Escándalo: una mujer denunció que fue abusada en una fiesta en la que había jugadores de Vélez

Mundo Poder Noticias

4 diciembre, 2020

Una mujer, de 28 años, denunció que fue abusada sexualmente en una fiesta clandestina a la que concurrieron futbolistas de Vélez. El suceso se habría producido durante la madrugada de este viernes en la casa de Juan Martín Lucero, delantero del Fortín, que se encuentra ubicada en el country Camino Real, localizado en el partido bonaerense de San Isidro y cerca de la autopista Panamericana. En primera instancia, la joven había mencionado en su declaración a Ricardo Centurión, uno de los presentes en la reunión, pero luego se lo desligó el hecho.

Luego de que una persona efectuara el llamado a la línea de emergencia, el personal del Comando de Patrullas de San Isidro acudió al establecimiento del barrio cerrado y trasladó a la víctima a la Comisaría de la Mujer para ratificar sus dichos y radicar la denuncia. En este escenario, el expediente fue caratulado bajo los delitos de abuso sexual y robo. La investigación quedó a cargo de la fiscal Laura Zyseskind, titular de la fiscalía local, especializada en casos de violencia de género y que, tres años atrás, logró la condena para el femicida Fernando Farré.

El hecho se habría producido en una casa del country Camino Real, en el partido bonaerense de San Isidro.

Los funcionarios de la fiscalía habrían incautado prendas de las camas de distancias habitaciones a través de procedimientos que estuvieron a cargo de la Policía Científica. “En una habitación abusaron sexualmente de la misma y entre ellos se encontraba Centurión”, señala el informe acerca de la denunciada formalizada a las 00.20 de este viernes. Sin embargo, se produjo una actualización en la que se explicó que “la víctima desligó del hecho a Centurión y a Lucero; e involucró a un sujeto de apellido Acuña”.

Según el informe policial, la vivienda había sido alquilada de manera temporal por Lucero, quien junto a Centurión fue absuelto del suceso por la víctima. No obstante, la mujer involucró a un sujeto de apellido Acuña, quien sería del entorno de alguno de los jugadores, pero no forma parte del plantel de la entidad de Liniers. El relato de un testigo describe al presunto abusador como calvo y vestido con una bermuda de jean.

Vélez posee dentro de su estructura un área de violencia de género que especifica un protocolo para estos casos. En caso de que se demuestre que un futbolista cometió un acto de violencia contra una mujer, se los puede sancionar con la rescisión del vínculo. Con anterioridad, se los separa del plantel profesional hasta que se esclarece lo ocurrido. Esta cláusula se incorporó cuando Centurión arribó al club, en enero pasado, ya que en 2017 había sido denunciado por su ex pareja, Melisa Tozzi, en una causa que finalmente fue archivada.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.