16.3 C
Argentina
lunes, 27 septiembre,2021
Dólar: BNA: $97,75/ $103,75 Blue: $182,00 / $185,00
Riesgo País: 1636 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    5.173.531
    Recuperados
    4.862.284
    Muertes
    111.383
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    5.173.531
    Recuperados
    4.862.284
    Muertes
    111.383
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES Guillermo Coppola, del extraño encuentro con Elton John a ser dealer de...

    Guillermo Coppola, del extraño encuentro con Elton John a ser dealer de viagra en Cuba

    Guillermo Coppola podría congregar a miles de personas a su alrededor mientras desentraña una historia. No importa el tema que aborde, la capacidad que posee para expresarse le permite adueñarse de la atención del público. El efecto cautivador se multiplica si el empresario relata una de las innumerables aventuras que experimentó durante sus años de trabajo en el fútbol.

    Mientras transita la cuarentena que rige en diversos sectores del plante a causa de la diseminación de la pandemia del coronavirus, el ex representante recordó dos increíbles sucesos en los cuales adquirió un rol protagónico.

    En diálogo con el canal del youtuber Ezzequiel, el nacido en el barrio de Constitución rememoró el día en el que conoció a Elton John de una manera inesperada. Luego, describió un hecho en Cuba que se llevó a cabo en la época en la que se desempeñaba como agente de Diego Armando Maradona y que involucra al Diez, Fidel Castro y… ¡el viagra!

    El confuso encuentro con Elton John:

    “Tuve la oportunidad de conocerlo en 1978, después del Mundial de Argentina. Fui a Inglaterra con Alberto Tarantini, jugador de la Selección de Menotti, que había quedado libre de Boca y lo llevé al Birmingham. Estábamos con Pata Villanueva, que en ese momento era su pareja, y el gerente del banco donde trabajaba en ese momento. Después de hacer la revisión médica fuimos a cenar a un lugar top, un hotel boutique cuyo dueño era Elton John. Si en el 78 me decías Elton John yo no sabía quién era, inició brindando detalles el ex mánager, de 72 años.

    “Vamos al restaurant y nos sentamos en un box, fuimos tarde y la mayoría ya había cenado. Éramos cuatro cenando, un rico vino y, de repente, se acercan dos personas. ‘Mister Tarantini, yo soy el dueño del hotel’, nos dice y pidió permiso para sentarse con nosotros. Elton John se sienta al lado mío y su manager en frente, quedamos medio apretados en el box. Ahí nos empieza a contar de sus cosas hasta que me pone su mano izquierda en mi pierna derecha. Yo soy medio toquete también, pero con mis amigos. Mientras seguía hablando, su mano iba subiendo a zonas que me ponían nervioso. Yo no decía nada porque tenía a mi gerente, pero me estaba sonrojando. Y ahí Elton me dice que me invitaba a conocer las habitaciones del hotel… y Pata me decía que era buena idea quedarse ahí a pasar la noche. En resumen, el 50% de ese hotel en Birmingham hoy es mío”, concluyó, con una cuota de ironía.

    El episodio que lo convirtió en el dealer de viagra en Cuba:

    “Fuimos a Cuba, nos recibe el Comandante Fidel Castro. Veníamos de un golpe duro en la salud de Diego y nos ofrecen dos casas en La Pradera, que era como un complejo que era una clínica. Al principio estaban todos, Claudia, las nenas, toda la familia de Diego y toda la mía. Estábamos bien acompañados. Pero el tiempo pasaba, se hacía largo y la gente empezó a irse. Nos quedamos Diego y yo. Ahí es donde el sentimiento de nuestra amistad creció tanto que pasé a ser su pierna izquierda, el resto del corazón que le quedaba, su hermano, su manager, su padre, su amigo… el hombre que le salvó la vida. Todo eso era yo en Cuba. Éramos una pareja… sin sexo”, recordó sobre la internación de urgencia del campeón del Mundial de México 1986 en el Sanatorio Cantegril, de Punta del Este.

    El empresario fue la mano derecha de Diego Armando Maradona cuando se desempeñó como su representante.

    “Estábamos todo el tiempo juntos. A él le gustaba el golf y a mi otro tipo de juego, el que practiqué muchísimo en Cuba y batiendo récords. Me gustan muchísimo las mujeres, como te podrás imaginar. Tenía mucho tiempo libre, estaba muy entrenado y justo había aparecido el viagra. En ese momento el laboratorio me enviaba muestras gratis para que Maradona las promocione y yo me habré llevado a Cuba más de dos mil pastillas. Entonces salía a correr con una riñonera llena de pastillas y cuando paraba para descansar yo regalaba viagras. Con el correr de los días la gente ya me esperaba en la puerta para pedirme la pastilla mágica porque ellos se las vendían a los turistas y ganaban más de lo que recibían de sueldo. Me había convertido en el dealer de viagra de Cuba. Diego jugaba al golf y yo me entretenía…”, explicó sobre la actividad que comenzó a realizar en el país caribeño.

    “Salimos una madrugada, volvemos a las casas. Nosotros salíamos mucho, habíamos bebido bastante, así que lo dejo a Diego en su casa con su medicación y yo me voy a la mía, muy bien acompañado. De repente, golpean la puerta y me dicen que está el Comandante subiendo al cuarto de Diego. Salí corriendo en short, ojotas y remera en mano. Cuando llego, el Comandante estaba casi en la puerta de la entrada del cuarto de Diego. ‘¡Comandante!’, lo tenía a dos metros, pero le pegué un grito para que Diego escuchase. Le dije que recién llegábamos, que habíamos salido de noche y él nos dijo que nos había visto. Yo seguía gritando para que Diego escuchara y salga porque si el Comandante entraba a la habitación, yo iba a conocer la cárcel de Guantanamo. Apelé al último recurso que era un silbido que teníamos con Diego, que en cualquier estadio él me ubicaba en la platea. Se escucha que apagan la música y sale Diego con un pantalón de Boca, en cuero, la panza, la franja amarilla en el pelo y con una tapa de inodoro de collar. ‘Comandante, este es un regalo para usted’, dice y el Comandante me mira. Yo ya pensaba que íbamos a Guantanamo derecho, nos echa de Cuba y nos mete presos. Suspenso. Hasta que Diego saca la tapa y muestra que tenía pegada la cara de Bush, el Presidente de EEUU. ‘Para que cada vez que vaya al baño, se lo dedique’, le dice. Fijate la cabeza de este pibe. Le preguntamos cuánto hacía que la tenía y él nos contó que sabía que iba a tener alguna oportunidad de regalarsela”, prosiguió.

    Y, entre risas, agregó: “El final del cuento termina con el Comandante diciéndome: ‘Guillermo, el pueblo cubano está muy agradecido con usted, pero hay un problema. Se ha olvidado de mí. Así que tráigame esas pastillas que tú tienes y que toda la Habana habla’. Así que fui y le traje”.

    " "

    Más Leídas

    ¿Qué dijo Lammens sobre aumentar el aforo en la vuelta al público?

    Matías Lammens, ministro de Deportes, le bajó el pulgar a la posibilidad de aumentar el aforo en la vuelta al público. AFA...

    Pochettino se refirió a la vuelta de Messi

    El técnico Mauricio Pochettino habló en conferencia de prensa y se refirió a la situación de Lionel Messi. El delantero se recuperó...

    #Registradas

    El presidente Alberto Fernández va a participar este lunes desde las 11.30hs en la Casa Rosada del anuncio del Programa "Registradas (Recuperación...

    Correa asegura que con “más peronismo” el Gobierno puede revertir las PASO

    Después de la dura derrota electoral del oficialismo en las PASO, la crisis interna que enfrentó a Alberto Fernández y Cristina Kirchner...

    Battaglia ya piensa en el Superclásico

    Sebastián Battaglia ya está enfocado en el Superclásico ante River, en el Monumental (habrá público del Millo) y, en conferencia de prensa,...
    " "
    " "

    Guillermo Coppola podría congregar a miles de personas a su alrededor mientras desentraña una historia. No importa el tema que aborde, la capacidad que posee para expresarse le permite adueñarse de la atención del público. El efecto cautivador se multiplica si el empresario relata una de las innumerables aventuras que experimentó durante sus años de trabajo en el fútbol.

    Mientras transita la cuarentena que rige en diversos sectores del plante a causa de la diseminación de la pandemia del coronavirus, el ex representante recordó dos increíbles sucesos en los cuales adquirió un rol protagónico.

    En diálogo con el canal del youtuber Ezzequiel, el nacido en el barrio de Constitución rememoró el día en el que conoció a Elton John de una manera inesperada. Luego, describió un hecho en Cuba que se llevó a cabo en la época en la que se desempeñaba como agente de Diego Armando Maradona y que involucra al Diez, Fidel Castro y… ¡el viagra!

    El confuso encuentro con Elton John:

    “Tuve la oportunidad de conocerlo en 1978, después del Mundial de Argentina. Fui a Inglaterra con Alberto Tarantini, jugador de la Selección de Menotti, que había quedado libre de Boca y lo llevé al Birmingham. Estábamos con Pata Villanueva, que en ese momento era su pareja, y el gerente del banco donde trabajaba en ese momento. Después de hacer la revisión médica fuimos a cenar a un lugar top, un hotel boutique cuyo dueño era Elton John. Si en el 78 me decías Elton John yo no sabía quién era, inició brindando detalles el ex mánager, de 72 años.

    “Vamos al restaurant y nos sentamos en un box, fuimos tarde y la mayoría ya había cenado. Éramos cuatro cenando, un rico vino y, de repente, se acercan dos personas. ‘Mister Tarantini, yo soy el dueño del hotel’, nos dice y pidió permiso para sentarse con nosotros. Elton John se sienta al lado mío y su manager en frente, quedamos medio apretados en el box. Ahí nos empieza a contar de sus cosas hasta que me pone su mano izquierda en mi pierna derecha. Yo soy medio toquete también, pero con mis amigos. Mientras seguía hablando, su mano iba subiendo a zonas que me ponían nervioso. Yo no decía nada porque tenía a mi gerente, pero me estaba sonrojando. Y ahí Elton me dice que me invitaba a conocer las habitaciones del hotel… y Pata me decía que era buena idea quedarse ahí a pasar la noche. En resumen, el 50% de ese hotel en Birmingham hoy es mío”, concluyó, con una cuota de ironía.

    El episodio que lo convirtió en el dealer de viagra en Cuba:

    “Fuimos a Cuba, nos recibe el Comandante Fidel Castro. Veníamos de un golpe duro en la salud de Diego y nos ofrecen dos casas en La Pradera, que era como un complejo que era una clínica. Al principio estaban todos, Claudia, las nenas, toda la familia de Diego y toda la mía. Estábamos bien acompañados. Pero el tiempo pasaba, se hacía largo y la gente empezó a irse. Nos quedamos Diego y yo. Ahí es donde el sentimiento de nuestra amistad creció tanto que pasé a ser su pierna izquierda, el resto del corazón que le quedaba, su hermano, su manager, su padre, su amigo… el hombre que le salvó la vida. Todo eso era yo en Cuba. Éramos una pareja… sin sexo”, recordó sobre la internación de urgencia del campeón del Mundial de México 1986 en el Sanatorio Cantegril, de Punta del Este.

    El empresario fue la mano derecha de Diego Armando Maradona cuando se desempeñó como su representante.

    “Estábamos todo el tiempo juntos. A él le gustaba el golf y a mi otro tipo de juego, el que practiqué muchísimo en Cuba y batiendo récords. Me gustan muchísimo las mujeres, como te podrás imaginar. Tenía mucho tiempo libre, estaba muy entrenado y justo había aparecido el viagra. En ese momento el laboratorio me enviaba muestras gratis para que Maradona las promocione y yo me habré llevado a Cuba más de dos mil pastillas. Entonces salía a correr con una riñonera llena de pastillas y cuando paraba para descansar yo regalaba viagras. Con el correr de los días la gente ya me esperaba en la puerta para pedirme la pastilla mágica porque ellos se las vendían a los turistas y ganaban más de lo que recibían de sueldo. Me había convertido en el dealer de viagra de Cuba. Diego jugaba al golf y yo me entretenía…”, explicó sobre la actividad que comenzó a realizar en el país caribeño.

    “Salimos una madrugada, volvemos a las casas. Nosotros salíamos mucho, habíamos bebido bastante, así que lo dejo a Diego en su casa con su medicación y yo me voy a la mía, muy bien acompañado. De repente, golpean la puerta y me dicen que está el Comandante subiendo al cuarto de Diego. Salí corriendo en short, ojotas y remera en mano. Cuando llego, el Comandante estaba casi en la puerta de la entrada del cuarto de Diego. ‘¡Comandante!’, lo tenía a dos metros, pero le pegué un grito para que Diego escuchase. Le dije que recién llegábamos, que habíamos salido de noche y él nos dijo que nos había visto. Yo seguía gritando para que Diego escuchara y salga porque si el Comandante entraba a la habitación, yo iba a conocer la cárcel de Guantanamo. Apelé al último recurso que era un silbido que teníamos con Diego, que en cualquier estadio él me ubicaba en la platea. Se escucha que apagan la música y sale Diego con un pantalón de Boca, en cuero, la panza, la franja amarilla en el pelo y con una tapa de inodoro de collar. ‘Comandante, este es un regalo para usted’, dice y el Comandante me mira. Yo ya pensaba que íbamos a Guantanamo derecho, nos echa de Cuba y nos mete presos. Suspenso. Hasta que Diego saca la tapa y muestra que tenía pegada la cara de Bush, el Presidente de EEUU. ‘Para que cada vez que vaya al baño, se lo dedique’, le dice. Fijate la cabeza de este pibe. Le preguntamos cuánto hacía que la tenía y él nos contó que sabía que iba a tener alguna oportunidad de regalarsela”, prosiguió.

    Y, entre risas, agregó: “El final del cuento termina con el Comandante diciéndome: ‘Guillermo, el pueblo cubano está muy agradecido con usted, pero hay un problema. Se ha olvidado de mí. Así que tráigame esas pastillas que tú tienes y que toda la Habana habla’. Así que fui y le traje”.

    Más Leídas

    ¿Qué dijo Lammens sobre aumentar el aforo en la vuelta al público?

    Matías Lammens, ministro de Deportes, le bajó el pulgar a la posibilidad de aumentar el aforo en la vuelta al público. AFA...

    Pochettino se refirió a la vuelta de Messi

    El técnico Mauricio Pochettino habló en conferencia de prensa y se refirió a la situación de Lionel Messi. El delantero se recuperó...

    #Registradas

    El presidente Alberto Fernández va a participar este lunes desde las 11.30hs en la Casa Rosada del anuncio del Programa "Registradas (Recuperación...

    Correa asegura que con “más peronismo” el Gobierno puede revertir las PASO

    Después de la dura derrota electoral del oficialismo en las PASO, la crisis interna que enfrentó a Alberto Fernández y Cristina Kirchner...

    Battaglia ya piensa en el Superclásico

    Sebastián Battaglia ya está enfocado en el Superclásico ante River, en el Monumental (habrá público del Millo) y, en conferencia de prensa,...