12 C
Argentina
martes, 27 septiembre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio EXCLUSIVO #VuelveElFulbo

    #VuelveElFulbo

    Una de las actividades recreativas más importantes que esta cuarentena se llevó puesta es el fútbol entre amigos, esa reunión semanal que para muchos es una escapatoria a la rutina de todos los días, el viejo y querido “fulbito”. Dueños de canchas de fútbol 5, 7 y 11 se encuentran desesperados por la inactividad, la acumulación de deudas para mantenimiento y la dificultad para pagar sueldos de muchos de empleados que dependen del sector. Ante este escenario se reunieron y elaboraron un protocolo especial para volver abrir sus puertas.

    Los dueños de canchas aseguran que no hay un gremio que los pueda nuclear

    En diálogo con Mundo Poder, Daniel Martinez, dueño de un complejo de canchas y uno de los voceros del grupo que nuclea a dueños de canchas de zona sur y otras parte del conurbano, cuenta que lo más preocupante no es solo la inactividad sino la sensación de invisibilidad del sector: “Está restringida nuestra actividad pero lo más complicado es que ni siquiera estamos en los planes políticos, ni siquiera estamos en agenda. No tenemos cámara, no tenemos sindicato y no tenemos a nadie que realmente pueda hacer que nos escuchen”

    Martinez, quien tiene 30 años de experiencia en el rubro, cuenta que junto a otros propietarios de canchas se unieron no solo para intercambiar experiencias sino también para poder empezar a trabajar en soluciones. Las propuestas y visiones terminaron dando vida a un protocolo que pretende poder reanimar a estos complejos que hace más de 50 días se encuentran cerrados.

    Los dueños de canchas de fútbol de Berazategui, Quilmes y Florencio Varela y otras localidades del conurbano son los que comenzaron a soñar con “la apertura paulatina” y "por fases" de los complejos, en su idea de juntarse también quieren incluir a los gimnasios, otros de los grandes perdedores de la cuarentena. Cabe resaltarse que esta iniciativa ya se empieza a extender en diferentes partes del país.

    Los partidos en un mismo complejo comenzarían de manera escalonada

    “Armamos un protocolo y lo queremos sumar a gimnasios, estamos todos juntos los que ofrecemos y vendemos salud. Pensamos que la apertura puede ayudar a la gente porque en el medio del encierro se está necesitando hacer deportes, actividad física”, consideró Martinez.

    En el protocolo que será presentando a las autoridades bonaerenses para que lo tengan a consideración, los dueños de canchas señalan que el objetivo es “promover la reapertura de los establecimientos dedicados a la actividad física y salud, respetando las normas de bioseguridad necesarias dentro del contexto de emergencia sanitaria por COVID-19 que atravesamos, promoviendo además, la recuperación económica de nuestros sector que impacta considerablemente en una gran masa de trabajadores y en actividades que se relacionan con la nuestra”.

    Principales puntos de la propuesta para abrir las canchas:

    • Se estipulará un ingreso limitado del público según la cantidad de canchas que posea el complejo y no se permitirá el ingreso de espectadores salvo que se trate de niños los que jueguen
    • Se piensa en colocar “estaciones” de limpieza de manos, exigiendo a todas las personas que ingresen que lo utilicen o se le dará a los clientes alcohol en gel y otros elementos de desinfección
    • Los horarios de comienzo y finalización de actividades serán estrictos. Se exigirá puntualidad para evitar esperas y aglomeración de personas
    • Se estipulará un tiempo de 10 minutos entre cada partido. En ese tiempo se desinfectará los postes y arcos.
    • En el caso de que el complejo tenga más de una cancha, los partidos comenzarán de manera escalonada (no en el mismo horario)
    • Los clientes deberán ingresar con tapaboca y solo se lo podrán sacar al jugar, cada uno deberá completar una planilla con todos sus datos y se le pedirá que permanezcan en los autos mientras teminan el partido anterior
    • Los jugadores deberán llegar cambiados para evitar el uso de vestuarios
    • Se reducirá al mínimo el uso de vestuarios
    • Se ventilarán los espacios de tránsito común
    • La capacidad de los quinchos o bares se reducirá al 50%

    El extenso protocolo que cuenta con 27 páginas también hace referencia a los cuidados estrictos que deberán tener los trabajadores de estas canchas, para los cuales también se diseñó un modo de comportamiento especifico con reglas a cumplir a rajatabla. Entre los puntos más importantes se les pedirá que se laven las manos cada 30 minutos, se les tomará la temperatura, deberán limpiarse la ropa al llegar al establecimiento y también deberán desinfectar celulares y llaves.

    Martinez cuenta que el protocolo también contará con la enseñanza de prácticas para evitar la propagación del covid 19 y las maniobras que se deberán llevar a cabo frente a un caso de posible contagio. Todas estas medidas serán controladas por el encargado del complejo que deberá estar atento a cada de una las medidas que se deben cumplir para preservar la salud de los trabajadores y los clientes.

    Los dueños de canchas de fútbol explican que la reapertura de los complejos puede llegar a “beneficiar” al Gobierno Nacional al repercutir sobre el humor social de las personas que a más de 50 días desde su inicio, ya padecen el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

    Se proponen prácticas como el fútbol-tenes o fútbol-voley como alternativas para abrir

    “También se consideran enfermedades no transmisibles, las lesiones y trastornos de salud mental. Es importante proteger este aspecto, especialmente en tiempos de distanciamiento físico. La actividad física ofrece beneficios psicosociales como el bienestar y la agilidad mental, la reducción de la sensación de soledad, el estrés, la ansiedad, la depresión, la reducción de la violencia y el consumo de estupefacientes”, detallan en las consideraciones finales del protocolo.

    Los dueños de estos complejos también están dispuestos a poder darle mayor preponderancia a prácticas como el fútbol-tenis o el fútbol-voley, dos juegos populares que no requieren del contacto físico. La desesperación del sector lleva a pensar varias alternativas para reanudar la actividad cuanto antes. En el mientras tanto y con el virus avanzando, el “fulbito” todavía está en el banco de suplentes.

    " "

    Lo último

    Larreta se muestra más duro y denunciará a los padres por...

    Desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron penalmente a los padres de los alumnos que tomaron los colegios el...
    " "