10.9 C
Argentina
domingo, 25 septiembre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES El síndrome Cirigliano: cuando el fútbol te da la espalda y la...

    El síndrome Cirigliano: cuando el fútbol te da la espalda y la AFA y los clubes miran para otro lado

    A raíz del caso de Ezequiel Cirigliano, se volvió a abrir el debate de ¿cuánta contención hay de los clubes argentinos, de Futbolistas Agremiados y de la AFA para los jugadores que no llegan o lo logran y después caen? Los futbolistas que se quedan en el camino son olvidados por el ambiente del deporte y muchos suelen caer en la depresión: según un informe de FIFPro, el 38% padece la enfermedad (cuatro de cada 10).

    Cirigliano
    La familia de Ezequiel Cirigliano contó que cayó en un profundo estado de depresión tras irse de River y que se acrecentó con la muerte de su papá.

    El mundo del fútbol argentino se vio impactado tras la noticia de que Ezequiel Cirigliano, jugador surgido en River, había sido detenido en Caseros tras el intento de robar una casa con tenencia de arma ilegal. Vale recordar que en 2015, lo demoraron por estar conduciendo sin registro y en estado de ebriedad.

    En ese sentido, se abrió un fuerte debate sobre la contención que brindan los clubes del fútbol argentino y la AFA. Es que el caso de Cirigliano no es el único y todavía hay cientos invisibilizados que, quizás transitan por las categorías del Ascenso, y no llegan a Primera División o lo logran pero, en determinado momento, no lo tienen más en cuenta.

    Sin más, el que trató de darle visibilidad a lo que pasa con los futbolistas dejados de lado fue el primo del ex volante de River: “Su problema nace por el desarraigo del club que lo formó. Los malos tratos que sufrió los hundieron en un pozo depresivo. No es fácil con 20 años que te alaben y después te tiren a un pozo. Hace dos días que no para de llorar”. 

    El club es el segundo hogar de los jugadores

    Tras el caso de Cirigliano, ni el conjunto de Núñez, club donde surgió, ni la Asociación Argentina de Fútbol ni tampoco Futbolistas Agremiados tuvieron algún gesto con la familia del futbolista para ponerse al tanto de la situación. Sí, su casa tiene que ser el principal lugar de contención, pero los clubes terminan siendo su segundo hogar donde los chicos se pasan más de la mitad de su día.

    LEER MÁS: Grave denuncia: ¿las apuestas deportivas están involucradas en la lesión de Zeballos, jugador de Boca?

    ¿Hay contención psicológica de los clubes?¿Dan respuesta AFA y Futbolistas Agremiados?

    Por eso, ya es hora de preguntarse por las condiciones en la que viven en las pensiones: ¿existe acoso como se denunció en varias instituciones tiempo atrás?, ¿tienen alguna contención psicológica? También, desde los entrenadores hasta mismo profesionales de la salud, deben preparar al jugador desde muy joven para hacerle entender que no todos llegan y que solo el 1% del que lo puede lograr, triunfa.

    Hoy fue un robo que, por suerte, terminó sin víctimas y no pasó a mayores, pero mañana puede ser un suicidio o directamente un asesinato por futbolistas que subieron al estrellato y, cuando bajaron, no encontraron a nadie del ambiente del fútbol para que los contenga.

    La depresión, uno de los partidos más difíciles del futbolista: cuatro de cada 10 jugadores lo sufre

    Sin más, Santiago Morro García había adelantado su depresión. Si bien era por una causa familiar extra futbolística, no tuvo el apoyo necesario desde el deporte para superar la situación: “Varios problemas personales fueron influyendo en mi rendimiento, no fue fácil para mí. No son excusas. Quiero volver a ser el goleador, sentirme bien. No somos robots, no estamos hechos de acero, nos pasan cosas y eso hace que el rendimiento dentro del campo de juego no sea el óptimo”.

    " "

    Lo último

    " "