¿El uso de celulares perjudica realmente a los y las adolescentes?

Mundo Poder Noticias

3 septiembre, 2019

Contrariamente a la creencia común, no hay mucha evidencia que sostenga la idea de que los celulares y las redes sociales aumenten los riesgos de problemas de salud mental en adolescentes.

Un grupo de investigadores realizó un seguimiento a adolescentes para evaluar el impacto de los celulares y las redes sociales en su salud mental. Encontraron que, contrario a lo que se suele creer, no hay mucha evidencia que apoye la idea de que el uso de tecnología digital esté asociado a un mayor riesgo de problemas psicológicos.

Casi todos los adolescentes tienen al menos un dispositivo móvil propio (95%) y pasan con el mismo entre cuatro y seis horas por día. Esta conectividad constante genera preocupación entre padres y madres acerca de las consecuencias que pueda tener para la salud mental, específicamente, en lo relacionado a la depresión, la soledad y las ideas suicidas.

En un estudio publicado en la revista Clinical Psychological Science, se encuestó a más de 2.000 jóvenes y luego se hizo un seguimiento varias veces al día durante dos semanas a una submuestra de casi 400 adolescentes de entre 10 y 15 años.

Los investigadores recopilaron informes sobre sus síntomas de salud mental y su uso diario de la tecnología. Observaron que el mayor uso de la tecnología digital no se relacionó con una peor salud mental.

Otros hallazgos fueron que: el tiempo diario dedicado a la tecnología para el entretenimiento se asoció con menos preocupaciones el mismo día, los adolescentes que informaron haber enviado más mensajes de texto en promedio informaron síntomas de depresión más bajos y que los que pasaron más tiempo usando dispositivos móviles para trabajos escolares informaron mayores síntomas de falta de atención e hiperactividad.

Futuras investigaciones son necesarias para evaluar estas asociaciones en todo el rango de edad que forma parte de la adolescencia, actualmente definida entre los 10 y 19 años. «Estos resultados sugieren que necesitamos ir más allá del enfoque en la cantidad o frecuencia de uso de tecnología de los adolescentes y dirigirnos hacia uno más integral para establecer las mejores prácticas para educar, criar y apoyar a los jóvenes en crecimiento en la era digital«, finalizan los autores.

Te podria interesar

Añade aquí tu texto de cabecera

Añade aquí tu texto de cabecera

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.