La millonaria cifra por la cual subastaron el auto de Lady Di

Paula Manso

28 noviembre, 2022

«Nunca tuvimos tantas ofertas» aseguraron los vendedores sobre el clásico Ford Escort.

La Princesa de Gales se caracterizó siempre por tratar de conseguir la mayor libertad dentro de la familia real de Inglaterra. A ella le gustaba manejar sus propios autos y no hacer uno de los choferes que tenía a su disposición. La mujer había pedido un coche convertible rojo, pero se lo negaron ya que por temas de seguridad no era conveniente que tuviera la cabeza al descubierto.

Fue así que la princesa pudo conseguir su  RS Turbo de 1985. Un detalle es que estos autos eran realizados únicamente en color blanco,  el gerente de relaciones públicas de Ford decidió que se le entregara un deportivo de color negro.

Diana tomó este vehículo como otro gesto de «rebeldía». Se esperaba que ella utilizara autos de altísima gama, pero se obsesionó con este modelo. Siempre que podía se «escapaba» de sus tareas reales e iba a buscar a sus hijos al colegio o almorzar con amigas en Londres.

El auto de Lady Di

El cariño de la gente hacia ella logró que tras su muerte, en 1997, todas sus pertenencias cobraran un mayor valor económico y sentimental para miles de personas.

Tal es así que se subastó, sin poner foto en su perfecto estado, el auto que más usó. Tras una intensa puja entre interesados de todo el mundo se vendió por 766 mil euros. El comprador pidió reservar su identidad ante la prensa.

La casa de subastadas Silverstone Auctions es la que ha gestionado la operación, por la cual el coche ha acabado en manos de un comprador del condado de Cheshire. Según explicó el organizador de la subasta, Jonathan Humbert, el histórico vehículo de Diana de Gales se convirtió en el que mayor cantidad de ofertas telefónicas había generado en los últimos 12 años.

.

El auto de Lady Di

Rey Carlos III: la millonaria suma que pagaron por un cuadro suyo

Carlos III fue noticia a pocas semanas de comenzar su reinado por un motivo muy particular: se convirtió en el primer rey en vender una obra de arte. Desde su organización benéfica llamada The Prince’s Foundation, subastaron una estampa que es una copia de un cuadro original, la número 18 de una tirada limitada de 100 reproducciones. Cada reimpresión tiene la firma original del rey y un certificado de autenticidad.

La obra fue realizada en el año 2001 cuando aún era príncipe. El monarca retrató el castillo de Balmoral, el preferido de su madre, y lo donó para ser subastado para recaudar fondos para fines solidarios. Los expertos esperaban que se vendiera por 600 euros y un comprador anónimo pagó 6.576 euros.

Hamish Wilson, curador de arte, opinó sobre este inesperado suceso: “La pintura adquirió una resonancia y un atractivo especial, por supuesto, debido a los acontecimientos recientes. No me sorprende que haya habido una puja tan entusiasta, ni que haya excedido tanto su estimación”

La pintura del Rey Carlos III
Te podria interesar

Añade aquí tu texto de cabecera

Añade aquí tu texto de cabecera

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.