Shaquille O´Neal, cuatro veces campeón de la NBA y uno de los jugadores más dominantes de la historia, dio su parecer sobre lo que hubiera sido un potencial cruce contra sus Lakers

Michael Jordan y sus históricos Chicago Bulls volvieron a estar en boca de todos. Es que a pocas horas del estreno de los primeros dos capítulos del documental “The Last Game”, la serie de 10 capítulos que reflejará imágenes nunca vistas de la temporada 1997-1998, la última de la mega estrella de la NBA con la camiseta número 23 junto a Scottie Pippen y Dennis Rodman, revivió historias y debates sobre si aquel equipo fue uno de los más dominantes de todos los tiempos en la liga estadounidense.

Una vez que MJ anunció su segundo retiro en 1999, todo cambióPhil Jackson, el entrenador que lideró a los Bulls a seis campeonatos de la NBA en ocho temporadas, se alejó de Chicago y se mudó de la costa Este de los Estados Unidos al calor intenso del estado de California. Rápidamente se convirtió en el nuevo técnico de Los Ángeles Lakers, que ya tenían a una estrella de la liga como Shaquille O’Neal y a la figura naciente de Kobe Bryant.

Fue así que, entre el 2000 y 2002, la franquicia angelina dominó la competición y se coronó campeona durante tres temporadas consecutivas. Con ese recuerdo todavía latente y a la espera del estreno del documental de Jordan, fue el propio O’Neal el que participó de una entrevista para ESPN en la televisión norteamericana y dejó una frase desafiante.

Al ser consultado sobre si aquellos Lakers del comienzo del nuevo milenio habrían derrotado a los Bulls tricampeones del 96 al 98, Shaq fue tajante en su respuesta: “Los hubiéramos vencido fácilmente”, dijo el ex pivot que dio sus primeros pasos en la NBA con la camiseta de los Orlando Magic.

Shaquille O'Neal junto a Kobe Bryant dominaron la NBA a comienzos de la década del 2000 (Reuters)
Shaquille O’Neal junto a Kobe Bryant dominaron la NBA a comienzos de la década del 2000 (Reuters)

A continuación de su declaración, el hombre que fue elegido como jugador más valioso de la temporada 1999-2000 de la NBA, explicó el por qué de su pensamiento. “Habría matado a Luc Longley, Bill Wennington, (Bill) Cartwright”¿Quiénes fueron los nombres mencionados por Shaquille? Los jugadores que compartían la misma posición que él en esos tiempos, que en el caso del funcionamiento de los Bulls de Jordan y Pippen, tenían un rol secundario dentro del andamiaje del equipo.

Además, el recordado número 34 de los Lakers habló de cuál hubiera sido la clave en los enfrentamientos entre ambos equipos. “El factor somos yo y mi tiro libre. Todavía promediaba como 28, 29, pero la clave habría sido tiros libres. Conmigo, siempre es 50-50. Si hubiera estado encendido, ganamos. Si hubiera estado fuera, perdemos”, completó el ex jugador elegido como novato del año en 1993 sobre una de las falencias de su carrera basquetbolística.

El domingo para los Estados Unidos y el próximo lunes para el resto del mundo, los fanáticos de Jordan podrán ver los primeros dos capítulos de una serie que promete ser histórica como lo fue aquella temporada final de los Bulls. Con Scottie Pippen como su fiel ladero, con la compañía del excéntrico Dennis Rodman y bajo la dirección de Phil Jackson -el entrenador con más títulos en la historia de la liga-, los Bulls se consagraron campeones por sexta vez en ocho años. Un hito para la nueva era de la competición.