14.1 C
Argentina
viernes, 19 agosto,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio DEPORTES River luchó, le ganó 2-0 a Palmeiras, pero no le alcanzó y...

    River luchó, le ganó 2-0 a Palmeiras, pero no le alcanzó y se despidió de la Copa Libertadores

    En el estadio Allianz Parque de San Pablo, River exhibió una destacada actuación y se impuso 2-0 sobre Palmeiras de Brasil en la semifinal de vuelta de la Copa Libertadores, pero no pudo forzar el milagro en el marco de un partido colmado por decisiones arbitrales controversiales, fue víctima de la derrota 3-0 en el choque ida y se despidió del certamen continental. El elenco dirigido por Marcelo Gallardo, que venía de ser eliminado de la Copa Diego Maradona después de perder frente a Independiente, se marchó sin reproches por su rendimiento, a pesar de que consiguió la hazaña futbolística que buscaba. De esta manera, el Verdao se adueñó del primer pasaje hacia la final y se enfrentará con el ganador de la serie entre Boca y Santos.

    El compromiso se convirtió en una partida de ajedrez desde los compases iniciales y el conjunto de Núñez fue quien adoptó un rol protagónico a través del movimiento de sus piezas sobre el tablero. La mentalidad ofensiva y la fortaleza mental fueron el sustento de las expediciones del Millonario, que ejerció un dominio geográfico desde el amanecer del encuentro e intentó conseguir profundidad mediante la inalterable presencia en ataque de sus carrileros, Gonzalo Montiel y Fabrizio Angileri. En este escenario, permaneció alerta para detectar posibles anticipos y desarrollar transiciones veloces por intermedio de los habituales laterales con el objetivo de abastecer a Rafael Santos Borré y Matías Suárez.

    Robert Rojas, que luego fue expulsado, inauguró el marcador en el primer tiempo e incrementó las esperanzas de River, que finalmente quedó en las puertas de lograr un milagro futbolístico.

    En contrapartida, el equipo comandado por el portugués Abel Ferreira se replegó en su propio campo cuando careció de la posesión del balón con la finalidad de no conceder resquicios y obstaculizar los diferentes callejones de la cancha. En consonancia, determinó una línea defensiva compuesta por cinco defensores para limitar los movimientos de Borré y Suárez y, en especial, para que Gabriel Menino y Matías Viña se encargaran de contener a Angileri y Montiel, respectivamente. No obstante, el dueño de casa mantuvo en posiciones ofensivas a Rony, Luiz Adriano y Gustavo Scarpa para amenazar a Javier Pinola, Robert Rojas y Paulo Díaz.

    Pese a que gozó de un control territorial, River coqueteó con la inauguración del marcador a raíz de un contragolpe en la que halló mal posicionado a su contrincante. Cuando transcurrían los primeros 10 minutos, Franco Armani le bloqueó un mano a mano a Rony y propició la réplica de su equipo: Borré profundizó por una zona frontal, remató desde media distancia y se encontró con la resistencia del arquero Weverton, quien brindó un rebote largo y tardó en reaccionar, pero se repuso a tiempo e interceptó a Suárez, quien se había dirigido en busca de la pelota dividida en el interior derecho del área.

    El elenco de Núñez, que venía de ser eliminado de la Copa Diego Maradona, no logró alcanzar la cuarta final de la Copa Libertadores en el ciclo de Marcelo Gallardo.

    Mientras intensificaba su búsqueda por la vía terrestre y no lograba localizar a los componentes de su sector ofensivo, River encontró una solución por el segundo piso de la cancha. En primera instancia, Díaz efectuó un robo, condujo con el balón en los pies y disparó desde afuera del área, pero Weverton desvió el peligro hacia el córner. A los 29’, desde el tiro de esquina concedido por el arquero local, Nicolás De La Cruz envió un centro y asistió en el corazón del área a Rojas, quien se reivindicó tras haber sido el blanco de críticas durante las últimas semanas y con un impacto de cabeza estableció el 1-0.

    La inyección anímica que le otorgó el gol del zaguero paraguayo incrementó las ilusiones de River y le permitió redoblar sus esfuerzos con mayor ímpetu y seguridad para buscar la remontada en la serie. De esta manera, obtuvo una nueva recompensa en el ocaso del primer tiempo. A los 44’, De La Cruz lanzó un envío aéreo desde el sector derecho y, después de una defectuosa tijera ejecutada por Suárez, el balón cayó en el segundo palo y permitió la aparición por sorpresa y en soledad de Borré, que conectó de cabeza, superó a Weverton y firmó el 2-0 que desató la euforia del banco visitante.

    River ratificó su supremacía desde el prólogo del complemento y sometió a su rival a un asedio constante. Aunque mantuvo la misma vocación que en el primer período, la visita se adueñó de la mitad de la cancha, donde Nacho Fernández manejó los tiempos, y halló diversos espacios para profundizar sin cesar. De hecho, Montiel y Angileri tuvieron mayor libertad con respecto a la parte anterior debido a que el local debía realizar coberturas por sectores centrales. Mientras que Palmeiras no exhibió reacción anímica ni futbolística y sufrió la falta de presencia en la zona medular. Por lo tanto, se agudizaron sus problemas para recuperar la tenencia y fue obligado a defender a instancias de su arco.

    El dominio en el transcurso del juego generó que River desnivelara aún más el resultado y ampliara la diferencia, pero una polémica se desató en San Pablo. A los 7’, Angileri envió un centro desde la izquierda, la pelota superó a todos los futbolistas que se encontraban en el centro del área y ocasionó la entrada por el segundo poste de Montiel, quien culminó la acción con una volea de derecha que ingresó contra el palo derecho para el 3-0. Sin embargo, el árbitro del partido, el uruguayo Esteban Ostojich, mantuvo una comunicación con los asistentes del VAR durante varios minutos y, finalmente, decidió anular el tanto por un off-side previo de Borré tras un rebote en Enzo Pérez. De inmediato, se desataron las protestas de los integrantes del cuadro argentino.

    Palmeiras se convirtió en el primer finalista del certamen continental, dirimirá el título con Boca o Santos e intentará proclamarse campeón del torneo por segunda vez en su historia.

    Lejos de acusar un impacto anímico adverso por la resolución arbitral, River continuó por el mismo camino, pero sufrió un contratiempo inesperado: Rojas cometió una infracción en perjuicio de Gabriel Menino a instancias del círculo central y el juez principal decidió expulsarlo por doble amonestación. De todos modos, el equipo encabezado por Gallardo no bajó los brazos y solo unos instantes más tarde volvió a amenazar: Suárez se filtró dentro del área, efectuó un recorte hacia el centro y cayó ante un supuesto contacto de Luan. Por lo tanto, Montiel se posicionó para encargarse de la responsabilidad de la ejecución, pero Ostojich revisó la jugada en el VAR, consideró que no hubo falta y revirtió el fallo inicial.

    River luchó hasta el final con una actitud inalterable y volvió a reclamar penal en una de las últimas acciones de la jornada: Borré corrió por una pelota tras un centro que tomó a la defensa local saliendo y fue derribado dentro del área por un contacto de Alan Empereur, pero Ostojich, a instancias de la herramienta tecnológica, sancionó un fuera de juego anterior de Federico Girotti. Unos segundos más tarde, el árbitro señaló la mitad de la cancha y concluyó las esperanzas de River, que se marchó del Allianz Parque con la frente en alto después de haber insistido para lograr el milagro futbolístico. Por lo tanto, Palmeiras se convirtió en el primer finalista de la Libertadores y aguarda por Boca o Santos, que igualaron 0-0 en la ida y volverán a enfrentarse este miércoles.

    Formaciones

    Palmeiras: Weverton; Marcos Rocha (ST 36’ Benjamín Kuscevic), Gustavo Gómez (ST 41’ Luan), Alan Empereur; Gabriel Menino, Danilo (ST 36’ Raphael Veiga), Zé Rafael (ST 25’ Emerson Santos), Matías Viña; Rony, Luiz Adriano y Gustavo Scarpa (ST Breno). DT: Abel Ferreira.

    River: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Paulo Díaz, Robert Rojas, Javier Pinola (ST 51’ Federico Girotti), Fabrizio Angileri (ST 43’ Milton Casco); Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz (ST 43’ Julián Álvarez); Rafael Santos Borré y Matías Suárez. DT: Marcelo Gallardo.

    Goles: PT 29’ Robert Rojas (RIV) y 44’ Rafael Santos Borré (RIV).

    Amonestados: PT 17’ Paulo Díaz (RIV), 19’ Danilo (PAL) y 39’ Alan Empereur (PAL). ST 5’ Luan (PAL), 17’ y 29’ Robert Rojas (RIV), 26’ Marcos Rocha (PAL), 30’ Rafael Santos Borré (RIV) y 41’ Weverton (PAL).

    Incidencias: ST 29’ Robert Rojas fue expulsado por doble amonestación (RIV).

    Estadio: Allianz Parque (San Pablo, Brasil).

    Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay).

    VAR: Nicolás Gallo (Colombia).

    " "

    Lo último

    Nuevos cambios en el directorio del Banco Central y en la...

    El último miércoles, Arnaldo Bocco renunció como director del Banco Central (BCRA) para darle paso al nombramiento del massista Lisandro Cleri. La...
    " "