11.8 C
Argentina
jueves, 6 mayo,2021
Dólar: BNA: $92,75/ $98,75 Blue: $147,00 / $151,00
Riesgo País: 1561 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    154.759.285
    Recuperados
    83.401.835
    Muertes
    3.237.107
    Confirmados
    3.071.496
    +24079
    Recuperados
    2.734.465
    Muertes
    65.865
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    154.759.285
    Recuperados
    83.401.835
    Muertes
    3.237.107
    Confirmados
    3.071.496
    +24079
    Recuperados
    2.734.465
    Muertes
    65.865
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES Messi hizo un golazo, pero Barcelona no logró la hazaña y fue...

    Messi hizo un golazo, pero Barcelona no logró la hazaña y fue eliminado de la Champions por PSG

    La lógica prevaleció en el Parque de los Príncipes, pero el suspenso pudo sentirse hasta en las inmediaciones de la Torre Eiffel. Luego de perder 4-1 en el partido de ida que se disputó en el Camp Nou, Barcelona no pudo forzar el milagro en condición de visitante y empató 1-1 ante el Paris Saint Germain de Mauricio Pochettino en el duelo de vuelta de los octavos de final de la Champions League. De esta manera, el elenco dirigido por Ronald Koeman fue eliminado a raíz del resultado global (5-2).

    El marcador del primer encuentro originó que el compromiso de vuelta se desarrollara de acuerdo a lo previsto en la antesala del mismo. El conjunto de Cataluña, apremiado por obtener una victoria abultada para forzar una remontada histórica en la competición europea, se adueñó de la iniciativa y adoptó un rol protagónico. En este escenario, ejerció un dominio territorial que estuvo sustentado en su capacidad de progresar en el campo a través de la sucesión de pases, donde Lionel Messi, junto a los mediocampistas Sergio Busquets y Pedri, tuvieron un papel de preponderancia.

    ¿El Rey y su sucesor? Lionel Messi y Kylian Mbappé volvieron a enfrentarse en el choque de vuelta de los octavos de final de la Champions League entre Barcelona y Paris Saint Germain.

    El Barsa, que ratificó la línea defensiva compuesta por cinco futbolistas que le brindó resultados en sus últimas presentaciones, le aplicó intensidad a su control geográfico y gozó de la constante movilidad de los tres componentes de su sector ofensivo. Por un lado, Ousmane Dembelé se desempeñó como falso nueve para detectar y explotar espacios con su velocidad. Mientras que Messi y Antoine Griezmann se desplazaron con libertad por detrás del ex delantero de Borussia Dortmund.

    La reiterada participación del astro rosarino fue uno de los factores que le permitió al cuadro de La Liga confirmar su pasaje positivo en el enfrentamiento. El ganador de seis Balones de Oro, que flotó por el frente del ataque para beneficiarse de los espacios libres que se erigían en la cancha, fue una permanente opción de descarga para los volantes y respaldó cada una de las aventuras ofensivas. De hecho, se asoció con Dembelé en más de una oportunidad e, incluso, no pudo conectar en el área chica un centro raso del extremo francés.

    En contrapartida, el campeón de las últimas tres ediciones de la Ligue 1 concedió el porcentaje mayoritario de la posesión y se mantuvo agazapado para contener los intentos de la visita. Aunque padeció sobresaltos en su área, donde contó con las garantías que le otorgó el arquero Keylor Navas, consiguió inquietar con las transiciones veloces de defensa a ataque que tuvieron como finalidad abastecer a Kylian Mbappé o Julian Draxler para que desembocaran con Mauro Icardi o resolvieran de manera individual.

    Luego de un penal de Clément Lenglet sobre Mauro Icardi, Mbappé intercambió la ejecución por gol con un disparo cruzado y puso en ventaja a PSG de manera momentánea.

    En el período en el cual el Blaugrana disminuyó su vigor y se puso en pausa su supremacía, el subcampeón de la última Champions obtuvo un rédito de una acción que contó con la intervención de la tecnología. Cuando transcurrían los primeros 30 minutos, el árbitro inglés, Anthony Taylor, sancionó penal en favor de PSG, a instancias del VAR, luego de que Clément Lenglet pisara dentro del área a Icardi. Solo unos instantes más tarde, Mbappé se encargó de la ejecución y con un preciso disparo estableció el 1-0 que desató la euforia del banco local.

    El tanto del surgido de la cantera de Mónaco parecía culminar con las esperanzas de Barcelona, que acusó el impacto del gol. Sin embargo, Messi salió al rescate cuando su equipo más lo necesitaba y marcó el empate que alimentó las ilusiones. A los 37’, el emblema de la Selección Argentina recibió un pase en tres cuartos del campo contrario, observó el panorama y volvió a suscitar la admiración del mundo: ensayó un potente de remate de zurda ante el marcaje de Marco Verratti que ingresó en el ángulo superior derecho del arco de Navas, cuyo esfuerzo por bloquear el disparo resultó infructífero.

    La Pulga volvió a asombrar a todos con un potente remate desde larga distancia que ingresó en el ángulo superior derecho para decretar el 1-1 en el Parque de los Príncipes.

    La conquista de Messi revitalizó a Barcelona, que volvió a demostrar fortaleza anímica y encontró una nueva posibilidad en el ocaso del primer tiempo, pero el desenlace no fue el anhelado. A los 48’, Taylor cobró penal por una infracción de Layvin Kurzawa sobre Griezmann y el argentino no pudo intercambiar el disparo por gol: su tiro fue hacia un sector intermedio entre el centro del arco y el poste derecho y, en consecuencia, el guardameta costarricense tapó el remate y luego el travesaño lo ayudó en su cometido para mantener el 1-1.

    Lejos de claudicar sus intentos, Barcelona eliminó la palabra ‘rendirse’ de su vocabulario y asedió a PSG. Las expediciones ofensivas, que tuvieron como protagonista primario a un Messi que por momentos se recostó sobre la izquierda, no claudicaron. No obstante, los ataques perdieron nitidez a medida que se incrementaba la desesperación y no otorgaron los resultados esperados por el equipo catalán. Mientras tanto, el conjunto parisino, que tuvo el ingreso de Ángel Di María, resistió cada vez más cerca de su arco y se respaldó en la figura de Navas, que respondió cuando lo exigieron.

    La figura de la jornada: el arquero de PSG, el costarricense Keylor Navas, le tapó un penal a Messi y bloqueó las diferentes ocasiones en ataque del Barsa,

    Por lo tanto, Barcelona no pudo repetir la hazaña que había logrado en 2017 ante el mismo rival en los octavos de final (ganó 6-1 en la vuelta y revirtió un 0-4) y se despidió de la Champions. La última vez en la que no había podido clasificar a los cuartos de final del certamen continental había sido en la temporada 2006/07, cuando fue derrotado por Liverpool de Inglaterra (Messi fue titular en ambos compromisos de la serie y Javier Saviola fue titular en el choque de ida).

    PSG, por su parte, padeció inconvenientes en su estadio, pero obtuvo una recompensa de la goleada que había logrado en el primer partido y se estableció entre los mejores ocho equipos de la competencia. Ahora, aguardará al sorteo que se desarrollará el próximo viernes 19 de marzo en la sede que posee la UEFA en Nyon, Suiza para conocer a su siguiente rival. Aunque deberá corregir diversos aspectos en el funcionamiento colectivo de sus dirigidos, Pochettino celebra lo conseguido y sonríe porque en la siguiente instancia tendrá a disposición a Neymar, que se perdió los dos cotejos contra su antiguo club.

    Formaciones

    PSG: Keylor Navas, Alessandro Florenzi (ST 31’ Colin Dagba), Marquinhos, Presnel Kimpembe, Layvin Kurzawa (ST Abdou Diallo); Leandro Paredes, Idrissa Gueye (ST 14’ Danilo Pereira); Julian Draxler (ST 14’ Ángel Di María), Marco Verratti (ST 39’ Rafinha), Kylian Mbappé; Mauro Icardi. Entrenador: Mauricio Pochettino.

    Barcelona: Marc André ter Stegen; Sergiño Dest (ST 21’ Francisco Trincao), Óscar Mingueza (PT 35’ Junior Firpo), Clément Lenglet, Jordi Alba; Frenkie de Jong, Sergio Busquets (ST 33’ Ilaix Moriba), Pedri (ST 33’ Miralem Pjanic); Antoine Griezmann, Lionel Messi y Ousmane Dembelé (ST 33’ Martin Braithwaite) Entrenador: Ronald Koeman.

    Goles: PT 30’ Kylian Mbappé (PSG) y 37’ Lionel Messi (BAR).

    Amonestados: PT 7’ Layvin Kurzawa (PSG), 26’ Óscar Mingueza (BAR), 29’ Clément Lenglet (BAR) y 38’ Frenkie de Jong (BAR). ST 5’ Idrissa Gueye (PSG), 5’ Leandro Paredes (PSG) y 44′ Mauro Icardi (PSG).

    Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra).

    Estadio: Parque de los Príncipes (París).

    " "
    " "

    Más Leídas

    Avanza el proyecto de construcción del primer satélite universitario nacional en la UNLP

    A través de un comunicado oficial, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) informó que se encuentra...

    La defensa de Amado Boudou pide que se le mantenga el arresto domiciliario

    A través de un escrito presentado por los magistrados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, se argumentó sobre la imperiosa necesidad de que el ex...

    #SegundaOlaLetal

    Durante las últimas 24 horas, la Argentina registró un nuevo récord de fallecidos por coronavirus: 663. A pesar de una leve baja...

    Tips para proteger tu seguridad en el Día Mundial de la Contraseña

    Con motivo de recordar la importancia respecto al cuidado de la privacidad de todas tus cuentas, y de esta manera, evitar la...

    #LiberenLasPatentes

    Este miércoles, el Gobierno de Estados Unidos anunció su apoyo a la liberación global de las patentes de las vacunas contra el...
    " "
    " "
    " "

    La lógica prevaleció en el Parque de los Príncipes, pero el suspenso pudo sentirse hasta en las inmediaciones de la Torre Eiffel. Luego de perder 4-1 en el partido de ida que se disputó en el Camp Nou, Barcelona no pudo forzar el milagro en condición de visitante y empató 1-1 ante el Paris Saint Germain de Mauricio Pochettino en el duelo de vuelta de los octavos de final de la Champions League. De esta manera, el elenco dirigido por Ronald Koeman fue eliminado a raíz del resultado global (5-2).

    El marcador del primer encuentro originó que el compromiso de vuelta se desarrollara de acuerdo a lo previsto en la antesala del mismo. El conjunto de Cataluña, apremiado por obtener una victoria abultada para forzar una remontada histórica en la competición europea, se adueñó de la iniciativa y adoptó un rol protagónico. En este escenario, ejerció un dominio territorial que estuvo sustentado en su capacidad de progresar en el campo a través de la sucesión de pases, donde Lionel Messi, junto a los mediocampistas Sergio Busquets y Pedri, tuvieron un papel de preponderancia.

    ¿El Rey y su sucesor? Lionel Messi y Kylian Mbappé volvieron a enfrentarse en el choque de vuelta de los octavos de final de la Champions League entre Barcelona y Paris Saint Germain.

    El Barsa, que ratificó la línea defensiva compuesta por cinco futbolistas que le brindó resultados en sus últimas presentaciones, le aplicó intensidad a su control geográfico y gozó de la constante movilidad de los tres componentes de su sector ofensivo. Por un lado, Ousmane Dembelé se desempeñó como falso nueve para detectar y explotar espacios con su velocidad. Mientras que Messi y Antoine Griezmann se desplazaron con libertad por detrás del ex delantero de Borussia Dortmund.

    La reiterada participación del astro rosarino fue uno de los factores que le permitió al cuadro de La Liga confirmar su pasaje positivo en el enfrentamiento. El ganador de seis Balones de Oro, que flotó por el frente del ataque para beneficiarse de los espacios libres que se erigían en la cancha, fue una permanente opción de descarga para los volantes y respaldó cada una de las aventuras ofensivas. De hecho, se asoció con Dembelé en más de una oportunidad e, incluso, no pudo conectar en el área chica un centro raso del extremo francés.

    En contrapartida, el campeón de las últimas tres ediciones de la Ligue 1 concedió el porcentaje mayoritario de la posesión y se mantuvo agazapado para contener los intentos de la visita. Aunque padeció sobresaltos en su área, donde contó con las garantías que le otorgó el arquero Keylor Navas, consiguió inquietar con las transiciones veloces de defensa a ataque que tuvieron como finalidad abastecer a Kylian Mbappé o Julian Draxler para que desembocaran con Mauro Icardi o resolvieran de manera individual.

    Luego de un penal de Clément Lenglet sobre Mauro Icardi, Mbappé intercambió la ejecución por gol con un disparo cruzado y puso en ventaja a PSG de manera momentánea.

    En el período en el cual el Blaugrana disminuyó su vigor y se puso en pausa su supremacía, el subcampeón de la última Champions obtuvo un rédito de una acción que contó con la intervención de la tecnología. Cuando transcurrían los primeros 30 minutos, el árbitro inglés, Anthony Taylor, sancionó penal en favor de PSG, a instancias del VAR, luego de que Clément Lenglet pisara dentro del área a Icardi. Solo unos instantes más tarde, Mbappé se encargó de la ejecución y con un preciso disparo estableció el 1-0 que desató la euforia del banco local.

    El tanto del surgido de la cantera de Mónaco parecía culminar con las esperanzas de Barcelona, que acusó el impacto del gol. Sin embargo, Messi salió al rescate cuando su equipo más lo necesitaba y marcó el empate que alimentó las ilusiones. A los 37’, el emblema de la Selección Argentina recibió un pase en tres cuartos del campo contrario, observó el panorama y volvió a suscitar la admiración del mundo: ensayó un potente de remate de zurda ante el marcaje de Marco Verratti que ingresó en el ángulo superior derecho del arco de Navas, cuyo esfuerzo por bloquear el disparo resultó infructífero.

    La Pulga volvió a asombrar a todos con un potente remate desde larga distancia que ingresó en el ángulo superior derecho para decretar el 1-1 en el Parque de los Príncipes.

    La conquista de Messi revitalizó a Barcelona, que volvió a demostrar fortaleza anímica y encontró una nueva posibilidad en el ocaso del primer tiempo, pero el desenlace no fue el anhelado. A los 48’, Taylor cobró penal por una infracción de Layvin Kurzawa sobre Griezmann y el argentino no pudo intercambiar el disparo por gol: su tiro fue hacia un sector intermedio entre el centro del arco y el poste derecho y, en consecuencia, el guardameta costarricense tapó el remate y luego el travesaño lo ayudó en su cometido para mantener el 1-1.

    Lejos de claudicar sus intentos, Barcelona eliminó la palabra ‘rendirse’ de su vocabulario y asedió a PSG. Las expediciones ofensivas, que tuvieron como protagonista primario a un Messi que por momentos se recostó sobre la izquierda, no claudicaron. No obstante, los ataques perdieron nitidez a medida que se incrementaba la desesperación y no otorgaron los resultados esperados por el equipo catalán. Mientras tanto, el conjunto parisino, que tuvo el ingreso de Ángel Di María, resistió cada vez más cerca de su arco y se respaldó en la figura de Navas, que respondió cuando lo exigieron.

    La figura de la jornada: el arquero de PSG, el costarricense Keylor Navas, le tapó un penal a Messi y bloqueó las diferentes ocasiones en ataque del Barsa,

    Por lo tanto, Barcelona no pudo repetir la hazaña que había logrado en 2017 ante el mismo rival en los octavos de final (ganó 6-1 en la vuelta y revirtió un 0-4) y se despidió de la Champions. La última vez en la que no había podido clasificar a los cuartos de final del certamen continental había sido en la temporada 2006/07, cuando fue derrotado por Liverpool de Inglaterra (Messi fue titular en ambos compromisos de la serie y Javier Saviola fue titular en el choque de ida).

    PSG, por su parte, padeció inconvenientes en su estadio, pero obtuvo una recompensa de la goleada que había logrado en el primer partido y se estableció entre los mejores ocho equipos de la competencia. Ahora, aguardará al sorteo que se desarrollará el próximo viernes 19 de marzo en la sede que posee la UEFA en Nyon, Suiza para conocer a su siguiente rival. Aunque deberá corregir diversos aspectos en el funcionamiento colectivo de sus dirigidos, Pochettino celebra lo conseguido y sonríe porque en la siguiente instancia tendrá a disposición a Neymar, que se perdió los dos cotejos contra su antiguo club.

    Formaciones

    PSG: Keylor Navas, Alessandro Florenzi (ST 31’ Colin Dagba), Marquinhos, Presnel Kimpembe, Layvin Kurzawa (ST Abdou Diallo); Leandro Paredes, Idrissa Gueye (ST 14’ Danilo Pereira); Julian Draxler (ST 14’ Ángel Di María), Marco Verratti (ST 39’ Rafinha), Kylian Mbappé; Mauro Icardi. Entrenador: Mauricio Pochettino.

    Barcelona: Marc André ter Stegen; Sergiño Dest (ST 21’ Francisco Trincao), Óscar Mingueza (PT 35’ Junior Firpo), Clément Lenglet, Jordi Alba; Frenkie de Jong, Sergio Busquets (ST 33’ Ilaix Moriba), Pedri (ST 33’ Miralem Pjanic); Antoine Griezmann, Lionel Messi y Ousmane Dembelé (ST 33’ Martin Braithwaite) Entrenador: Ronald Koeman.

    Goles: PT 30’ Kylian Mbappé (PSG) y 37’ Lionel Messi (BAR).

    Amonestados: PT 7’ Layvin Kurzawa (PSG), 26’ Óscar Mingueza (BAR), 29’ Clément Lenglet (BAR) y 38’ Frenkie de Jong (BAR). ST 5’ Idrissa Gueye (PSG), 5’ Leandro Paredes (PSG) y 44′ Mauro Icardi (PSG).

    Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra).

    Estadio: Parque de los Príncipes (París).

    Más Leídas

    Avanza el proyecto de construcción del primer satélite universitario nacional en la UNLP

    A través de un comunicado oficial, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) informó que se encuentra...

    La defensa de Amado Boudou pide que se le mantenga el arresto domiciliario

    A través de un escrito presentado por los magistrados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, se argumentó sobre la imperiosa necesidad de que el ex...

    #SegundaOlaLetal

    Durante las últimas 24 horas, la Argentina registró un nuevo récord de fallecidos por coronavirus: 663. A pesar de una leve baja...

    Tips para proteger tu seguridad en el Día Mundial de la Contraseña

    Con motivo de recordar la importancia respecto al cuidado de la privacidad de todas tus cuentas, y de esta manera, evitar la...

    #LiberenLasPatentes

    Este miércoles, el Gobierno de Estados Unidos anunció su apoyo a la liberación global de las patentes de las vacunas contra el...