13.8 C
Argentina
martes, 27 octubre,2020
Dólar: BNA: $77,50/ $83,50 Blue: $186,00 / $190,00
Riesgo País: 1432 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


Argentina
Confirmados
43.385.581
Recuperados
26.566.283
Muertes
1.157.714
Confirmados
1.102.301
+11968
Recuperados
909.586
Muertes
29.301
+406
Todos los países
Confirmados
43.385.581
Recuperados
26.566.283
Muertes
1.157.714
Confirmados
1.102.301
+11968
Recuperados
909.586
Muertes
29.301
+406
Dengue
96.454
11.855
Inicio POLÍTICA Macri aseguró: "Dejé una economía mejor de la que recibí"

Macri aseguró: “Dejé una economía mejor de la que recibí”

El expresidente Mauricio Macri brindó una entrevista para Infobae de alrededor de 50 minutos en la que abordó su relación con Alberto Fernández y Cristina Kirchner, opinó sobre la cuarentena, la actual crisis económica y las asignaturas que le quedaron pendientes en sus cuatro años de mandato presidencial.

Mauricio Macri aseguró que Juntos por el Cambio va a volver al poder en el 2023.

Macri aprovechó la ocasión para destacarse como un primus inter pares, ratificó su cercanía con Marcos Peña, elogió la vocación de Horacio Rodríguez Larreta en cuanto al poder, y aseguró que no tiene diferencias con el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, aunque en ningún momento mencionó a Elisa Carrió.

Dejé una economía mejor de la que recibí; hay que mirar los números hasta el 11 de agosto. Nuestro gobierno económicamente terminó el 11 de agosto. El 12 de agosto dijeron ‘vuelve el kirchnerismo’ y asistimos a una destrucción del dólar, de la bolsa, saltó el riesgo país. El gobierno político terminó el 10 de diciembre, pero la economía se maneja con expectativas“, señaló el exmandatario para analizar la situación económica que le dejó a Alberto Fernández cuando terminó su gestión.

– ¿Quién cree que se enojó más por lo que dijo el lunes? ¿Alberto Fernández, Cristina Kirchner o Rodríguez Larreta?

– No debería enojarse nadie, porque lo que traté fue de compartir una reflexión sobre lo que estamos viviendo. Tratando de contener la angustia, la preocupación de muchos argentinos por su presente y su futuro. Transmitir una visión de qué deberíamos hacer para que esa angustia baje. La forma es dialogando. La intolerancia no es un buen camino. El oficialismo debería tratar de recuperar la calma, emitir un mensaje de más armonía.

– El que le contestó fue Alberto Fernández, que dijo que la cuarentena sirvió para evitar una catástrofe y mejorar el desastre que usted había dejado…

– Me mostraron el video en el que habló. Me hizo acordar a esa frase que le asignan a (Arturo) Illia, ¿no? Que una nación está en peligro cuando un presidente habla todos los días. No voy a escalar en las respuestas con el Presidente. Estoy tranquilo con lo que dije, lo más importante es esa clase media que está angustiada por su empleo, su futuro, su salud. Lo que necesita es escuchar un mensaje de armonía, sensato, de calma…

– ¿Dónde se rompió con Alberto Fernández? ¿Por qué esa tensión cuando usted habla de él y él de usted?

– No sé qué significa que se rompió. Voy por la vida tratando de transmitir lo que siento. Siendo lo más preciso con el valor de la palabra. Tal vez pequé por hablar poco como presidente. No tengo nada por lo cual velar más allá de eso. Esa es mi tarea. Desde ya, Juntos por el Cambio, como lo dije el 28 de octubre que me vino a visitar a la Casa Rosada: cuando quieras y a la hora que quieras, Juntos por el Cambio se sienta negociar todas las cosas que se puedan negociar, pero con la Constitución sobre la mesa.

– El Presidente dijo esta semana que usted le había dicho, a raíz de la cuarentena y del coronavirus, “que se mueran los que se tengan que morir”. Dice que él no miente y que quizás usted tiene un grado de amnesia importante

– ¿Cuántas veces voy a repetir lo mismo? Yo estoy tranquilo con lo que dije. Y lo ratifico hoy: la cuarentena es una herramienta muy dañina y había que usarla con mucho equilibrio y cuidado. No se puede hacer una cuarentena europea en una economía latinoamericana lastimada. Tenía que haber sido algo que combine la prevención sanitaria por el coronavirus pero que también combine la seguridad física, psicológica y laboral de los argentinos que hoy está en estado de alerta. Hemos caído más del doble.

– ¿Cree que el Gobierno apuesta a la cuarentena porque no tiene un programa económico y le sirve como paraguas ante la imposibilidad de resolver la crisis?

– Son dos cosas distintas. No tiene programa económico. La Argentina hoy no tiene rumbo. Pero además sanitariamente se manejó mal. Lamentablemente los números dicen que no nos va bien, tampoco en lo sanitario. En el medio generamos un miedo en la población tan grande que la gente abandonó sus tratamientos y han puesto en peligro su vida quienes tienen problemas cardiológicos, oncológicos, diabéticos. Hemos sacado a los chicos del colegio durante un período larguísimo, afectando su formación y estado psicólogico. También su sistema inmunológico. Vamos a tener muchos problemas más grandes de los que teníamos. Hemos generado una destrucción de empleo tremendo. Tuve la suerte de que leí un libro que se lo recomendé a cada uno que pude hablar durante la cuarentena: Factfulness de Hans Rosling, un sueco que debe ser el padre intelectual de quien condujo la pandemia en Suecia, totalmente distinta a lo que hicimos acá. Suecia es muy parecida a Uruguay. Y él mencionó las cinco cosas que le preocupaban a futuro (es increíble porque está muerto y lo escribió hace cinco años). Dijo que le preocupaba el terrorismo, el cambio climático y la próxima pandemia. Dijo que iba a ser una gripe, contagiosa, pero que el mundo tenía que saber que hoy tiene un sistema de salud capaz de administrar una pandemia. Y no tiene que caer en decisiones basadas en la urgencia y en el miedo, porque ahí se cometerían muchos errores. Tener información antes de actuar. El mundo hizo todo el revés. Y la Argentina lideró el mundo en el mal sentido. Cada vez que intentamos hacer un récord en este sentido -la más larga, la más ancha, la más chica o la más grande- quedamos mal. Era sentido común. Nadie tenía certidumbre de lo que te alivia la cuarentena. Acá que lo importante era estar alerta, transmitir la distancia social, las prevenciones de los individuos y preparar el sistema de salud. Eso es lo que había que hacer. Yo me hice un estudio de colonoscopía. Se hacían 125 estudios por día, cuando fui a hacérmelo se estaban haciendo 14. El médico me dijo: “Esto es una locura, es uno de las avances más grandes que tiene la ciencia. Estos estudios que se suspendieron son gente que se va a enterar tardíamente que tiene un cáncer y no va a poder sobrevivir”.

– Fuentes del gobierno porteño no entienden por qué usted sale a hablar ahora. ¿Por qué elige hablar en este momento?

– Me han vuelto loco todo el año preguntándome por qué no hablaba. Ahora cuando hablo es por qué hablo. Porque sentí que la situación lo ameritaba. Que había mucha gente que se referencia con uno después de tantos años de conducir la Ciudad y cuatro años conduciendo el país. Los presidentes de bloque han intentado congeniar, a pesar de los sucesivos atropellos utilizando la pandemia, la cuarentena, el funcionamiento virtual. Y seguimos en esa misma actitud. Tenemos un problema grave, porque con la cuarentena eterna y dañina hemos tenido un avasallamiento de las instituciones muy grande. Persecución de jueces, del procurador, de la Corte, suelta de presos, fomento de tomas… Todas cosas que claramente rayan con la posibilidad de dialogar alrededor de algo sensato. Juntos por el Cambio mañana a la mañana quiere sentarse a acordar. Lo hemos hablado innumerable cantidad de veces. El primero que lo intentó fue Horacio y fue el primero que recibió una cachetada con ese DNU sacándole los recursos.

– En la actual situación económica y social cómo debería pararse la oposición frente al gobierno. ¿Cómo está ahora o abrir un nuevo canal de diálogo para encontrar un programa común? ¿Qué debería hacer la oposición?

– Yo digo que la Argentina hoy tiene una oposición que ha sido muy equilibrada, muy respetuosa. Los presidentes de bloque han intentado congeniar, a pesar de los sucesivos atropellos utilizando la pandemia, la cuarentena, el funcionamiento virtual. Y seguimos en esa misma actitud. Tenemos un problema grave, porque con la cuarentena eterna y dañina hemos tenido un avasallamiento de las instituciones muy grande. Persecución de jueces, del procurador, de la Corte, suelta de presos, fomento de tomas… Todas cosas que claramente rayan con la posibilidad de dialogar alrededor de algo sensato. Juntos por el Cambio mañana a la mañana quiere sentarse a acordar. Lo hemos hablado innumerable cantidad de veces. El primero que lo intentó fue Horacio y fue el primero que recibió una cachetada con ese DNU sacándole los recursos.

– Con respecto a la economía, el lunes pareció intentar algún tipo de autocrítica cuando dijo que uno de los problemas había sido ocultar el diagnóstico de lo que habían recibido. ¿Usted cree que la economía que dejó es mejor que la recibió o es peor?

– La economía que dejamos es mejor que la que recibimos. De eso no hay dudas, si miras números el 11 de agosto, vos mirá esa fecha…

– Pero su gobierno terminó el 10 de diciembre…

– Pero económicamente nuestro gobierno terminó el 11 de agosto.

– Eso es una noticia, ¿cuándo dijeron eso?

– Eso lo decidió el mercado. El 12 de agosto dijeron “vuelve el kirchnerismo” y asistimos a una destrucción del dólar, de la Bolsa, saltó el riesgo país…

Hoy en la autocrítica que se está haciendo, ahora estaría en condiciones de pensar que bien que me dieron los 44.000 millones de dólares, ¿los hubiera usado para otra cosa o no?

– Me parece que no había otra cosa para usarlos. No nos los iban a dar para que nosotros sigamos gastando más.

– O sea, en ese punto no hay autocrítica.

– A ver si entiende, nosotros conseguimos el préstamo más grande de la historia que dio el Fondo a un Gobierno, pero el préstamo ellos ponían las condiciones para qué te lo prestaban. Vos no decías me das la plata y yo la uso como quiero. Y ellos dijeron señores, ustedes vienen con un déficit muy alto hace ya muchos años, ustedes tienen que corregirlo. Tienen que sentarse en el Congreso y ahí es donde logramos empezar a tener por primera vez más conciencia todos y llegamos casi al equilibrio, 0,4, 0,3 que terminamos cuando terminó el gobierno. Eso es lo que hicimos. Pero fue insuficiente, la gente sintió que todo el esfuerzo que se había hecho no había a ningún lado, era como que sintieron que estaban escalando una montaña que no llegaban a hacer cumbre y por eso votaron una alternativa, esta es la realidad. Más allá de que para mí era el dolor de saber que volver a atrás iba a traer los problemas que estamos teniendo hoy, porque el rumbo era el correcto. Había habido errores que son los que tenemos que transformar en un aprendizaje para el 2023, cuando vuelva al poder Juntos por el Cambio.

– Ya dijo el otro día lo que piensa de la causa sobre el espionaje, pero ¿cómo explica las fotos y los seguimientos de dirigentes de la oposición y del oficialismo?

– Cuentapropistas

– ¿Le preocupa su frente judicial?

– Me preocupa y me ocupo. Ha sido una persecución desde el día uno.

– ¿Tiene miedo de ir preso?

–  No tengo miedo de ir preso porque no he hecho nada incorrecto, pero tengo que estar atento a ir controlando estos atropellos que terminan en allanamientos, en ventilar mis datos personales. Son cosas bastante violentas.

– Más de una vez habló de trabajar en contra del “pobrismo”. ¿A qué se refiere? Teniendo en cuenta que la pobreza fue un tema central en su campaña. De hecho pidió que lo juzgaran por el número de pobres que dejara al terminar el gobierno y terminó siendo mayor al que había cuando…

– Similar.

– ¿A qué se refiere cuando habla del “pobrismo”?

– Tiene que ver con no preocuparse de verdad con generar las condiciones para que el pobre resuelva su situación. Y deje de estar dependiendo de un plan teniendo acceso a una capacitación. Eso es tener un compromiso con erradicar la pobreza. Lo otro es sostener la pobreza en el tiempo.

– Usted llegó con una pobreza del 30% y se fue con una pobreza del 35,4%. La pobreza subió…

– Nosotros medimos un 32,3% sin tener en cuenta el cepo y el atraso de las tarifas. Con eso incluido daba unos puntos menos.

– Desde hace muchos años los argentinos escuchamos que los políticos dicen que es necesario recuperar la confianza…

– Porque creo que es fundamental. Todo pasa por la confianza y la credibilidad. El hecho de que para aquel que tiene que tomar una decisión, que va a llevar cinco o seis años ver sus resultados, tiene que tratar de estar seguro que cuando cambia su gobierno no cambia todo de vuelta. Ahí se pierde todo. Eso fue una traba enorme en nuestro gobierno. Marcamos un rumbo con los errores que compartimos y hablamos reiteradamente. Cuando regulás por decreto el funcionamiento de las empresas de Internet y celulares. Ponés en crisis un sistema que es fundamental para el trabajo del futuro. Cuando pasa eso, de vuelta el país se traba. Lo que vos planteás es lo que necesitamos lograr. Con la racionalidad sobre la mesa, con la sensatez sobre la mesa, por eso espero que el kirchnerismo se separe de la irracionalidad kirchnerista que ha sido capturado hace más de 10 años y se pueda sentar en una mesa con un espacio como el nuestro para acordar cuatro o cinco cosas que no se discuten y que garanticen estabilidad.

– Pero la alternancia política es parte de la democracia, si no la solución serían mandatos presidenciales de 10 años

– No me están escuchando. Justamente para que la alternancia no sea un riesgo necesitamos que las dos partes se sienten y acuerden estas cosas. Sea quien sea, estas reglas no se cambian.

Más Leídas

Abuelo de 80 años cayó a un pozo y se abrazó a la vida con un sargento

Un increíble hecho se conoció este lunes por la tarde y dejó boquiabiertos a más de uno. Un abuelo de 80 años...

#PlayaEntreAlgodones

El Gobierno Nacional instalará unos 18 hospitales modulares en todo el país para la temporada de verano. Con esta medida se apunta a evitar...

Concesionaria trucha le vendió el mismo auto a 40 personas diferentes

Un grupo de vecinos se congregaron en la tarde de lunes para denunciar la estafa de una falsa concesionaria que les pedía señas...

Grabois copó La Rural y le declaró la guerra a Etchevehere

Organizaciones sociales se manifestaron a favor del Proyecto Artigas en el predio de la Sociedad Rural Argentina en el barrio porteño de...

Cristina volvió a castigar a Macri y a su “Gobierno de empresarios”

La vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner reapareció este lunes de manea mediática para referirse al décimo aniversario de la...

El expresidente Mauricio Macri brindó una entrevista para Infobae de alrededor de 50 minutos en la que abordó su relación con Alberto Fernández y Cristina Kirchner, opinó sobre la cuarentena, la actual crisis económica y las asignaturas que le quedaron pendientes en sus cuatro años de mandato presidencial.

Mauricio Macri aseguró que Juntos por el Cambio va a volver al poder en el 2023.

Macri aprovechó la ocasión para destacarse como un primus inter pares, ratificó su cercanía con Marcos Peña, elogió la vocación de Horacio Rodríguez Larreta en cuanto al poder, y aseguró que no tiene diferencias con el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, aunque en ningún momento mencionó a Elisa Carrió.

Dejé una economía mejor de la que recibí; hay que mirar los números hasta el 11 de agosto. Nuestro gobierno económicamente terminó el 11 de agosto. El 12 de agosto dijeron ‘vuelve el kirchnerismo’ y asistimos a una destrucción del dólar, de la bolsa, saltó el riesgo país. El gobierno político terminó el 10 de diciembre, pero la economía se maneja con expectativas“, señaló el exmandatario para analizar la situación económica que le dejó a Alberto Fernández cuando terminó su gestión.

– ¿Quién cree que se enojó más por lo que dijo el lunes? ¿Alberto Fernández, Cristina Kirchner o Rodríguez Larreta?

– No debería enojarse nadie, porque lo que traté fue de compartir una reflexión sobre lo que estamos viviendo. Tratando de contener la angustia, la preocupación de muchos argentinos por su presente y su futuro. Transmitir una visión de qué deberíamos hacer para que esa angustia baje. La forma es dialogando. La intolerancia no es un buen camino. El oficialismo debería tratar de recuperar la calma, emitir un mensaje de más armonía.

– El que le contestó fue Alberto Fernández, que dijo que la cuarentena sirvió para evitar una catástrofe y mejorar el desastre que usted había dejado…

– Me mostraron el video en el que habló. Me hizo acordar a esa frase que le asignan a (Arturo) Illia, ¿no? Que una nación está en peligro cuando un presidente habla todos los días. No voy a escalar en las respuestas con el Presidente. Estoy tranquilo con lo que dije, lo más importante es esa clase media que está angustiada por su empleo, su futuro, su salud. Lo que necesita es escuchar un mensaje de armonía, sensato, de calma…

– ¿Dónde se rompió con Alberto Fernández? ¿Por qué esa tensión cuando usted habla de él y él de usted?

– No sé qué significa que se rompió. Voy por la vida tratando de transmitir lo que siento. Siendo lo más preciso con el valor de la palabra. Tal vez pequé por hablar poco como presidente. No tengo nada por lo cual velar más allá de eso. Esa es mi tarea. Desde ya, Juntos por el Cambio, como lo dije el 28 de octubre que me vino a visitar a la Casa Rosada: cuando quieras y a la hora que quieras, Juntos por el Cambio se sienta negociar todas las cosas que se puedan negociar, pero con la Constitución sobre la mesa.

– El Presidente dijo esta semana que usted le había dicho, a raíz de la cuarentena y del coronavirus, “que se mueran los que se tengan que morir”. Dice que él no miente y que quizás usted tiene un grado de amnesia importante

– ¿Cuántas veces voy a repetir lo mismo? Yo estoy tranquilo con lo que dije. Y lo ratifico hoy: la cuarentena es una herramienta muy dañina y había que usarla con mucho equilibrio y cuidado. No se puede hacer una cuarentena europea en una economía latinoamericana lastimada. Tenía que haber sido algo que combine la prevención sanitaria por el coronavirus pero que también combine la seguridad física, psicológica y laboral de los argentinos que hoy está en estado de alerta. Hemos caído más del doble.

– ¿Cree que el Gobierno apuesta a la cuarentena porque no tiene un programa económico y le sirve como paraguas ante la imposibilidad de resolver la crisis?

– Son dos cosas distintas. No tiene programa económico. La Argentina hoy no tiene rumbo. Pero además sanitariamente se manejó mal. Lamentablemente los números dicen que no nos va bien, tampoco en lo sanitario. En el medio generamos un miedo en la población tan grande que la gente abandonó sus tratamientos y han puesto en peligro su vida quienes tienen problemas cardiológicos, oncológicos, diabéticos. Hemos sacado a los chicos del colegio durante un período larguísimo, afectando su formación y estado psicólogico. También su sistema inmunológico. Vamos a tener muchos problemas más grandes de los que teníamos. Hemos generado una destrucción de empleo tremendo. Tuve la suerte de que leí un libro que se lo recomendé a cada uno que pude hablar durante la cuarentena: Factfulness de Hans Rosling, un sueco que debe ser el padre intelectual de quien condujo la pandemia en Suecia, totalmente distinta a lo que hicimos acá. Suecia es muy parecida a Uruguay. Y él mencionó las cinco cosas que le preocupaban a futuro (es increíble porque está muerto y lo escribió hace cinco años). Dijo que le preocupaba el terrorismo, el cambio climático y la próxima pandemia. Dijo que iba a ser una gripe, contagiosa, pero que el mundo tenía que saber que hoy tiene un sistema de salud capaz de administrar una pandemia. Y no tiene que caer en decisiones basadas en la urgencia y en el miedo, porque ahí se cometerían muchos errores. Tener información antes de actuar. El mundo hizo todo el revés. Y la Argentina lideró el mundo en el mal sentido. Cada vez que intentamos hacer un récord en este sentido -la más larga, la más ancha, la más chica o la más grande- quedamos mal. Era sentido común. Nadie tenía certidumbre de lo que te alivia la cuarentena. Acá que lo importante era estar alerta, transmitir la distancia social, las prevenciones de los individuos y preparar el sistema de salud. Eso es lo que había que hacer. Yo me hice un estudio de colonoscopía. Se hacían 125 estudios por día, cuando fui a hacérmelo se estaban haciendo 14. El médico me dijo: “Esto es una locura, es uno de las avances más grandes que tiene la ciencia. Estos estudios que se suspendieron son gente que se va a enterar tardíamente que tiene un cáncer y no va a poder sobrevivir”.

– Fuentes del gobierno porteño no entienden por qué usted sale a hablar ahora. ¿Por qué elige hablar en este momento?

– Me han vuelto loco todo el año preguntándome por qué no hablaba. Ahora cuando hablo es por qué hablo. Porque sentí que la situación lo ameritaba. Que había mucha gente que se referencia con uno después de tantos años de conducir la Ciudad y cuatro años conduciendo el país. Los presidentes de bloque han intentado congeniar, a pesar de los sucesivos atropellos utilizando la pandemia, la cuarentena, el funcionamiento virtual. Y seguimos en esa misma actitud. Tenemos un problema grave, porque con la cuarentena eterna y dañina hemos tenido un avasallamiento de las instituciones muy grande. Persecución de jueces, del procurador, de la Corte, suelta de presos, fomento de tomas… Todas cosas que claramente rayan con la posibilidad de dialogar alrededor de algo sensato. Juntos por el Cambio mañana a la mañana quiere sentarse a acordar. Lo hemos hablado innumerable cantidad de veces. El primero que lo intentó fue Horacio y fue el primero que recibió una cachetada con ese DNU sacándole los recursos.

– En la actual situación económica y social cómo debería pararse la oposición frente al gobierno. ¿Cómo está ahora o abrir un nuevo canal de diálogo para encontrar un programa común? ¿Qué debería hacer la oposición?

– Yo digo que la Argentina hoy tiene una oposición que ha sido muy equilibrada, muy respetuosa. Los presidentes de bloque han intentado congeniar, a pesar de los sucesivos atropellos utilizando la pandemia, la cuarentena, el funcionamiento virtual. Y seguimos en esa misma actitud. Tenemos un problema grave, porque con la cuarentena eterna y dañina hemos tenido un avasallamiento de las instituciones muy grande. Persecución de jueces, del procurador, de la Corte, suelta de presos, fomento de tomas… Todas cosas que claramente rayan con la posibilidad de dialogar alrededor de algo sensato. Juntos por el Cambio mañana a la mañana quiere sentarse a acordar. Lo hemos hablado innumerable cantidad de veces. El primero que lo intentó fue Horacio y fue el primero que recibió una cachetada con ese DNU sacándole los recursos.

– Con respecto a la economía, el lunes pareció intentar algún tipo de autocrítica cuando dijo que uno de los problemas había sido ocultar el diagnóstico de lo que habían recibido. ¿Usted cree que la economía que dejó es mejor que la recibió o es peor?

– La economía que dejamos es mejor que la que recibimos. De eso no hay dudas, si miras números el 11 de agosto, vos mirá esa fecha…

– Pero su gobierno terminó el 10 de diciembre…

– Pero económicamente nuestro gobierno terminó el 11 de agosto.

– Eso es una noticia, ¿cuándo dijeron eso?

– Eso lo decidió el mercado. El 12 de agosto dijeron “vuelve el kirchnerismo” y asistimos a una destrucción del dólar, de la Bolsa, saltó el riesgo país…

Hoy en la autocrítica que se está haciendo, ahora estaría en condiciones de pensar que bien que me dieron los 44.000 millones de dólares, ¿los hubiera usado para otra cosa o no?

– Me parece que no había otra cosa para usarlos. No nos los iban a dar para que nosotros sigamos gastando más.

– O sea, en ese punto no hay autocrítica.

– A ver si entiende, nosotros conseguimos el préstamo más grande de la historia que dio el Fondo a un Gobierno, pero el préstamo ellos ponían las condiciones para qué te lo prestaban. Vos no decías me das la plata y yo la uso como quiero. Y ellos dijeron señores, ustedes vienen con un déficit muy alto hace ya muchos años, ustedes tienen que corregirlo. Tienen que sentarse en el Congreso y ahí es donde logramos empezar a tener por primera vez más conciencia todos y llegamos casi al equilibrio, 0,4, 0,3 que terminamos cuando terminó el gobierno. Eso es lo que hicimos. Pero fue insuficiente, la gente sintió que todo el esfuerzo que se había hecho no había a ningún lado, era como que sintieron que estaban escalando una montaña que no llegaban a hacer cumbre y por eso votaron una alternativa, esta es la realidad. Más allá de que para mí era el dolor de saber que volver a atrás iba a traer los problemas que estamos teniendo hoy, porque el rumbo era el correcto. Había habido errores que son los que tenemos que transformar en un aprendizaje para el 2023, cuando vuelva al poder Juntos por el Cambio.

– Ya dijo el otro día lo que piensa de la causa sobre el espionaje, pero ¿cómo explica las fotos y los seguimientos de dirigentes de la oposición y del oficialismo?

– Cuentapropistas

– ¿Le preocupa su frente judicial?

– Me preocupa y me ocupo. Ha sido una persecución desde el día uno.

– ¿Tiene miedo de ir preso?

–  No tengo miedo de ir preso porque no he hecho nada incorrecto, pero tengo que estar atento a ir controlando estos atropellos que terminan en allanamientos, en ventilar mis datos personales. Son cosas bastante violentas.

– Más de una vez habló de trabajar en contra del “pobrismo”. ¿A qué se refiere? Teniendo en cuenta que la pobreza fue un tema central en su campaña. De hecho pidió que lo juzgaran por el número de pobres que dejara al terminar el gobierno y terminó siendo mayor al que había cuando…

– Similar.

– ¿A qué se refiere cuando habla del “pobrismo”?

– Tiene que ver con no preocuparse de verdad con generar las condiciones para que el pobre resuelva su situación. Y deje de estar dependiendo de un plan teniendo acceso a una capacitación. Eso es tener un compromiso con erradicar la pobreza. Lo otro es sostener la pobreza en el tiempo.

– Usted llegó con una pobreza del 30% y se fue con una pobreza del 35,4%. La pobreza subió…

– Nosotros medimos un 32,3% sin tener en cuenta el cepo y el atraso de las tarifas. Con eso incluido daba unos puntos menos.

– Desde hace muchos años los argentinos escuchamos que los políticos dicen que es necesario recuperar la confianza…

– Porque creo que es fundamental. Todo pasa por la confianza y la credibilidad. El hecho de que para aquel que tiene que tomar una decisión, que va a llevar cinco o seis años ver sus resultados, tiene que tratar de estar seguro que cuando cambia su gobierno no cambia todo de vuelta. Ahí se pierde todo. Eso fue una traba enorme en nuestro gobierno. Marcamos un rumbo con los errores que compartimos y hablamos reiteradamente. Cuando regulás por decreto el funcionamiento de las empresas de Internet y celulares. Ponés en crisis un sistema que es fundamental para el trabajo del futuro. Cuando pasa eso, de vuelta el país se traba. Lo que vos planteás es lo que necesitamos lograr. Con la racionalidad sobre la mesa, con la sensatez sobre la mesa, por eso espero que el kirchnerismo se separe de la irracionalidad kirchnerista que ha sido capturado hace más de 10 años y se pueda sentar en una mesa con un espacio como el nuestro para acordar cuatro o cinco cosas que no se discuten y que garanticen estabilidad.

– Pero la alternancia política es parte de la democracia, si no la solución serían mandatos presidenciales de 10 años

– No me están escuchando. Justamente para que la alternancia no sea un riesgo necesitamos que las dos partes se sienten y acuerden estas cosas. Sea quien sea, estas reglas no se cambian.

Más Leídas

Abuelo de 80 años cayó a un pozo y se abrazó a la vida con un sargento

Un increíble hecho se conoció este lunes por la tarde y dejó boquiabiertos a más de uno. Un abuelo de 80 años...

#PlayaEntreAlgodones

El Gobierno Nacional instalará unos 18 hospitales modulares en todo el país para la temporada de verano. Con esta medida se apunta a evitar...

Concesionaria trucha le vendió el mismo auto a 40 personas diferentes

Un grupo de vecinos se congregaron en la tarde de lunes para denunciar la estafa de una falsa concesionaria que les pedía señas...

Grabois copó La Rural y le declaró la guerra a Etchevehere

Organizaciones sociales se manifestaron a favor del Proyecto Artigas en el predio de la Sociedad Rural Argentina en el barrio porteño de...

Cristina volvió a castigar a Macri y a su “Gobierno de empresarios”

La vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner reapareció este lunes de manea mediática para referirse al décimo aniversario de la...