.

A partir de esto, el Jefe de Estado argentino deberá extremar sus contactos con Xi Jinping si desea que las vacunas lleguen en marzo próximo. Sin embajador, la burocracia de China será cautelosa y eso implicaría largos plazos para completar acuerdos y acelerar envíos.

Hasta el momento, Argentina cuenta con 300.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V que llegaron durante este mediodía a Ezeiza. Aún no está cerrado el acuerdo con Pfizer y se atrasó la producción de AstraZeneca-Oxford.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.