19.2 C
Argentina
viernes, 3 diciembre,2021
Dólar: BNA: $100,25/ $106,25 Blue: $196,50 / $200,50
Riesgo País: 1905 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    5.289.945
    Recuperados
    5.156.473
    Muertes
    115.989
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    5.289.945
    Recuperados
    5.156.473
    Muertes
    115.989
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES El día que Maradona jugó para Chacarita

    El día que Maradona jugó para Chacarita

    En 1993, Diego Armando Maradona jugó para Chacarita por su amistad con Miguel Ángel Lemme. Es que Pelusa no tenía club luego de su paso por Sevilla, estuvo unos días entrenando con el Funebrero y hasta disputó un amistoso contra Comunicaciones.

    Chacarita
    Maradona entrenando en Chacarita.

    Las historias con Diego Armando Maradona son interminables. Uno de los clubes que tiene la propia y se puede enorgullecer por eso es Chacarita. El conjunto de San Martín tuvo al Pelusa entrenando con su primer equipo y ¡hasta jugó un amistoso! Dicha situación ocurrió en 1993 cuando Diego estaba sin club, luego de volver de Sevilla. En ese entonces, el Funebrero era dirigido por su amigo Miguel Ángel Lemme, por lo que estuvo unos días entrenando.

    Hernán Pagés, ex jugador de Chaca, lo recuerda en una entrevista con Expresión Chacarita:  “Los lunes y los martes íbamos a correr a Palermo. En uno de esos entrenamientos, estaciona una Ferrari y se baja el enano para trotar con nosotros. Jugamos un amistoso y compartimos vestuario. No lo podíamos creer”.

    Además, existe un archivo fílmico en el que Diego Armando Maradona pasa sus días en el Funebrero: “Me transpiré todo. Gracias a Lemme y a los chicos de Chaca que me hacen vivir un momento lindo dentro del fútbol. Yo le deseo lo mejor a Chacarita, porque primero está el Cabezón que lo adoro y otra es que los jugadores de Chaca supieron entender mi momento, que necesitaba fútbol, me dan la pelota siempre y, sobre todo, me abren las puertas cuando yo necesito entrenar. Eso es impagable”.

    " "
    " "