Rosario: Se identificaron los restos descuartizados encontrados en la basura

Mundo Poder Noticias

23 diciembre, 2020

Durante la jornada de ayer, el barrio Saladillo de la ciudad de Rosario, Santa Fe, se horrorizaba luego de que un indigente hubiera encontrado, mientras revolvía un contenedor de basura, dos cabezas y dos brazos dentro de una bolsa de consorcio, envueltas en papel film distribuidas en tres paquetes distintos. Más tarde, y a la vera del arroyo Saladillo se encontraron una pierna, otro brazo y un torso humano, también envueltos en film.  

La calle Lituania al 5600 en el barrio Saladillo, donde se encontraron las cabezas de las víctimas.

Aquellos restos humanos fueron trasladados hacia el Instituto Médico Legal de Rosario para su debida inspección forense. En las últimas horas, y mediante pericias de dactiloscopia, se identificó a quién pertenecían aquellos restos: Jorge David Giménez, de 31 años, y Víctor Martín Baralis, de 44. Ambos se conocían entre sí y tenían antecedentes por robos menores

El fiscal a cargo del caso, Patricio Saldutti, no descarta ninguna hipótesis. Los investigadores aseguraron que “a partir de la identificación y que tenemos el dato que se conocían hay medidas en curso”. De acuerdo con los datos arrojados por la autopsia, la causa de muerte fue un disparo de arma de fuego, por lo que los cortes a los cadáveres fueron realizados post-mortem.  

Los restos pertenecen a dos hombres con antecedentes de robos menores.

Según trascendió por parte de las fuentes cercanas a la causa, Giménez recibía una Asignación Familiar. Había trabajado seis años para el club Newells Old Boys desde 2010 hasta 2016. Respecto a Baralis, con domicilio en Granadero Baigorria, tenía varias deudas con empresas de pequeños préstamos y compra de electrodomésticos. También había formado parte como empleado de varias empresas de seguridad privada. Su último trabajo registrado había sido en una firma de micros de larga distancia, hasta el año 2018.  

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.