Lula se comprometió a “reconstruir” Brasil porque está “peor que en 2003”

Micaela Cabezas

17 noviembre, 2022

Desde la COP27, el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se comprometió con la reconstrucción de Brasil. Así lo hizo saber en una reunión con representantes de la sociedad civil en donde, además, lamentó que el país esté “peor que en 2003“, cuando llegó al poder por primera vez. “Quiero que ustedes me ayuden a reconstruir el país”, le dijo Lula a una audiencia de varias ONG y organizaciones brasileñas, que celebraron su presencia en la COP27 y lo despidieron proclamando que “Brasil volvió”.

En su primera salida al exterior y en una reunión con representantes de la sociedad civil de su país, el presidente electo se comprometió a retomar la agenda social de sus dos primeros mandatos y a combatir el hambre.

En tanto, Puyr Tembé, de la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil, le expresó que “estamos felices con su llegada al poder, pero nos mantendremos vigilantes, porque demandas, presidente, tenemos muchas”, cargando contra el mandatario saliente, Jair Bolsonaro.

LEE MÁS: Un ministro de Bolsonaro lamentó la “buena salud” de Lula

Lula da Silva prometió enérgicamente retomar la agenda social de sus dos primeros mandatos que sacaron de la pobreza a 30 millones de personas. También se comprometió a combatir la desnutrición en Brasil, que el año pasado reapareció en el denominado “mapa del hambre” de la ONU, con el dato de que el 28,9% de la población del país de 213 millones de habitantes padece "inseguridad alimentaria moderada o severa“.

LEE MÁS: A pesar de las protestas en todo Brasil, comenzó la transición de Gobierno al equipo de Lula

En el marco del encuentro de la COP27, la cumbre anual del clima de la ONU, Lula cargó contra Bolsonaro, acusándolo de incrementar las desigualdades sociales y económicas en un país muy polarizado. El ex mandatario, y la única persona en ganar tres veces la presidencia de Brasil, aseguró que el país que hereda ahora está “peor que en 2003. Asimismo, Lula, quien asumirá el cargo el próximo 1 de enero, se comprometió a organizar conferencias sectoriales para escuchar las demandas de jóvenes, de mujeres y de personas con discapacidades.

También anunció que propondrá al secretario general de la ONU, António Guterres, que la COP de 2025 se celebre en Brasil, en la Amazonia o en el estado del Pará. Brasil fue seleccionado para acoger la conferencia del clima en 2019, pero desistió luego de la elección de Bolsonaro a fines de 2018.

LEE MÁS: Bolsonaro no reconoció la derrota ni felicitó a Lula: “Continuaré cumpliendo todos los mandamientos de nuestra Constitución”

Durante esta COP27 las asociaciones de la sociedad civil brasileña tuvieron un stand diferente del ocupado por el Gobierno de Bolsonaro. Como lo hizo en la víspera en un discurso en la COP27, el presidente electo insistió en su compromiso con la preservación de la Amazonia. Además, pidió respeto mutuo al poderoso sector agropecuario, favorecido por el Gobierno de Bolsonaro y responsable en parte de una deforestación que en el período 2020-2021 batió un máximo en 15 años.

Quiero que me respeten como yo los respeto a ellos. El verdadero empresario del agronegocio sabe que no puede quemar un lugar donde no está permitido el verdadero empresario del agronegocio tiene un compromiso” con la responsabilidad medioambiental. Hoy en día “no se necesita destruir un metro cuadrado de árboles para aumentar la producción de soja. Tenemos millones y millones de hectáreas de tierra degradada que puede recuperarse“, manifestó.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.