21.4 C
Argentina
domingo, 24 octubre,2021
Dólar: BNA: $98,75/ $104,75 Blue: $185,00 / $188,00
Riesgo País: 1639 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    52.645.058
    Recuperados
    5.130.084
    Muertes
    115.444
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    52.645.058
    Recuperados
    5.130.084
    Muertes
    115.444
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES Messi convirtió su gol 700, pero Barcelona empató 2-2 con Atlético Madrid...

    Messi convirtió su gol 700, pero Barcelona empató 2-2 con Atlético Madrid y se complicó

    En el Camp Nou, en el marco de la jornada 33 de La Liga, Barcelona ratificó las dudas en el rendimiento futbolístico y volvió a dejar puntos en el camino: empató 2-2 con Atlético Madrid, puso en riesgo sus aspiraciones al título y amargó el logro individual de Lionel Messi, que convirtió el gol 700 de su carrera profesional con un lujo.

    El compromiso inició sin un claro dominador y los equipos se expusieron a una vorágine de ida y vuelta en los primeros compases. Mientras Quique Setién y Diego Simeone ajustaban sus respectivas piezas a los movimientos que se producían en el tablero, el Colchonero coqueteó con la inauguración del marcador por intermedio de un tiro libre Yannick Ferreira Carrasco, que no pudo ser impactado por José María Giménez ni Diego Costa, y se marchó a instancias del poste izquierdo.

    Barcelona estuvo en ventaja en el marcador en dos ocasiones, pero no logró sostener la diferencia.

    El elenco de Cataluña, que arribó al encuentro en medio de los rumores sobre conflictos internos en el vestuario, respondió mediante Ivan Rakitic, que ejerció una presión elevada, le extirpó el balón a Thomas y ensayó un remate desde afuera del área que fue bloqueado por Jan Oblak, quien despejó la pelota y evitó la conquista del mediocampista croata.

    Al igual que las habituales presentaciones, las expediciones ofensivas del Culé contaron como denominador común y objetivo primario de la búsqueda a Messi, que de manera esporádica halló resquicios a las espaldas de Thomas y Saúl. El astro rosarino fue el protagonista de las principales acciones de peligro del dueño de casa y con una de sus intervenciones generó la apertura del marcador.

    En primera instancia, a los 11 minutos, la Pulga se encargó de un tiro libre desde el sector derecho del campo y, aunque carecía de ángulo, optó por un disparo raso que debió ser despejado por Diego Costa a centímetros del arco. Desde el córner propiciado por el rechazo del hispano-brasileño, el argentino ejecutó un centro cerrado y el delantero del Atleti intentó volver a colaborar en defensa, pero la pelota impactó en su pierna derecha y convirtió el 1-0 en contra de su valla.

    A pesar de hallarse en desventaja, los dirigidos por el Cholo mantuvieron su plan original y obtuvieron un rédito en uno de los innumerables contragolpes que llevaron a cabo durante la jornada. A los 15’, Carrasco aceleró por el sector derecho, desairó a Gerard Piqué y, tras ingresar al área, fue derribado por Arturo Vidal. Sin vacilar, el árbitro Alejandro Hernández sancionó penal.

    El astro rosarino generó el primer tanto del partido con un córner que culminó con el gol en contra de Diego Costa.

    Luego de haber anotado en perjuicio de su arco, Diego Costa buscó una revancha y asumió la responsabilidad de la ejecución: efectuó un potente remate a la izquierda de Marc André ter Stegen, quien adivinó la intención e impidió el empate.

    Sin embargo, el juez, con indicación del VAR, determinó que se repitiera el penal debido a que el arquero había adelantado su posición más allá de lo permitido. En consecuencia, tras la amonestación para el alemán, Saúl fue designado como nuevo ejecutor y estableció el 1-1 con un tiro a la zona opuesta a la cual se arrojó Ter Stegen.

    Con el transcurso del juego, se consolidaron los roles de cada conjunto. Por un lado, el Barsa monopolizó la posesión, pero volvió a padecer la falta de profundidad en los metros finales y fue víctima de una tenencia inocua. En este escenario, se agudizó la búsqueda de Messi, que fue un imán para el balón. Mientras que Riqui Puig incomodó a sus rivales establecido en una posición de enlace entre el mediocampo y el ataque. Además, el juvenil fue uno de los estandartes en la presión alta que desarrolló su equipo.

    El Atlético, por su parte, gozó de un equilibrio defensivo que permaneció inalterable y no exhibió inconvenientes para desactivar las maniobras ofensivas rivales durante la primera etapa. Una vez que recuperaba la pelota, ratificaba su capacidad de desplegar ataques verticales, con el protagonismo de Carrasco, Costa, Ángel Correa y un reconvertido Marcos Llorente, que cambió su papel de volante defensivo por el de delantero libre.

    El nuevo festejo del argentino tras convertir el gol 700 de su carrera profesional. ¿Dedicatoria para sus hijos?

    Messi contó con dos acciones para alcanzar una nueva meta estadística en su carrera. En primer lugar, a los 22’, remató, con extrema sutileza, desde el perímetro izquierdo del área, pero el tiro se fue rozando el palo derecho. Más tarde, a los 42’, disparó un tiro libre lejano, que golpeó en Saúl, y Oblak, a contrapierna, pudo despejar hacia el córner.

    Barcelona inició el complementó con una actitud renovada y consiguió una veloz recompensa. Luego de profundizar por el carril derecho, Nelson Semedo se filtró en el área, recibió una infracción de Felipe y el árbitro señaló el punto del penal. A los 4’, en una ocasión inmejorable para cumplir un objetivo personal, Messi disipó cualquier síntoma de presión y simplificó el desenlace de la ejecución: picó el balón, anotó el 2-1 y firmó el gol 700 de su carrera profesional con una cuota artística.

    La euforia del Blaugrana perduró durante escasos minutos debido a que el Atleti le propició volvió a reestablecer la igualdad mediante un nuevo disparo desde los 12 pasos. A los 17’, luego de que Semedo cometiera un penal contra Carrasco, Saúl asumió la responsabilidad por segunda vez en la noche y, con un remate a la misma dirección que la que optó con anterioridad y tras un leve desvío en Ter Stegen, puso el 2-2.

    En un reflejo de lo sucedido el pasado sábado en el empate frente a Celta de Vigo, Barcelona se aventuró al ataque sin ideas claras y con la visión perturbada por la desesperación y el nerviosismo que implicaba el apremio del cronómetro. Con cuatro delanteros (Messi, Luis Suárez y los ingresados Ansu Fati y Antoine Griezmann) el Culé abusó de las maniobras individuales, sufrió la falta de imaginación colectiva y recurrió en exceso a los envíos aéreos que fueron rechazados con facilidad por la defensa del Atlético.

    La igualdad comprometió las esperanzas de Barcelona de proclamarse campeón de La Liga, uno de los dos certámenes en los que continúa en carrera (está en octavos de final de la Champions League). En medio de un clima interno que se encuentra bajo la lupa por la relación entre los futbolistas y el cuerpo técnico, el conjunto blaugrana acumula 70 puntos y Real Madrid podría extender su diferencia en la cima a cuatro unidades si derrota a Getafe.

    Formaciones:

    Barcelona: Marc André ter Stegen; Nelson Semedo, Gerard Piqué, Clément Lenglet, Jordi Alba; Ivan Rakitic (ST 18’ Sergi Roberto), Sergio Busquets (ST 40’ Ansu Fati), Riqui Puig; Lionel Messi, Luis Suárez y Arturo Vidal (ST 45’ Antoine Griezmann). Entrenador: Quique Setién.

    Atlético Madrid: Jan Oblak; Santiago Arias, Felipe, José María Giménez, Renan Lodi; Ángel Correa (ST 39’ Vitolo), Thomas, Saúl Ñíguez, Yannick Ferreira Carrasco (ST 40’ Thomas Lemar); Marcos Llorente (ST 24’ Joao Félix) y Diego Costa (ST 32’ Álvaro Morata). Entrenador: Diego Simeone.

    Goles: PT 11’ Diego Costa -en contra- (BAR) y 18’ Saúl Ñíguez -de penal- (ATM). ST 4’ Lionel Messi -de penal- (BAR), 17’ Saúl Ñíguez -de penal- (ATM)

    Amonestados: PT 17’ Marc André ter Stegen (BAR), 18’ Gerard Piqué (BAR) y Saúl Ñíguez (ATM). ST 6’ Felipe (ATM), 16’ Lionel Messi (BAR), 30’ Diego Costa (ATM), 35’ Yannick Ferreira Carrasco (ATM) y 45’ Thomas Lemar (ATM).

    Estadio: Camp Nou (Barcelona, Cataluña).

    Árbitro: Alejandro Hernández.

    " "

    Más Leídas

    En un clima caliente, Independiente recibe a Unión

    Independiente recibirá a Unión de Santa Fe, este lunes a las 21.15, en el cierre de la fecha 18 de la Liga...

    River quiere mantener la ventaja en la punta

    River recibirá a Argentinos, este lunes a las 19, por la fecha 18 de la Liga Profesional, con arbitraje de Patricio Loustau,...

    #IsraelDesafíaABiden

    Israel dijo que construirá 1.300 casas para judíos en tierras en que los palestinos quieren crear su Estado, el primer anuncio de...

    Prohíben entrar al Vaticano a cubanos que pedían libertad

    Cientos de cubanos se manifestaron este domingo frente al Vaticano a gritos de ¡Libertad! mientras se les prohibía la entrada a la...

    Koeman fue agredido a la salida del clásico ante Real Madrid

    Ronald Koeman, técnico del Barcelona, fue atacado por hinchas, luego de la derrota en el clásico frente a Real Madrid, en el...
    " "
    " "

    En el Camp Nou, en el marco de la jornada 33 de La Liga, Barcelona ratificó las dudas en el rendimiento futbolístico y volvió a dejar puntos en el camino: empató 2-2 con Atlético Madrid, puso en riesgo sus aspiraciones al título y amargó el logro individual de Lionel Messi, que convirtió el gol 700 de su carrera profesional con un lujo.

    El compromiso inició sin un claro dominador y los equipos se expusieron a una vorágine de ida y vuelta en los primeros compases. Mientras Quique Setién y Diego Simeone ajustaban sus respectivas piezas a los movimientos que se producían en el tablero, el Colchonero coqueteó con la inauguración del marcador por intermedio de un tiro libre Yannick Ferreira Carrasco, que no pudo ser impactado por José María Giménez ni Diego Costa, y se marchó a instancias del poste izquierdo.

    Barcelona estuvo en ventaja en el marcador en dos ocasiones, pero no logró sostener la diferencia.

    El elenco de Cataluña, que arribó al encuentro en medio de los rumores sobre conflictos internos en el vestuario, respondió mediante Ivan Rakitic, que ejerció una presión elevada, le extirpó el balón a Thomas y ensayó un remate desde afuera del área que fue bloqueado por Jan Oblak, quien despejó la pelota y evitó la conquista del mediocampista croata.

    Al igual que las habituales presentaciones, las expediciones ofensivas del Culé contaron como denominador común y objetivo primario de la búsqueda a Messi, que de manera esporádica halló resquicios a las espaldas de Thomas y Saúl. El astro rosarino fue el protagonista de las principales acciones de peligro del dueño de casa y con una de sus intervenciones generó la apertura del marcador.

    En primera instancia, a los 11 minutos, la Pulga se encargó de un tiro libre desde el sector derecho del campo y, aunque carecía de ángulo, optó por un disparo raso que debió ser despejado por Diego Costa a centímetros del arco. Desde el córner propiciado por el rechazo del hispano-brasileño, el argentino ejecutó un centro cerrado y el delantero del Atleti intentó volver a colaborar en defensa, pero la pelota impactó en su pierna derecha y convirtió el 1-0 en contra de su valla.

    A pesar de hallarse en desventaja, los dirigidos por el Cholo mantuvieron su plan original y obtuvieron un rédito en uno de los innumerables contragolpes que llevaron a cabo durante la jornada. A los 15’, Carrasco aceleró por el sector derecho, desairó a Gerard Piqué y, tras ingresar al área, fue derribado por Arturo Vidal. Sin vacilar, el árbitro Alejandro Hernández sancionó penal.

    El astro rosarino generó el primer tanto del partido con un córner que culminó con el gol en contra de Diego Costa.

    Luego de haber anotado en perjuicio de su arco, Diego Costa buscó una revancha y asumió la responsabilidad de la ejecución: efectuó un potente remate a la izquierda de Marc André ter Stegen, quien adivinó la intención e impidió el empate.

    Sin embargo, el juez, con indicación del VAR, determinó que se repitiera el penal debido a que el arquero había adelantado su posición más allá de lo permitido. En consecuencia, tras la amonestación para el alemán, Saúl fue designado como nuevo ejecutor y estableció el 1-1 con un tiro a la zona opuesta a la cual se arrojó Ter Stegen.

    Con el transcurso del juego, se consolidaron los roles de cada conjunto. Por un lado, el Barsa monopolizó la posesión, pero volvió a padecer la falta de profundidad en los metros finales y fue víctima de una tenencia inocua. En este escenario, se agudizó la búsqueda de Messi, que fue un imán para el balón. Mientras que Riqui Puig incomodó a sus rivales establecido en una posición de enlace entre el mediocampo y el ataque. Además, el juvenil fue uno de los estandartes en la presión alta que desarrolló su equipo.

    El Atlético, por su parte, gozó de un equilibrio defensivo que permaneció inalterable y no exhibió inconvenientes para desactivar las maniobras ofensivas rivales durante la primera etapa. Una vez que recuperaba la pelota, ratificaba su capacidad de desplegar ataques verticales, con el protagonismo de Carrasco, Costa, Ángel Correa y un reconvertido Marcos Llorente, que cambió su papel de volante defensivo por el de delantero libre.

    El nuevo festejo del argentino tras convertir el gol 700 de su carrera profesional. ¿Dedicatoria para sus hijos?

    Messi contó con dos acciones para alcanzar una nueva meta estadística en su carrera. En primer lugar, a los 22’, remató, con extrema sutileza, desde el perímetro izquierdo del área, pero el tiro se fue rozando el palo derecho. Más tarde, a los 42’, disparó un tiro libre lejano, que golpeó en Saúl, y Oblak, a contrapierna, pudo despejar hacia el córner.

    Barcelona inició el complementó con una actitud renovada y consiguió una veloz recompensa. Luego de profundizar por el carril derecho, Nelson Semedo se filtró en el área, recibió una infracción de Felipe y el árbitro señaló el punto del penal. A los 4’, en una ocasión inmejorable para cumplir un objetivo personal, Messi disipó cualquier síntoma de presión y simplificó el desenlace de la ejecución: picó el balón, anotó el 2-1 y firmó el gol 700 de su carrera profesional con una cuota artística.

    La euforia del Blaugrana perduró durante escasos minutos debido a que el Atleti le propició volvió a reestablecer la igualdad mediante un nuevo disparo desde los 12 pasos. A los 17’, luego de que Semedo cometiera un penal contra Carrasco, Saúl asumió la responsabilidad por segunda vez en la noche y, con un remate a la misma dirección que la que optó con anterioridad y tras un leve desvío en Ter Stegen, puso el 2-2.

    En un reflejo de lo sucedido el pasado sábado en el empate frente a Celta de Vigo, Barcelona se aventuró al ataque sin ideas claras y con la visión perturbada por la desesperación y el nerviosismo que implicaba el apremio del cronómetro. Con cuatro delanteros (Messi, Luis Suárez y los ingresados Ansu Fati y Antoine Griezmann) el Culé abusó de las maniobras individuales, sufrió la falta de imaginación colectiva y recurrió en exceso a los envíos aéreos que fueron rechazados con facilidad por la defensa del Atlético.

    La igualdad comprometió las esperanzas de Barcelona de proclamarse campeón de La Liga, uno de los dos certámenes en los que continúa en carrera (está en octavos de final de la Champions League). En medio de un clima interno que se encuentra bajo la lupa por la relación entre los futbolistas y el cuerpo técnico, el conjunto blaugrana acumula 70 puntos y Real Madrid podría extender su diferencia en la cima a cuatro unidades si derrota a Getafe.

    Formaciones:

    Barcelona: Marc André ter Stegen; Nelson Semedo, Gerard Piqué, Clément Lenglet, Jordi Alba; Ivan Rakitic (ST 18’ Sergi Roberto), Sergio Busquets (ST 40’ Ansu Fati), Riqui Puig; Lionel Messi, Luis Suárez y Arturo Vidal (ST 45’ Antoine Griezmann). Entrenador: Quique Setién.

    Atlético Madrid: Jan Oblak; Santiago Arias, Felipe, José María Giménez, Renan Lodi; Ángel Correa (ST 39’ Vitolo), Thomas, Saúl Ñíguez, Yannick Ferreira Carrasco (ST 40’ Thomas Lemar); Marcos Llorente (ST 24’ Joao Félix) y Diego Costa (ST 32’ Álvaro Morata). Entrenador: Diego Simeone.

    Goles: PT 11’ Diego Costa -en contra- (BAR) y 18’ Saúl Ñíguez -de penal- (ATM). ST 4’ Lionel Messi -de penal- (BAR), 17’ Saúl Ñíguez -de penal- (ATM)

    Amonestados: PT 17’ Marc André ter Stegen (BAR), 18’ Gerard Piqué (BAR) y Saúl Ñíguez (ATM). ST 6’ Felipe (ATM), 16’ Lionel Messi (BAR), 30’ Diego Costa (ATM), 35’ Yannick Ferreira Carrasco (ATM) y 45’ Thomas Lemar (ATM).

    Estadio: Camp Nou (Barcelona, Cataluña).

    Árbitro: Alejandro Hernández.

    Más Leídas

    En un clima caliente, Independiente recibe a Unión

    Independiente recibirá a Unión de Santa Fe, este lunes a las 21.15, en el cierre de la fecha 18 de la Liga...

    River quiere mantener la ventaja en la punta

    River recibirá a Argentinos, este lunes a las 19, por la fecha 18 de la Liga Profesional, con arbitraje de Patricio Loustau,...

    #IsraelDesafíaABiden

    Israel dijo que construirá 1.300 casas para judíos en tierras en que los palestinos quieren crear su Estado, el primer anuncio de...

    Prohíben entrar al Vaticano a cubanos que pedían libertad

    Cientos de cubanos se manifestaron este domingo frente al Vaticano a gritos de ¡Libertad! mientras se les prohibía la entrada a la...

    Koeman fue agredido a la salida del clásico ante Real Madrid

    Ronald Koeman, técnico del Barcelona, fue atacado por hinchas, luego de la derrota en el clásico frente a Real Madrid, en el...