La posible llegada del delantero uruguayo a Boca sigue dando que hablar. Y esta vez el que se refirió al Matador fue nada menos que el goleador histórico xeneize. Mirá lo que dijo…

Desde que en aquella entrevista en mayo del 2019 dijo que le “tiraba más Boca” y que quiere “colgarse del tejido como Sergio Martínez”, el hincha Xeneize sueña con verlo a Edinson Cavani trepado del alambrado festejando goles. Amigos, compañeros, uruguayos que pasaron por el club, como justamente el Manteca, y otros delanteros, declararon que no tendría problema de ponerse la azul y oro y meterse la hinchada en el bolsillo rápidamente. Pero en esa catarata de opiniones faltaba la más importante, la del goleador más determinante en la historia del club: Martín Palermo​.

La del Titán no es la palabra de un nueve que metió goles importantes, sino la del máximo goleador en la historia de Boca. Y desde ese lugar y la sabiduría que tiene del club y el puesto, Palermo cree que el uruguayo no tendría problemas de ser el nueve de Boca: “Edinson Cavani no tendría ningún inconveniente en responder de la forma que el hincha pretende de un 9. Por la trayectoria que tiene, le sobra presencia para ponerse la camiseta y hacer goles”.

Hace poco se cumplió un aniversario del gol 219 que lo puso por encima de Roberto Cherro en la tabla de artilleros, pero Martín no se conformó con eso y terminó su carrera con 236 tantos en 404 encuentros. Sin embargo, su historia en Boca empezó torcida ya que tardó siete partidos en gritar por primera vez porque le costó ajustarse a lo que es el “Mundo Boca”. Sin embargo, considera que el uruguayo no tendría inconvenientes: “Cuando llegás al club tenés que saber lo que implica y sus exigencias, pero Cavani es un jugador diferente, de Selección y nivel europeo, no tiene comparación”, le dio su bendición.

Y, justamente, en el programa “¿Cómo te vaa, Benedetto?” por Radio Del Plata (AM 1030), Palermo recordó aquel encuentro ante Arsenal en el que hizo dos goles y se convirtió en el máximo goleador en la historia de Boca: “Ya pasaron 10 años del día que cumplí el récord y es importante para mí recordar esos momentos. También es gratificante que el hincha reconozca el hecho de ser el máximo goleador. Mi mujer me muestra todo el cariño que me mandan por las redes”.

Ahora con 46 años, Martín ya no mete goles, pero intenta que los delanteros de sus equipos sí los hagan. Y dentro de la dirección técnica tiene una meta, pero que no es ser DT del Xeneize.“Sueño con dirigir la Selección Argentina porque mi forma de ser me lleva a querer todo siempre. Soy consciente de lo difícil que es, pero no lo creo imposible. Quizá en algún momento me pueda tocar y seguiré trabajando para demostrar que estoy a la altura”​, expresó.