10.9 C
Argentina
domingo, 25 septiembre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio EXCLUSIVO Exclusivo: la grave acusación de Pablo Salum a Pérez Esquivel: "Cuando lo...

    Exclusivo: la grave acusación de Pablo Salum a Pérez Esquivel: “Cuando lo vi a los ojos sabía que era culpable”

    El especialista en sectas y principal denunciante de la Escuela de Yoga, que durante décadas está acusada de secuestrar y violar niños, habló con Mundo Poder y apuntó contra el Nobel de la Paz.

    Pérez Esquivel y Salum, el día de su audiencia en mayo del 2012. El fundador de la ONG Red LibreMentes aseguró que lo veía a los ojos y “sabía que me estaba mintiendo”.

    Mientras las miles de pruebas de los crímenes que llevaba a cabo la Escuela de Yoga durante más de 20 años continúan apareciendo como resultado de los allanamientos policiales, dichos documentos y testimonios que las acompañan siguen despertando el asombro de todo el país.

    Quien fuera el primer niño captado por la secta, Pablo Salum (44), escapó de la organización a la edad de 14, siendo, desde ese entonces, el principal impulsor en la investigación del macabro lugar. Luego de la detención del líder de la Escuela de Yoga, Juan Percowicz, durante el fin de semana pasado, la masificación del caso tomó mayor dimensión de las miles actividades ilícitas que se cometían.

    LEER MÁS: La secta del horror: décadas de explotación sexual a menores y millones en juego

    Entre todo el material que dio a conocer el hombre en un hilo de Twitter publicado el 24 de marzo del 2018, se reveló un video inédito. Justamente el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, Pablo Salum compartió una cámara oculta del premiado con el Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. En dicho video, filmado seis años antes, le relata al pintor y escultor argentino las técnicas de coerción psicológica a las que son sometidas las víctimas de la Escuela de Yoga.

    “Lo hacen para que las víctimas corten lazos con sus familiares”, se le oye decir al sobreviviente de la secta mientras le muestra una foto. “Ahí ve usted a un menor de edad, junto a su madre que está desnuda. Hay muchas fotografías de orgías. Ahí está mi madre, a quien tampoco veo hace más de diez años, le dice.

    Un momento después, Salum le explica que está luchando junto a profesionales de Argentina y España para aprobar una ley para que las técnicas de coerción psicológicas sean tomadas como delito. Ante la presentación, Pérez Esquivel decidió desviar el tema central: “¿Qué pasó con esta causa?”, preguntó. “La cerraron porque había políticos involucrados, pero presentamos decenas de testimonios de chicos que fueron abusados, y ustedes presentaron un escrito, sin constatar nada de todo esto, defendiendo a la secta, respondió Salum.

    Con un tono de sentirse ofendido por la consulta, el activista suelta las fotografías y le pregunta nuevamente: “¿Y ustedes que piensan? Vos venís a verme, me mostrás esto, ¿y qué esperás?”.

    Pablo Salum comentó sobre aquel encuentro con Pérez Esquivel

    Diez años pasaron del video, en los que Salum, al igual que el resto de las víctimas de la secta Escuela de Yoga, siguieron denunciando los crímenes de los que fueron parte y testigos. Esto lo llevó a fundar la llamada Red LibreMentes, en el año 2010, que desde entonces busca que el Estado reconozca la problemática y garantice la protección de las víctimas de organizaciones coercitivas.

    Tras la explosión mediática del caso, Pablo dialogó con Mundo Poder sobre algunos detalles de la visita al ganador del Nobel de la Paz en 1980. “Quería una respuesta honesta de su parte. Quería mirarlo a los ojos y quería realmente saber por qué lo había hecho”, comenzó diciendo.

    Me di cuenta que apenas le nombré, le mostré las fotos, se puso gris y realmente me di cuenta que era culpable. Incluso fui con una colaboradora mía que vio lo mismo: el nerviosismo, se puso pálido, no sabía que decir”, reveló Pablo Salum, que se remitió a la pregunta que Pérez Esquivel le hizo. “Cuando me dijo: ‘¿Y vos qué pretendés con esto?’, osea, se notó que que era culpable. Y que sabe lo que hizo. Por eso luego me generó esta bronca de que nunca más se disculpó y supuestamente me iba a llamar para solucionarlo, pero no”, manifestó.

    LEER MÁS: Escándalo mundial: Plácido Domingo aparece en las escuchas de la Secta del Terror de Villa Crespo

    En ese aspecto, Salum no tuvo problemas en reconocer que el activista "estuvo vinculado de forma directa con la organización" y que “básicamente encubrieron todo esto para que no salga a la luz durante diez años y muchos medios lo sabían y no quisieron publicarlo. Y añadió: “Ahora que estalló por la causa judicial, no les queda otra que publicarlo, pero esto fue encubierto hasta el día de hoy por todo el mundo.

    El caso del Bar

    El líder de la secta, Juan Percowicz, durante la década de los ’90 (izquierda) está actualmente procesado (derecha).

    Entre toda la documentación que Salum dio a conocer, y la primera en la que Pérez Esquivel es reconocido dentro de los archivos ocurrió el 5 de marzo del 2002. Aquel día, un grupo de padres de niños que estaban secuestrados por la secta interceptaron al líder de la misma Juan Percowicz en el barrio de Belgrano. Luego de un altercado en un bar de la zona, todos quedaron detenidos en una comisaría por los disturbios.

    Según el relato de Salum, “el premio Nobel de la Paz, Pérez Esquivel, llama desesperado y se presenta en la comisaría exigiendo que liberen a Percowicz, el mismo que ordenaba que abusen de nosotros”. El testimonio de Salum se encuentra acompañado por un documento que el propio activista le envió al por entonces ministro del Interior, Rodolfo Gabrielli.

    En el comunicado, que contaba con las firmas de Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo; el cantante Piero; el periodista Osvaldo Bayer; y el ex miembro de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni; Pérez Esquivel alegó que el mismo ha "denunciado reiteradamente los gravísimos atropellos a los miembros de la Escuela de Yoga durante nueve años".

    Ante nuestra consulta del por qué de los motivos del encubrimiento de una persona que ganó un Premio por su compromiso en la defensa de la democracia y los Derechos Humanos, para con una organización que secuestraba gente, Salum admite que “tiene sus conjeturas, pero no las puedo hacer públicas porque no tengo pruebas”.

    Y Pablo, que no sabe de su familia desde hace años, cerró diciendo que “no tiene que ver con el dinero, sino con otras cosas que hacía la organización”.

    " "

    Lo último

    " "