Mundo Poder

Mar del Plata: Otro ataque patota a la salida de un boliche

Nuevamente la Costa Atlántica está siendo protagonista de, no solo las fiestas clandestinas en plena pandemia y rebrote de casos de coronavirus, sino de la violencia entre los adolescentes y jóvenes. En esta oportunidad, le tocó, por segunda vez en siete días, a Mar del Plata. Todo se originó en el boliche La Caseta, cuando se pelearon un grupo de turistas con otros jóvenes que eran del lugar. El conflicto siguió aún cuando todos abandonaron el local bailable. Hubo golpes en las instalaciones del balneario y terminó en una persecución por la ruta 11.  

Ocurrió en La Caseta. Unos jóvenes atacaron a golpes a un grupo de turistas.

Respecto a los grupos que se enfrentaron, uno correspondía a un grupo que había llegado a “la feliz” desde Monte Grande, para vacacionar. Los otros, ocupaban una mesa a la distancia por el protocolo sanitario. Sin embargo, algo pasó que provocó su acercamiento y posterior pelea. Una vez que el grupo de los turistas salió del boliche, los agresores fueron tras ellos. En la puerta, atacaron a golpes a tres de los chicos, y cuando los agredidos treparon, como pudieron, a un colectivo intentado escapar, los agresores se subieron en un auto y los persiguieron por la ruta.  

En tanto, cabe mencionar que las víctimas no han sufrido heridas de gravedad, afortunadamente, pero sí presentaron la denuncia correspondiente por la inacción policial durante la persecución, pese a que ellos pedían ayuda desesperada. Asimismo, se inició otra causa por los golpes recibidos, la cual recayó sobre el fiscal Paulo Cubas, el mismo que actualmente investiga el ataque al joven Matías Montín en el boliche “Ananá, de la ciudad de Mar del Plata.