Mundo Poder

El histórico ex futbolista de Huracán que estuvo preso y pide trabajo por Twitter

Sebastián Morquio ingresó en la historia de Huracán y su nombre se grabó en la memoria de los simpatizantes del equipo tras haberse erigido como una de las figuras del plantel que consiguió el ascenso a Primera División en el 2000. Sin embargo, la etapa posterior al retiro no transcurre como deseaba al ex defensor. De hecho, en la actualidad no tiene trabajo y, en consecuencia, decidió explicar a través de las redes sociales la situación que atraviesa y solicitó una oportunidad laboral.

“Busco trabajo. El que sepa de algo que me contacte por acá. Gracias. Si es de fútbol, un gol”, manifestó el uruguayo, de 45 años, en una publicación realizada en su cuenta de Twitter. El oriundo de Montevideo, que tras abandonar la actividad profesional se desempeñó como ayudante de campo en Cerro de su país natal y también se dedicó a la representación de jugadores, recibió mensajes de aliento y algunos de sus seguidores citaron al presidente del Globo, Alejandro Nadur, para que lo invite a formar parte del proyecto de la institución.

Sebastián Morquio fue una de las principales figuras del plantel de Huracán que consiguió el ascenso a Primera División en el 2000.

Un usuario de la red del pajarito le consultó por qué no le brindan la posibilidad de trabajar en Nacional, donde realizó su debut oficial y actuó entre 1996 y 1998. “Yo sé lamentablemente que no puedo trabajar en Nacional por mi forma de ser y no soy políticamente correcto. No soy el perfil. Solo sé que agradezco a mi viejo y mi abuelo por hacerme Bolso y poder vestir esa camiseta y poder haber hecho un gol por copa internacional”, respondió el ex futbolista, que anunció su retiro en 2012 después de su aventura en Deportivo Maipú.

Luego de que su mensaje se divulgara, Patota brindó detalles de su presente en una entrevista y reveló un acontecimiento que dificultó su vida laboral. “Está difícil la situación. Estuve preso 30 días. Salí el 21 de diciembre. Se dio vuelta la taba, como se dice. Todo lo que venía bien encaminado, siendo intermediario, llevando jugadores a la Argentina y a Chile, todo lo que hacía para mantener a mi familia se dio vuelta en un año muy complicado”, expresó el ex marcador central en diálogo con Radio Continental.

Y agregó: “Fue por arañón de mi perro. Mi madre estaba comiendo en la cama, el perro se le subió y la arañó. Es un semi pitbull, porque es mezcla, y le arañó la cara. Una vecina me hizo una denuncia con mentiras, y como el perro era mío, pagué las consecuencias. Gracias a Dios al perro no lo sacrificaron porque no la mordió en ningún momento, sólo la arañó y terminé quedando preso. Me separaron hasta de mi mamá, encima soy yo el que la mantengo. Ese hecho me perjudicó en el trabajo porque se empezaron a perder las ofertas”.

Además, Morquio relató cómo es su rutina después de haber recuperado la libertad: “Tengo domiciliaria: de 23 a 7 de la mañana tengo que estar en mi casa. Después soy libre. No tengo tobillera ni nada raro, pero como se dice, abracé una causa para estar libre”. Por último, el ex Uralan Elista de Rusia, Alianza Lima de Perú, El Porvenir, Universidad Católica de Ecuador, Aldosivi y Curicó Unido de Chile, entre otros equipos, señaló a un futbolista que le adeuda un elevado monto de dinero. “Hay un jugador que me debe 40 mil dólares todavía. No me estafó porque lo que arreglamos lo arreglamos de palabra, pero él sabe bien que me lo debe”, sentenció.