Nicolás González, la revelación de Argentina: “Nadie confió en mí y me gustó callar bocas”

Mundo Poder Noticias

20 noviembre, 2020

La Selección Argentina culminó con éxito la última doble fecha del año de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022. Luego del empate ante Paraguay en La Bombonera, se repuso y derrotó a Perú en Lima. En este escenario, el entrenador de la Albiceleste, Lionel Scaloni, obtuvo certezas futbolísticas con vista a los compromisos del próximo año. Una de ellas fue la aparición de Nicolás González, quien siempre formó parte de la consideración del entrenador, pero se erigió como la revelación del equipo al desempeñarse como titular y convertir un gol en ambos partidos.

Solo unos días después de haber finalizado una semana inolvidable para su carrera, el futbolista de Stuttgart (Alemania) expresó su alegría por haberse destacado en los duelos ante la Albirroja y la Bicolor. “Uno disfruta mucho. En el viaje de ida la cabeza estaba en ir y jugar los partidos. Después disfrutar, sacamos resultados muy buenos. El vuelo de vuelta se disfrutó mucho, fue muy lindo. Cuando me encontré con la posibilidad de jugar, me puse feliz. Sabía que lo tenía que disfrutar porque era el momento”, afirmó en diálogo con la Oral Deportiva.

Nicolás González fue improvisado como lateral izquierdo en el duelo ante Paraguay convirtió el gol del empate de la Selección Argentina.

El atacante fue una de las sorpresas en la alineación del encuentro frente a los dirigidos por Eduardo Berizzo, ya que se desempeñó como lateral izquierdo a raíz de la ausencia por lesión de Nicolás Tagliafico. “Es una posición difícil, no estoy acostumbrado. Tenía que estar atento a la línea defensiva. Con dos días la aprendí muy bien y pude hacer un gran partido. Me apoyaban mis compañeros, me hablaban. Toda mi vida fui volante por izquierda. Es una posición que estoy acostumbrado, de ir siempre para adelante uno contra uno. Siempre pensando en el grupo, que me apoya y me da ganas de jugar”, analizó.

Además, el surgido en la cantera de Argentinos Juniors manifestó el malestar que le ocasionó las críticas de algunos sectores de la opinión popular: “Nadie confió en mí, así lo veía. En mi cabeza estaba siempre mi familia. Si salgo a jugar a una cancha es por ellos. Cuando hacía una jugada, lo único que se me cruzaba era intentar llamar. No lo podía hacer, pero las ganas estaban. Intento dejar todo para demostrarle a todas las personas argentinas que hoy me siento muy bien y cómodo, con mucha confianza”.

Y agregó: “Personas de afuera preguntaban quién es Nico González, dónde juega. Uno lee esas cosas y eso me dio fuerzas para demostrarle. A veces hablan de más, me gustó mucho callar bocas, por así decirlo. Nos reíamos con mi familia porque nadie me conocía y ahora me conocen todos. Las personas siempre van a opinar o hablar. Somos humanos y nos podemos equivocar. No tengo rencor con nadie, intenté de disfrutar los partidos. Lo hizo muy bien. Si estoy acá es gracias a mi familia”.

Luego de una acción colectiva, el futbolista de Stuttgart inauguró el resultado en la victoria 2-0 de la Albiceleste sobre Perú, en Lima.

El delantero también habló sobre el hecho de compartir el terreno de juego junto a Lionel Messi y otras figuras del seleccionado. “A él (Messi) lo veo muy feliz, con muchas ganas. Me contagiaba a mí cuando corría. Me daban ganas de correr el doble. Por ahí vi mucho de Lautaro (Martínez), que retrocedía mucho a defender. Eso también te contagia. Cómo meten Leo Paredes, (Rodrigo) De Paul. Por eso uno no para de correr y meter”, aseguró.

Por último, criticó a Ángel Romero por la vehemencia con la cual impactó a Exequiel Palacios, que sufrió una fractura de apófisis transversas de la columna lumbar en la igualdad contra Paraguay a causa de la entrada del jugador de San Lorenzo. “Si ustedes se fijan bien, antes que Romero salte lo choco, pero él sigue corriendo y salta con las dos rodillas. No hay chances de que yo lo haya empujado. Ya lesionó a un compañero de él en San Lorenzo, todos pensamos lo mismo. El VAR influye un poco. Después están las cámaras. Nos anularon un gol. ¿Por qué a esa jugada no la vieron? Ni amarilla le sacó. ¿Cómo va a saltar con las dos rodillas en el aire? Nadie salta así, concluyó.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.