Exclusivo: condenan a Assist Card a pagar más de $1 millón por negarse a cubrir los gastos de un viajero en España

Micaela Cabezas

30 septiembre, 2022

La compañía de seguros al viajero deberá indemnizar a un hombre que debió ser hospitalizado durante sus vacaciones en España y Assist Card se negó a cubrir los gastos médicos alegando que el cliente padecía una enfermedad preexistente y no la había declarado.

La Sala B de la Cámara Comercial determinó que Assist Card deberá pagarle 280 mil pesos por daño moral y 800 mil por multa civil, a Matthijs Van Balen Blanken, quien sufrió una hemorragia digestiva durante su viaje a España, “que requirió una intervención quirúrgica y 10 días de terapia intensiva”. El foco de la investigación radicó en determinar si el damnificado padecía una enfermedad preexistente que hubiera desembocado en la crisis estomacal, o si, como indicaron sus médicos de cabecera en los testimonios, no sufría ninguna.

LEE MÁS: Exclusivo: condenan por violencia de género a Juan Carlos Jorajuría, Secretario General de ATE-Berisso

La compañía, cuyo presidente & Country Manager es Mauricio Valacco, al emitir una cobertura de viajero, estipula en el contrato, que no puede ser negociado, que limitará el pago de enfermedades preexistentes, entendiendo por tal “todo proceso fisiopatológico, enfermedad, lesión o sus complicaciones conocidas o no por el Titular “(tomador de la póliza). Este tipo de convenios en donde las partes no pueden discutir, pactar o modificar las cláusulas, se llaman contratos de adhesión, y el cliente lo acepta o lo deja. Por tal motivo es que la ley protege especialmente al adherente, quien puede ser víctima de cláusulas abusivas o sorpresivas.

Assist Card cuenta con 74 oficinas de atención en el mundo y brinda servicio directo en 190 países en 16 idiomas. Carlos Stefani es CEO Global de la compañía.

LEE MÁS: Exclusivo: condena millonaria contra Volkswagen por vender autos con graves fallas de fábrica

Asimismo, los camaristas recordaron que “los contratos de consumo, como el presente, deben interpretarse en el sentido más favorable al consumidor y, en caso de existir alguna duda sobre los alcances de una obligación, deberá adoptarse la que sea menos gravosa para él”.

Assist Card lança produto com preços fixos em reais para evitar oscilação  do dólar

La camarista Guadalupe Vázquez calificó como “abusivas” las cláusulas de exclusión de cobertura de Assist Card que perjudicaron al pasajero en cuestión. Porque “colocan al pasajero en una situación de desprotección al comprender tanto el caso en el que éste conoce la existencia de una enfermedad preexistente como en el que no”. El consumidor que no sabe que padece una enfermedad preexistente contrata una cobertura básica con la expectativa de obtener servicios de asistencia médica, jurídica y personal en el extranjero, pero frente al hecho de una operación, como en esta causa, se enfrenta con que no está cubierto.

LEE MÁS: Exclusivo: Grupo Clarín, Canal 13 y Kuarzo condenados por no pagar un viaje de egresados

La frase “conocida o no por el Titular” termina siendo una eximente de casi cualquier obligación por parte del prestador del servicio, lo que también viola el principio de buena fe que pesa sobre la proveedora. Por su parte, la misma Sala de la Cámara Comercial advirtió que es recomendable, para delimitar los riesgos, que las empresas le exijan al asegurado un certificado médico al momento de firmar un contrato.

ASSIST CARD | viajandoseguros

Además de haberle impuesto al denunciante una cláusula abusiva que limita la cobertura a un número mínimo de casos, en este caso se trata de un adulto mayor que cuenta con protección especial de la legislación argentina. La Argentina es firmante de la Convención Interamericana de Derechos Humanos de las Personas Mayores, que procura darles un trato especial y preferencial.

LEE MÁS: Exclusivo: Galeno y Ospaca obligados a mantener a una afiliada que intentaban traspasar a PAMI

Cabe hacer mención que ni las pericias, ni los dichos de los médicos de Van Balen Blanken, ni su empresa de medicina prepaga abonaron la teoría de que la crisis que padeció en España hubiera sido originada en una úlcera de siete años atrás, como pretendía Assist Card. Asimismo, las angustias, los padecimientos y dolores del damnificado fueron valuados en 280 mil pesos en concepto de daño moral.

Las camaristas Guadalupe Vázquez y Matilde Ballerini coincidieron en que correspondía aplicar una multa civil a la empresa porque su incumplimiento “implicó desproteger a un adulto mayor” y porque para desligarse de sus obligaciones invocó “cláusulas contractuales predispuestas por ella que son abusivas e ilegítimas”. El monto por este daño punitivo fue fijado en 800 mil pesos.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.