Otro clásico que cierra sus puertas: Adiós a Ama Gozua

Mundo Poder Noticias

14 septiembre, 2020

Cada vez son más los locales emblemáticos y clásicos de nuestro país que atravesados por la crisis provocada por la pandemia de coronavirus deciden cerrar definitivamente, al no poder afrontar la caída económica originada por los más de 5 meses de cuarentena. En esta oportunidad le tocó a un clásico parador ubicado en la autovía 2 hacia la costa atlántica bonaerense, en el kilómetro 274, en Maipú: Ama Gozua, que lleva 50 años desde su inauguración. Fue a través de las redes sociales que sus propios dueños anunciaron la triste noticia de cierre, lo que causó sorpresa y estupor para los miles de viajeros y turistas que realizaban su parada técnica en aquel lugar. 

Ama Gozua comenzó a funcionar en el año 1968.

La especialidad de la casa eran los lomitos de cerdo y el chorizo o morcilla con papas fritas a caballo. Los embutidos se elaboraban en el lugar y también podrían comprarse para cocinar en los hogares. Los ravioles caseros y el flan eran otras de las opciones distinguidas”, mencionan en la publicación en Instagram. La familia intentó sostener su actividad en estos meses de cuarentena con el delivery y la venta de productos chacinados, pero no resultó suficiente. 

La interrupción de la libre circulación en el país, fue un golpe letal para el restaurante que funcionaba, mayoritariamente, gracias al turismo local y extranjero. La acumulación de deudas y la incertidumbre en cuanto a lo que vendrá empujaron a los dueños a tomar la decisión de cerrar sus puertas. Situación que se venía analizando hace varias semanas hasta que definitivamente anunciaron a través de las redes sociales la venta del mobiliario para poder pagar parte de las deudas. 

El estilo bodegón resultaba un atractivo para todo aquel que realizaba una parada técnica para almorzar o cenar en el lugar.

Ama Gozua en idioma vasco significa “mamá dulce”. Fue un emprendimiento familiar, que llevó adelante Manuel Ercoreca, un vasco que llegó a la Argentina en el 1900. El restaurante, de uno de sus hijos, fue el primer paso y el éxito en la fabricación de chacinados le dio el impulso para consolidarse. Era un local que pudo conservar durante los años esa estructura de típico almacén, bodegón o pulpería clásica que tenían tantos en el interior de la provincia de Buenos Aires

Te podria interesar

Añade aquí tu texto de cabecera

Añade aquí tu texto de cabecera

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.