6.9 C
Argentina
jueves, 26 mayo,2022
Dólar: BNA: $117,00/ $123,00 Blue: $201,00 / $204,00
Riesgo País: 1920 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio EXCLUSIVO #DesafioDislexia

    #DesafioDislexia

    Los alumnos que tienen dislexia y otras Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA) realizan siempre un sobreesfuerzo por encima del resto de sus compañeros y, en estos momentos de confinamiento, mucho más. Por esta razón, Mundo Poder dialogó en exclusiva con María Arabetti, presidenta de la Asociación Dislexia y Familia (Disfam Argentina) y con Rufina Pearson, licenciada en Psicopedagogía y Especialista en Problemas de Aprendizaje, quienes indicaron cómo conllevan niños, padres y docentes, que lidian con esta condición, la nueva modalidad de estudio.

    En el marco de la pandemia coronavirus, una de las primeras medidas establecidas por el Gobierno Nacional fue reemplazar las clases presenciales por las virtuales, así los chicos podrían continuar aprendiendo desde sus casas sin correr el riesgo de contagio por COVID-19. No obstante, esta nueva forma de aprender no resultó beneficiosa para todos por igual.

    Los niños con dislexia y otras DEA necesitan adecuaciones para acceder a una educación en igualdad de condiciones que el resto de sus compañeros“, sostuvo Arabetti, presidenta de Disfam Argentina, a la vez que asegura que para ello se estableció la Ley Nacional 27.306, que tiene como objetivo garantizar el derecho a la educación de niños, niñas, adolescentes y adultos que presentan DEA, aunque señaló que, lamentablemente, todavía hay muchas instituciones que no la implementan.

    ¿Qué es la dislexia?

    La dislexia es una dificultad específica para descubrir la relación entre las letras y los sonidos a partir de la lectura y la escritura. “En muchas ocasiones, quienes lo padecen no saben qué les pasa, creen que no son capaces y así su autoestima va disminuyendo, produce frustración y sufrimiento, aunque no solo para quienes tienen esta condición, sino también los familiares y docentes que desean ayudarlos desde su lugar”, informó Pearson.

    Es de origen neurobiológico y hereditario, es decir que es una condición que acompañará a la persona a lo largo de la vida. Si bien no tiene cura, a través de la ayuda de especialistas y el acompañamiento de su entorno es posible que el alumno mejore. Un 10% de la población tiene dislexia. También puede estar acompañada de otros trastornos como la Discalculía, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, Disgrafía, entre otros.

     “Muchas personas creen que los disléxicos podrían mejorar su rendimiento si se esforzaran más o pusieran más empeño, pero esto no es correcto”, aclaró Arabetti.

    ¿Cuáles son las necesidades prioritarias de un niño o niña con dislexia?

    Al igual que con otras patologías, la clave está en la detección temprana, y es ahí donde la familia y la escuela tienen un papel fundamental: cuanto antes se realice el diagnóstico mejor será para la intervención.

    Asimismo, la licenciada Pearson considera relevante que “el colegio acompañe con adaptaciones metodológicas: si tiene el diagnóstico se sabe que el alumno es inteligente y puede desarrollar y alcanzar aprendizajes de manera eficiente y disfrutándolas”. De esta manera, destacó: “El saber ilumina la intervención”, es decir, saber qué tiene da las herramientas para saber qué hacer y establecer un pronóstico temprano, mientras que el desconocer quita oportunidades y deviene a la exclusión y a la desmotivación del niño o niña.

    En estos tiempos de pandemia, el alumnado con dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje está transitando un ciclo lectivo más complicado. No están recibiendo todos los tratamientos que suelen realizar con los profesionales que los ayudan y esto hace notar, en algunos casos, un leve retraso en su desempeño en comparación con el resto de sus compañeros.

    Si bien el uso de la tecnología ayuda positivamente a quienes presentan esta condición, el problema está en que continúan recibiendo las misma cantidad de tareas que el resto de su clase cuando no están igual de capacitados. “El aprendizaje es mucho más fácil debido a que existen recursos visuales, pero también hay que tener en cuenta que en casa hay mucha distracción”. Por ello remarcan la importancia de los videos explicativos, “es más fácil acordarme las cosas cuando las vi en un contexto que cuando me la dijeron verbalmente

    En tanto, la Asociación Disfam Argentina agradece el trabajo arduo que realizan los docentes reaprendiendo una nueva forma de llegar a los chicos y de poder enseñar, aunque también les solicitan que no se olviden de los chicos y/o adolescentes con este tipo de dificultades. Además sostienen que “no solo están instruyéndose de un nuevo contenido sino también de una nueva forma de aprender”, les recuerdan que las adecuaciones son obligatorias desde la existencia de la Ley 27306 a nivel Nacional y destacan algunas:

    • Enviar textos con mejor interlineado y letra grande, resaltando con color y negrita las palabras claves.

    • Realizar consignas sencillas y claras.

    • Hacer un refuerzo de contenido de tareas con audios, videos e imágenes.

    • No computar errores ortográficos.

    • No enviar contenidos comparando a los niños disléxicos entre sí: a veces lo que sirve para uno, no sirve para otro.

    • Destacar la fortaleza de cada alumno y sus logros

    • Evitar frases que puedan generar estrés en los alumnos: por ejemplo, “revisa de vuelta”, “siempre los mismos errores”, “ya lo vimos”.

    Por último desde la Asociación de Disfam Argentina piden a los inspectores que trabajan de forma remota que realicen un seguimiento de si se están cumpliendo o no las adaptaciones en cada colegio o institución en particular y que evalúen las competencias y que tengan más flexibilización. También remarcan que tener dislexia no implica ningún impedimento para realizar grandes carreras o destacarse en diversas áreas y dan como ejemplo a grandes famosos que padecieron y/o padecen está condición: Albert Einstein, Thomas Edison, Steven Spielberg, Steve Jobs, entre otros.

    " "

    Lo último

    " "