Ley de humedales: por un futuro ecológico

Mundo Poder Noticias

21 marzo, 2022

Por Nahuel Andrade, estudiante de abogacía y militante popular

El pasado miércoles 2 de marzo, se presentó un nuevo proyecto de la Ley de Humedales en la cámara de diputados. A lo largo de casi una década, se presentaron varios proyecto, el último, había perdido estado parlamentario en diciembre pasado, pero la problemática volvió a cobrar visibilidad, tras los incendios que afectaron a más de 930.000 hectáreas en la provincia de Corrientes y amenazaron a los Esteros del Iberá, donde se encuentra uno de los humedales más importantes del planeta, por lo cual, se busca mediante esta normativa, preservar las funciones ecológicas de estas zonas y eliminar los factores que las perturban.

Los humedales contribuyen de modo decisivo al bienestar humano, al desempeñar funciones de las cuales se derivan múltiples beneficios. Estos son grandes filtros y reservorios de agua dulce, mitigan sequías e inundaciones, suministran alimentos básicos y productos fundamentales, gran parte de las especies del planeta viven y se reproducen en ellos, y almacenan más carbono que cualquier otro ecosistema, constituyéndose como partícipes necesarios en la lucha contra el cambio climático, entre muchos otros servicios ambientales.

Durante la última semana de febrero, debido a la proliferación de incendios en la provincia de Corrientes, se vio afectado cerca del 10% del territorio provincial. El trabajo incansable de bomberos y brigadistas, sumado a la llegada de la lluvia, pudieron cesar con los focos activos, luego de varios días de angustia e incertidumbre.

En el año 2020, el gobierno de Corrientes dirigió todos sus esfuerzos para oponerse a la sanción de la Ley de Humedales, argumentando que la misma conlleva a consecuencias negativas para la actividad productiva. Es en este punto, donde nos llamamos a la reflexión: no existe modelo productivo viable cuando su síntoma inmediato es la destrucción de los ecosistemas.

Nahuel Andrade

Esta ley, busca proteger y regular el uso de estos sitios, y cuenta con un amplio apoyo de diversos sectores políticos, movimientos sociales y organizaciones socio-ambientales. Debe generar conciencia sobre el resto de la comunidad, para interpelar a los patrones de producción y consumo, donde el modelo extractivista, basado en la depredación de nuestros recursos naturales, no conduce al crecimiento económico, ni a mejoras en las condiciones de producción y trabajo, sino al aumento de la tasa de ganancia de los grupos concentrados.

El calentamiento global no va a dar tregua ante la búsqueda incansable de rentabilidad a cualquier costo. Es necesario, elaborar un cambio paradigmático superador, trazando alianzas estratégicas con una fuerte base social.

Los problemas ambientales no deben tomarse como ajenos a la sociedad nuestra de cada día, más bien, deben ser entendidos como de vital importancia para el desarrollo integral de la comunidad. Este proceso de transformación, debe contar con una ardua labor parlamentaria, y también, con una profunda difusión dentro de la cultura popular, para ganar las mentes y los corazones de la clase trabajadora, de los excluidos, de los explotados, y del gran conjunto de sectores populares.

El compromiso federal debe contar con propuestas destinadas a la integración regional y a la acción solidaria, movilizando al Estado para que este funcione como garante de una solución real y sostenible. Fortalecer las relaciones de las personas con la naturaleza, nos concede la oportunidad de derribar los cercos negacionistas, para plasmar en la realidad, la construcción de una sociedad con sentido ecológico.

Por esto, y mucho más, decimos: LEY DE HUMEDALES YA.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.