Kingsley Coman, el hijo de PSG que fue el héroe de Bayern Munich en la Champions League

Mundo Poder Noticias

23 agosto, 2020

En el Estadio da Luz, Bayern Munich derrotó 1-0 a Paris Saint Germain y se coronó campeón de la Champions League por sexta vez en su historia. Bajo el cielo de Lisboa, los Bávaros impusieron su jerarquía y se abrazaron a la Orejona gracias al gol de un héroe inesperado: Kingsley Coman, quien surgió en la cantera de PSG y se convirtió en el verdugo de la institución en la que se formó como futbolista.

El extremo, de 24 años, fue titular en reemplazo de Ivan Perisic y ratificó la apuesta realizada por el entrenador Hans-Dieter Flick. Cuando transcurrían los 14 minutos del complemento, Joshua Kimmich alzó la cabeza y lanzó un centro en dirección al atacante, quien se filtró a la espalda de Thilo Kehrer y con un impacto de cabeza venció la resistencia de Keylor Navas para marcar el único tanto de la definición.

Kingsley Coman fue elegido como la figura de la final de la Champions League, que conquistó Bayern Munich.

El delantero realizó las Divisiones Inferiores en el multicampeón francés y efectuó su debut bajo la dirección técnica del italiano Carlo Ancelotti. El 17 de febrero de 2013, reemplazó a Marco Verratti a los 86 minutos de la derrota 3-2 contra Sochaux en condición de visitante. En aquella ocasión, dos argentinos fueron titulares en el conjunto parisino: Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi.

En su etapa en el club, ganó dos Ligue 1, una Supercopa de Francia y una Copa de la Liga de Francia. Pese a que exhibía potencial, careció de oportunidades y solo sumó cuatro presentaciones (en ninguna fue titular y no logró anotar). En consecuencia, buscó oportunidades en otro destino y las halló en Juventus, donde arribó en libertad de acción, en julio de 2014, y comenzó a demostrar un crecimiento en ascenso.

El francés se formó en la cantera de Paris Saint Germain y realizó su debut como profesional en el elenco de la Ligue 1.

En agosto de 2015, luego de una campaña en la Vecchia Signora, desembarcó a préstamo en el cuadro alemán, que era comandado por Pep Guardiola. Tras dos campañas, el monarca de la Bundesliga decidió ejecutar la opción de compra de 21 millones de euros y adquirió de manera definitiva los servicios del subcampeón con Francia de la Eurocopa 2016.

Desde entonces, Coman se erigió como una variante de relevancia en los ciclos de Guardiola, Ancelotti (con quien se reencontró en Múnich), Jupp Heynckes (en su paso como interino), Niko Kovac y Flick. Hasta el momento, acumula 161 partidos, 32 goles, 35 asistencias y 12 títulos. Más de seis años después de haber sido marginado del proyecto, se transformó en el verdugo de PSG y propició que el Bayern volviera a alcanzar la cima de Europa.

Te podria interesar

Añade aquí tu texto de cabecera

Añade aquí tu texto de cabecera

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.