6.6 C
Argentina
viernes, 20 mayo,2022
Dólar: BNA: $117,00/ $123,00 Blue: $201,00 / $204,00
Riesgo País: 1920 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio POLICIALES Los rugbiers rompieron el silencio: cuestionaron a la fiscal y denunciaron recibir...

    Los rugbiers rompieron el silencio: cuestionaron a la fiscal y denunciaron recibir amenazas constantes

    Los ocho detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa recurrieron a una misma estrategia al declarar hoy luego de haber hecho un pacto de silencio que duró un mes y un día. Optaron por apuntar a fallas procesales, a no ser informados para ejercer su derecho a la legítima defensa, cuestionar el procedimiento de la fiscal para llevar el caso y denunciar el hecho de recibir amenazas constantes, pero ninguno quiso declarar sobre el homicidio agravado por el cual están imputados.

    Ayer, durante la marcha realizada frente al boliche Le Brique, donde fue asesinado Fernando.

    Los rugbiers fueron trasladados esta mañana desde el penal de Dolores hasta la sede judicial de Villa Gesell donde los esperaba la fiscal Verónica Zamboni para imputarlos por “homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y la alevosía”, así también como las “lesiones” que sufrieron los amigos de Fernando.

    No obstante, ante de comenzar la audiencia, el abogado defensor de los detenidos, Hugo Tomei, pidió que las indagatorias sean gravadas, aunque fue rechazado por la fiscal. Tras la respuesta de Zamboni, Tomei solicitó la presencia del juez Mancinelli, lo que provocó el atraso de la ronda de declaraciones por más de cuatro horas.

    Fue así que, pasado el mediodía, el primero en declarar fue Máximo Thomsen, el más implicado en la causa, quien acusó a la fiscal de haberles mentido y que tanto él como sus amigos están condenados socialmente y por los medios.

    Nosotros no teníamos idea de lo que estaba pasando, solo nos dijeron que una familia había recibido a su hijo en un cajón“, comenzó a decir Thomsen. Luego agregó: “Nosotros confiábamos en la justicia, pero después nos dimos cuenta que la fiscal nos mintió en la cara. Nos hizo firmar papeles que decían que nos habían mostrado fotos y videos, pero nunca nos explicaron nada“, a lo que agregó que dentro del penal donde se encuentran reciben constantes amenazas de otros presos diciendo que los quieren violar.

    Minutos después, declaró Ciro Pertossi, quien tampoco quiso dar respuestas a las preguntas sobre el homicidio, sino que también atacó a la fiscal Zamboni de quien aseguró tener “desconfianza” y, al igual que Thomsen, se refirió a las amenazas de otros presos que los quieren “lastimar”.

    El siguiente fue Blas Cinalli, quien manifestó tener “miedo” en la cárcel, sentirse “engañado” por la fiscal y “vulnerable” por las filtraciones de la investigación en los medios de comunicación.

    Y, por último, Enzo Comelli, quien solo sostuvo sentirse “anonadado” y que no entendía qué estaba sucediendo.

    Con respecto al resto de los implicados en la causa, prefirieron no hablar y presentar un escrito con sus respectivas declaraciones en las que también criticaron a la fiscal y denunciaron los malos tratos recibidos por los otros presos del penal.

    Mañana la fiscal Zamboni indagará a los otros dos rugbiers, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, que pertenecen al grupo y quienes están acusados de ser “partícipes necesarios”, aunque fueron liberados el 10 de febrero.

    Los diez rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa.
    " "

    Lo último

    " "