7.8 C
Argentina
martes, 3 agosto,2021
Dólar: BNA: $95,75/ $101,75 Blue: $178,50 / $180,50
Riesgo País: 1589 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    4.935.847
    Recuperados
    4.581.132
    Muertes
    105.772
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    4.935.847
    Recuperados
    4.581.132
    Muertes
    105.772
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio MUNDO "El hada del pelo", la mentira de una madre para no preocupar...

    “El hada del pelo”, la mentira de una madre para no preocupar a su hija con cáncer

    Nicky Foxley debió enfrentarse a un desafío cuando su hija Elara comenzó a presentar síntomas por el tratamiento que recibía por su neuroblastoma en estado avanzado, uno de los cánceres infantiles más letales. La mujer de 37 años ideó la estrategia de utilizar los personajes favoritos de los cuentos infantiles de su hija para evitar que se preocupase por lo que le estaba pasando.

    Al ver que se le cayó un mechón de pelo a su hija producto de la quimioterapia, la madre de Elara inventó que unas “hadas traviesas” se lo habían llevado.

    “¿Cómo le explicas a una nena de dos años que se le cae el pelo por la quimioterapia?” Se preguntó. El neuroblastoma es un tipo de cáncer que se forma en las células nerviosas y es causado por mutaciones en los genes, las cuales pueden ser hereditarias. Suele desarrollarse en la primera infancia y los síntomas más comunes son causados por el tumor que presiona los tejidos cercanos a medida que crece o por la propagación de la enfermedad al hueso.

    Casi de inmediato de iniciar con la quimioterapia, Elara empezó a experimentar pérdida de pelo. En la mañana de Navidad, con uno de los mechones en su mano, le preguntó a su madre qué sucedía, y debido a esto, Foxley inventó una tierna mentira “piadosa” para ayudarla a transitar ese momento.

    A través de una sonrisa tranquilizadora, pero conteniendo sus lágrimas, la madre de la niña le indicó que habían sido unas hadas traviesas las que se lo habían llevado. Se tratan de personajes que le gustan a la menor junto a las clásicas princesas de siempre. “Le dije que Tinkerbell lo traería de vuelta el próximo año con su ‘polvo mágico’“, reveló.

    La familia británica arrancó el 2020 con la certeza de que no sería un año fácil para ellas, pero sin saber que se asomaba la pandemia coronavirus. Después de recibir quimioterapia cada 10 días hasta fines de febrero, a Elara le extirparon el tumor en marzo.

    En octubre, los exámenes mostraron que la nena superó el cáncer, pero lamentablemente quedaron secuelas y por ello, la nena debe utilizar una mochila especial durante las 24 horas que le administra un medicamento especial.

    Con la pandemia de coronavirus y un protocolo de visitas estricto, la madre era la única que podía estar con la niña en la habitación del hospital. El próximo tratamiento consistió en altas dosis de quimioterapia con rescate de células madre, lo que elimina las células cancerosas, pero también las sanas. La pequeña pasó su tercer cumpleaños internada en el hospital.

    Elara fue aislada por nueve semanas debido al deterioro del sistema inmunológico. Luego, le aplicaron un curso de radioterapia de 30 días en el University College Hospital de Londres. Tras meses de intensos tratamientos y contra todo pronóstico, el milagro se produjo. En octubre, los escáneres mostraron que la nena había superado el cáncer y estaba en remisión.

    Las secuelas de la enfermedad fueron severas. Le extirparon un ovario previendo problemas futuros de fertilidad, tiene dos orificios en el fémur izquierdo y una discapacidad auditiva en ambos oídos. Pese a todo, este mes, la pequeña tiene previsto empezar el jardín de infantes en pleno tratamiento de inmunoterapia, que finalizará según lo previsto en abril. La pequeña usa una mochila especial que le administra el medicamento las 24 horas lo que le da libertad para salir del hospital y estar, por fin, en casa, junto a sus princesas.

    " "

    Más Leídas

    #TerroristaSanitario

    Hugo Pizzi, médico infectólogo asesor del Gobierno de Córdoba y de la Nación, aseguró que son casi mil las personas que debieron...

    Un escándalo por el cobro ilegal del IFE salpica a La Cámpora en Salta

    La agrupación La Cámpora de la provincia de Salta quedó en medio de una polémica por denuncias de maniobras irregulares y el...

    “Alberto Fernández no me llamó más”, lamentó la madre de Facundo Astudillo Castro

    Cristina Castro es la madre de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que fue detenido por la Policía Bonaerense cuando...

    A tres años de la tragedia, la comunidad educativa de Moreno pidió Justicia por Sandra y Rubén

    Ya pasaron 3 años de la tragedia ocurrida en la Escuela 49 del partido bonaerense de Moreno, donde una explosión se llevó...

    La Provincia anunció que, desde este martes, vacunará a 100 mil menores de entre 12 y 17 años con comorbilidades

    El Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció que a partir de este martes, la Provincia comenzará a inmunizar con las vacunas de Moderna...
    " "

    Nicky Foxley debió enfrentarse a un desafío cuando su hija Elara comenzó a presentar síntomas por el tratamiento que recibía por su neuroblastoma en estado avanzado, uno de los cánceres infantiles más letales. La mujer de 37 años ideó la estrategia de utilizar los personajes favoritos de los cuentos infantiles de su hija para evitar que se preocupase por lo que le estaba pasando.

    Al ver que se le cayó un mechón de pelo a su hija producto de la quimioterapia, la madre de Elara inventó que unas “hadas traviesas” se lo habían llevado.

    “¿Cómo le explicas a una nena de dos años que se le cae el pelo por la quimioterapia?” Se preguntó. El neuroblastoma es un tipo de cáncer que se forma en las células nerviosas y es causado por mutaciones en los genes, las cuales pueden ser hereditarias. Suele desarrollarse en la primera infancia y los síntomas más comunes son causados por el tumor que presiona los tejidos cercanos a medida que crece o por la propagación de la enfermedad al hueso.

    Casi de inmediato de iniciar con la quimioterapia, Elara empezó a experimentar pérdida de pelo. En la mañana de Navidad, con uno de los mechones en su mano, le preguntó a su madre qué sucedía, y debido a esto, Foxley inventó una tierna mentira “piadosa” para ayudarla a transitar ese momento.

    A través de una sonrisa tranquilizadora, pero conteniendo sus lágrimas, la madre de la niña le indicó que habían sido unas hadas traviesas las que se lo habían llevado. Se tratan de personajes que le gustan a la menor junto a las clásicas princesas de siempre. “Le dije que Tinkerbell lo traería de vuelta el próximo año con su ‘polvo mágico’“, reveló.

    La familia británica arrancó el 2020 con la certeza de que no sería un año fácil para ellas, pero sin saber que se asomaba la pandemia coronavirus. Después de recibir quimioterapia cada 10 días hasta fines de febrero, a Elara le extirparon el tumor en marzo.

    En octubre, los exámenes mostraron que la nena superó el cáncer, pero lamentablemente quedaron secuelas y por ello, la nena debe utilizar una mochila especial durante las 24 horas que le administra un medicamento especial.

    Con la pandemia de coronavirus y un protocolo de visitas estricto, la madre era la única que podía estar con la niña en la habitación del hospital. El próximo tratamiento consistió en altas dosis de quimioterapia con rescate de células madre, lo que elimina las células cancerosas, pero también las sanas. La pequeña pasó su tercer cumpleaños internada en el hospital.

    Elara fue aislada por nueve semanas debido al deterioro del sistema inmunológico. Luego, le aplicaron un curso de radioterapia de 30 días en el University College Hospital de Londres. Tras meses de intensos tratamientos y contra todo pronóstico, el milagro se produjo. En octubre, los escáneres mostraron que la nena había superado el cáncer y estaba en remisión.

    Las secuelas de la enfermedad fueron severas. Le extirparon un ovario previendo problemas futuros de fertilidad, tiene dos orificios en el fémur izquierdo y una discapacidad auditiva en ambos oídos. Pese a todo, este mes, la pequeña tiene previsto empezar el jardín de infantes en pleno tratamiento de inmunoterapia, que finalizará según lo previsto en abril. La pequeña usa una mochila especial que le administra el medicamento las 24 horas lo que le da libertad para salir del hospital y estar, por fin, en casa, junto a sus princesas.

    Más Leídas

    #TerroristaSanitario

    Hugo Pizzi, médico infectólogo asesor del Gobierno de Córdoba y de la Nación, aseguró que son casi mil las personas que debieron...

    Un escándalo por el cobro ilegal del IFE salpica a La Cámpora en Salta

    La agrupación La Cámpora de la provincia de Salta quedó en medio de una polémica por denuncias de maniobras irregulares y el...

    “Alberto Fernández no me llamó más”, lamentó la madre de Facundo Astudillo Castro

    Cristina Castro es la madre de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que fue detenido por la Policía Bonaerense cuando...

    A tres años de la tragedia, la comunidad educativa de Moreno pidió Justicia por Sandra y Rubén

    Ya pasaron 3 años de la tragedia ocurrida en la Escuela 49 del partido bonaerense de Moreno, donde una explosión se llevó...

    La Provincia anunció que, desde este martes, vacunará a 100 mil menores de entre 12 y 17 años con comorbilidades

    El Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció que a partir de este martes, la Provincia comenzará a inmunizar con las vacunas de Moderna...