De concretarse el pase de Martínez al Barcelona, el monto bruto de la operación habrá sido de 36.700.000 euros a favor de Racing. ¿Qué cifra exorbitante quedará en las arcas de la Academia?

La cláusula de rescisión es tan fría como clara. El equipo que quiera llevarse de manera unilateral a Lautaro Martínez deberá desembolsar 111 millones de euros netos para que el futbolista ejecute por sí mismo la salida automática de Milán. En Inter saben que se quedaron cortos con el blindaje, pero ya no hay margen. A los 22 años y titular en la Selección, el valor potencial del Toro es todavía incalculable. Al lado de Messi, su cotización se podrá duplicar, tal como alguna vez sucedió con Neymar. En este contexto, y a miles de kilómetros de donde se cocina el pase del año, en Racing esperan agazapados. En épocas de vacas flacas por la crisis financiera que trajo consigo la pandemia de coronavirus, haberse quedado con un 10% de la plusvalía, con piso de 14 millones de euros, es como tener un boleto ganador de lotería.

Lautaro Martínez y Agus Gandolfo viven juntos en Milán.

Lautaro Martínez y Agus Gandolfo viven juntos en Milán.

De concretarse el pase al Barcelona, el club más firme en la carrera para contratarlo, la venta total habrá sido de 36.700.000 euros brutos a favor de Racing. El monto se divide en varias etapas. A saber: descontando los impuestos, los dos primeros ingresos a las cuentas del club fueron de 10 y 4 millones de euros. A esta cifra de 14 se sumaron otros siete más en concepto de objetivos, que Lautaro claramente los alcanzó y hasta superó. Estos son los primeros 21 millones de euros netos que se quedó Racing (27 brutos). De estos 21, dos fueron para el club Liniers de Bahía Blanca, que siempre mantuvo el 20% de la ficha de su jugador estrella.

El hincha prefiere al Toro sobre Neymar.

El hincha prefiere al Toro sobre Neymar.

Hasta aquí, los montos confirmados. Se espera que al pasar al Barcelona, aparezcan otros 9.700.000 euros brutos por la plusvalía del 10% (111 menos 14) que mantuvo la dirigencia al venderlo al Inter. De aquí, habría que descontar entre un 10% y 12% de impuestos, y otro 15% que le correspondería al jugador. Desde el entorno del Toro ya avisaron que no pedirán ese porcentaje, que ya fue cobrado en el traspaso de Racing a Inter. Quedarían, limpios, 8.730.000 euros. De esta cifra, vuelve a corresponder un 20% a Liniers. 6.384.000 euros netos para Racing sería la cifra final de la cláusula de rescisión. 25.384.000, el total de la operación si se juntan todos los pagos. Aunque en Racing, exprimiendo un poco más, conseguirían otros 2.775.000 por mecanismo de solidaridad, que debe pagar Barcelona. Una locura.