21.4 C
Argentina
sábado, 25 septiembre,2021
Dólar: BNA: $97,75/ $103,75 Blue: $182,00 / $185,00
Riesgo País: 1636 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    5.173.531
    Recuperados
    4.862.284
    Muertes
    111.383
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    5.173.531
    Recuperados
    4.862.284
    Muertes
    111.383
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio EXCLUSIVO Rúrik Gíslason, el islandés que fue furor: el Mundial, la táctica anti...

    Rúrik Gíslason, el islandés que fue furor: el Mundial, la táctica anti Messi y el fútbol argentino

    La Selección Argentina experimentó diversas emociones en las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. Desde la angustia inusitada por hallarse al borde del abismo hasta la euforia generada luego de haber obtenido la clasificación con la victoria ante Ecuador en la última jornada. Pero durante el transcurso del proceso existieron síntomas que jamás se disiparon: preocupación, inseguridad e impaciencia.

    En consecuencia, los indicios negativos se agravaron en el desarrollo de la Copa del Mundo, donde el elenco dirigido por Jorge Sampaoli se halló frente a obstáculos internos y externos y la expedición culminó con la derrota 4-3 frente a Francia en el duelo de octavos de final disputado en el Kazán Arena. Sin embargo, el volcán comenzó a hacer erupción en el primer partido del certamen.

    El 16 de junio de 2018, la Albiceleste empezó a desandar su camino con las ilusiones propias que existen en el inicio de la cita internacional más importante del planeta y con las esperanzas de millones de simpatizantes, quienes evitaban contemplar las señales que brindaba el irregular rendimiento del equipo. Las primeras pesadillas se hicieron presente en el Otkrytie Arena de Moscú, en el marco de la fecha inaugural del Grupo D, con el empate 1-1 ante Islandia.

    La algarabía que ocasionó el remate de zurda de Sergio Agüero que abrió el marcador fue atentada, solo cuatro minutos más tarde, cuando Alfred Finnbogason superó la resistencia de Wilfredo Caballero y convirtió el empate definitivo para la cenicienta del torneo. Luego de haber sido la revelación de la Eurocopa 2016, donde alcanzó los cuartos de final, el combinado nórdico consiguió un histórico empate en su debut absoluto en un Mundial e incrementó las incertidumbres argentinas.

    El mediocampista reconoció la clave que le permitió a Islandia lograr un empate ante Argentina. (Créditos: Lachlan Cunningham/Getty Images).

    En una entrevista exclusiva con Mundo Poder, Rúrik Gíslason, uno de los integrantes del plantel islandés que logró un hito al acceder a la Copa del Mundo por primera ocasión, recordó el compromiso con Argentina, reconoció la clave que les permitió obtener una igualdad que fue celebrada en su nación y confesó que no le cierra las puertas a una transferencia inédita: “Me encantaría jugar en el fútbol argentino”.

    Con 32 años, el mediocampista, quien el próximo 30 de junio culmina su contrato con el Sandhausen de la Segunda División de Alemania, rememoró con orgullo su participación en el cotejo contra Lionel Messi y compañía. En aquella oportunidad, ingresó a los 18 minutos del complemento en reemplazo de Johann Gudmundsson con la finalidad de fortalecer el trabajo defensivo de la propuesta táctica diseñada por el entrenador Heimir Hallgrímsson.

    El ex Charlton, Viborg FF, Odense BK, Copenhague y Núremberg causó furor en Argentina durante el Mundial por su aspecto físico y suscitó el interés de miles de personas. De hecho, el nacido en Reikiavik contaba con 31.584 seguidores en Instagram cuando comenzó la competencia y, tras la finalización, lo seguían 1.376.476 usuarios (ahora 831.762). Es decir, experimentó un crecimiento del 4.258%, según informó PrimeTag.

    El volante surgido en la cantera del HK Kópavogs de su país se encuentra resolviendo el futuro de su carrera profesional, pero no descuida sus negocios personales. En la actualidad, es propietario de las empresas Glacier Gin, que produce la bebida alcohólica homónima, y Bökk, que fabrica indumentaria urbana. Además, es embajador de SOS Barnaþorpin, una organización sin fines de lucro que se especializa en el cuidado de niños.

    -¿Cuál es el primer recuerdo que viene a tu cabeza cuando piensas en el partido ante Argentina del Mundial de Rusia 2018?

    “Claramente, lo emocionado que estaba y el honor que me generaba jugar contra una de las selecciones más grandes y exitosas en el planeta delante de todo el mundo y en un Mundial. Estaba muy orgulloso de mí mismo y me sentía muy listo para el partido. Sabía que no iba a ser titular así que tenía que estar listo por si me tocaba jugar. Por suerte, pude entrar y jugar algunos minutos. Fui muy feliz en aquel momento. Son buenos recuerdos”.

    -¿Cuáles fueron los aspectos tácticos que destacó el entrenador Heimir Hallgrímsson antes del partido?

    El plan, obviamente, consistió en sacar a (Lionel) Messi del partido. Intentamos que tocara la pelota lo menos posible porque todos saben que es el mejor futbolista del mundo desde hace años. Necesitábamos tenerlo bajo control. Creo que él hizo buenas cosas durante el partido, pero, por suerte, no pudo anotar. La selección de Islandia es muy organizada defensivamente y antes del partido hablamos de mantener eso, pero con más atención en Messi”.

    -¿Sintieron que los futbolistas argentinos los subestimaban antes del compromiso?

    “No lo creo. Por supuesto, nosotros somos un pequeño país, pero todo puede pasar en un Mundial y sé que todos los jugadores argentinos son profesionales y llegan a cada encuentro con el deseo de ganar. Aquel partido, no fue diferente para ninguno. Estábamos muy felices, probablemente no fue uno de los mejores partidos de Argentina, pero quizás fue la mejor actuación defensiva que nosotros tuvimos y, por suerte, conseguimos un empate 1-1”.

    -¿Crees que el haber logrado limitar las intervenciones de Lionel Messi debilitó el juego ofensivo de Argentina?

    “Definitivamente. Tuvimos bajo control a Messi. Todavía creo que había muchos futbolistas argentinos que eran fantásticos. Aunque mantuvimos a Messi algo controlado, los otros futbolistas lo hicieron bien y nos dificultaron la tarea. Fue un partido muy duro. Argentina, igualmente, jugó bien y tuvimos suerte de empatar”.

    Gíslason ingresó en el complemento del 1-1 entre Islandia y Argentina para fortalecer el trabajo defensivo.

    -¿Fue complejo dejar a un lado la admiración que generan figuras como Messi?

    “Estábamos preocupados porque lo teníamos enfrente (a Messi), pero habíamos jugado contra otras estrellas antes. Somos futbolistas y sabemos que cuando entramos a la cancha no pensamos contra quien nos enfrentamos. Solo sales afuera y juegas. De alguna manera, todos nos metalizamos de la misma manera, pero fue especial jugar contra uno de los mejores futbolistas de la historia”.

    -¿Qué pensaste antes del penal fallado por Messi?

    “Cuando él iba a patear el penal yo estaba listo para ingresar y pensé que el partido iba a ser muy difícil para nosotros si él convertía. Pero, por suerte, falló. Eso nos dio un poco de impulso y nos permitió asegurar el punto que teníamos en ese momento. Así que me alegro de haber sido capaz de haber entrado y ayudado un poco al equipo brindándole la energía que necesitábamos”.

    -¿Qué recuerdas de tus minutos de juego en el duelo contra Argentina?

    “Fueron muy difíciles. Argentina nos impuso demasiada presión y, básicamente, estábamos todos defendiendo en el área chica. Por supuesto, cuando entré mi rol consistió en ayudar al equipo a defender e intentar bajar el ritmo del partido cuando tenía la pelota y quizás conseguir alguna falta o algo más. Esos minutos fueron muy especiales para mí”.

    -¿Antes del partido eran conscientes de que Argentina no llegaba en un buen momento futbolístico?

    “Habíamos realizado un gran análisis observando algunas de sus presentaciones. Argentina siempre va a ser Argentina. Tuvo algunos malos resultados antes del Mundial, pero, en mi opinión, siempre va a ser un buen equipo. Puede llegar en un mal momento, pero al final es una de las mejores selecciones. No sé si fue un buen o mal momento para enfrentarla porque siempre la respetamos mucho”.

    El ex Copenhague explicó la importancia que tuvo el Mundial en la vida de los islandeses. (Crédtos: PETER POWELL/EPA-EFE/REX/Shutterstock).

    -La Eurocopa 2016 fue un hito para Islandia, pero la trascendencia de un Mundial es mayor. ¿Qué significó Rusia 2018 para tu país?

    “Siempre es un suceso enorme en Islandia cuando jugamos un torneo importante. De alguna manera, une al país. Todos están felices, colaboran y son amables unos con otros. Realmente, Islandia vive muy buenos momento cuando participamos en esa clase de certámenes”.

    -Durante el Mundial, enamoraste a miles de mujeres argentinas. ¿Lo sabías?

    “Para ser honesto, no cambió mucho para mí luego del Mundial. Regresé a mi club en Alemania y seguí jugando. Fue una fantástica experiencia. Tuve más atención sobre mí luego del torneo con las fantásticas mujeres argentinas. De alguna manera, me demostraron mucho interés y estoy muy agradecido por eso. Ojalá algún día pueda ir a Argentina, conocer el país y ver lo que tiene para ofrecer. Me encantaría”.

    El mensaje en español que se viralizó en las redes sociales.
    " "

    Más Leídas

    #EscracheAPlácidoDomingo

    Medio centenar de personas se concentró esta sábado por la tarde frente al Teatro Romano de Mérida para mostrar su rechazo al...

    Todo lo que hay que saber sobre el casamiento de Abel Pintos

    En la siguiente nota te contamos todo sobre el casamiento del cantante Abel Pintos en la estancia Villa María, Buenos Aires. Su...

    Conmoción mundial en el motociclismo

    El español Dean Berta Viñales sufrió un accidente en el Mundial de Superbike en Jerez. El joven tenía tan solo 15 años...

    Vidal: Al Frente de Todos de “falta un plan”

    La candidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, afirmó que "ahora...

    River ya visita a Central Córdoba de Santiago del Estero

    River empata sin goles ante Central Córdoba de Santiago del Estero por la fecha 13 de la Liga Profesional, con arbitraje de...
    " "
    " "

    La Selección Argentina experimentó diversas emociones en las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. Desde la angustia inusitada por hallarse al borde del abismo hasta la euforia generada luego de haber obtenido la clasificación con la victoria ante Ecuador en la última jornada. Pero durante el transcurso del proceso existieron síntomas que jamás se disiparon: preocupación, inseguridad e impaciencia.

    En consecuencia, los indicios negativos se agravaron en el desarrollo de la Copa del Mundo, donde el elenco dirigido por Jorge Sampaoli se halló frente a obstáculos internos y externos y la expedición culminó con la derrota 4-3 frente a Francia en el duelo de octavos de final disputado en el Kazán Arena. Sin embargo, el volcán comenzó a hacer erupción en el primer partido del certamen.

    El 16 de junio de 2018, la Albiceleste empezó a desandar su camino con las ilusiones propias que existen en el inicio de la cita internacional más importante del planeta y con las esperanzas de millones de simpatizantes, quienes evitaban contemplar las señales que brindaba el irregular rendimiento del equipo. Las primeras pesadillas se hicieron presente en el Otkrytie Arena de Moscú, en el marco de la fecha inaugural del Grupo D, con el empate 1-1 ante Islandia.

    La algarabía que ocasionó el remate de zurda de Sergio Agüero que abrió el marcador fue atentada, solo cuatro minutos más tarde, cuando Alfred Finnbogason superó la resistencia de Wilfredo Caballero y convirtió el empate definitivo para la cenicienta del torneo. Luego de haber sido la revelación de la Eurocopa 2016, donde alcanzó los cuartos de final, el combinado nórdico consiguió un histórico empate en su debut absoluto en un Mundial e incrementó las incertidumbres argentinas.

    El mediocampista reconoció la clave que le permitió a Islandia lograr un empate ante Argentina. (Créditos: Lachlan Cunningham/Getty Images).

    En una entrevista exclusiva con Mundo Poder, Rúrik Gíslason, uno de los integrantes del plantel islandés que logró un hito al acceder a la Copa del Mundo por primera ocasión, recordó el compromiso con Argentina, reconoció la clave que les permitió obtener una igualdad que fue celebrada en su nación y confesó que no le cierra las puertas a una transferencia inédita: “Me encantaría jugar en el fútbol argentino”.

    Con 32 años, el mediocampista, quien el próximo 30 de junio culmina su contrato con el Sandhausen de la Segunda División de Alemania, rememoró con orgullo su participación en el cotejo contra Lionel Messi y compañía. En aquella oportunidad, ingresó a los 18 minutos del complemento en reemplazo de Johann Gudmundsson con la finalidad de fortalecer el trabajo defensivo de la propuesta táctica diseñada por el entrenador Heimir Hallgrímsson.

    El ex Charlton, Viborg FF, Odense BK, Copenhague y Núremberg causó furor en Argentina durante el Mundial por su aspecto físico y suscitó el interés de miles de personas. De hecho, el nacido en Reikiavik contaba con 31.584 seguidores en Instagram cuando comenzó la competencia y, tras la finalización, lo seguían 1.376.476 usuarios (ahora 831.762). Es decir, experimentó un crecimiento del 4.258%, según informó PrimeTag.

    El volante surgido en la cantera del HK Kópavogs de su país se encuentra resolviendo el futuro de su carrera profesional, pero no descuida sus negocios personales. En la actualidad, es propietario de las empresas Glacier Gin, que produce la bebida alcohólica homónima, y Bökk, que fabrica indumentaria urbana. Además, es embajador de SOS Barnaþorpin, una organización sin fines de lucro que se especializa en el cuidado de niños.

    -¿Cuál es el primer recuerdo que viene a tu cabeza cuando piensas en el partido ante Argentina del Mundial de Rusia 2018?

    “Claramente, lo emocionado que estaba y el honor que me generaba jugar contra una de las selecciones más grandes y exitosas en el planeta delante de todo el mundo y en un Mundial. Estaba muy orgulloso de mí mismo y me sentía muy listo para el partido. Sabía que no iba a ser titular así que tenía que estar listo por si me tocaba jugar. Por suerte, pude entrar y jugar algunos minutos. Fui muy feliz en aquel momento. Son buenos recuerdos”.

    -¿Cuáles fueron los aspectos tácticos que destacó el entrenador Heimir Hallgrímsson antes del partido?

    El plan, obviamente, consistió en sacar a (Lionel) Messi del partido. Intentamos que tocara la pelota lo menos posible porque todos saben que es el mejor futbolista del mundo desde hace años. Necesitábamos tenerlo bajo control. Creo que él hizo buenas cosas durante el partido, pero, por suerte, no pudo anotar. La selección de Islandia es muy organizada defensivamente y antes del partido hablamos de mantener eso, pero con más atención en Messi”.

    -¿Sintieron que los futbolistas argentinos los subestimaban antes del compromiso?

    “No lo creo. Por supuesto, nosotros somos un pequeño país, pero todo puede pasar en un Mundial y sé que todos los jugadores argentinos son profesionales y llegan a cada encuentro con el deseo de ganar. Aquel partido, no fue diferente para ninguno. Estábamos muy felices, probablemente no fue uno de los mejores partidos de Argentina, pero quizás fue la mejor actuación defensiva que nosotros tuvimos y, por suerte, conseguimos un empate 1-1”.

    -¿Crees que el haber logrado limitar las intervenciones de Lionel Messi debilitó el juego ofensivo de Argentina?

    “Definitivamente. Tuvimos bajo control a Messi. Todavía creo que había muchos futbolistas argentinos que eran fantásticos. Aunque mantuvimos a Messi algo controlado, los otros futbolistas lo hicieron bien y nos dificultaron la tarea. Fue un partido muy duro. Argentina, igualmente, jugó bien y tuvimos suerte de empatar”.

    Gíslason ingresó en el complemento del 1-1 entre Islandia y Argentina para fortalecer el trabajo defensivo.

    -¿Fue complejo dejar a un lado la admiración que generan figuras como Messi?

    “Estábamos preocupados porque lo teníamos enfrente (a Messi), pero habíamos jugado contra otras estrellas antes. Somos futbolistas y sabemos que cuando entramos a la cancha no pensamos contra quien nos enfrentamos. Solo sales afuera y juegas. De alguna manera, todos nos metalizamos de la misma manera, pero fue especial jugar contra uno de los mejores futbolistas de la historia”.

    -¿Qué pensaste antes del penal fallado por Messi?

    “Cuando él iba a patear el penal yo estaba listo para ingresar y pensé que el partido iba a ser muy difícil para nosotros si él convertía. Pero, por suerte, falló. Eso nos dio un poco de impulso y nos permitió asegurar el punto que teníamos en ese momento. Así que me alegro de haber sido capaz de haber entrado y ayudado un poco al equipo brindándole la energía que necesitábamos”.

    -¿Qué recuerdas de tus minutos de juego en el duelo contra Argentina?

    “Fueron muy difíciles. Argentina nos impuso demasiada presión y, básicamente, estábamos todos defendiendo en el área chica. Por supuesto, cuando entré mi rol consistió en ayudar al equipo a defender e intentar bajar el ritmo del partido cuando tenía la pelota y quizás conseguir alguna falta o algo más. Esos minutos fueron muy especiales para mí”.

    -¿Antes del partido eran conscientes de que Argentina no llegaba en un buen momento futbolístico?

    “Habíamos realizado un gran análisis observando algunas de sus presentaciones. Argentina siempre va a ser Argentina. Tuvo algunos malos resultados antes del Mundial, pero, en mi opinión, siempre va a ser un buen equipo. Puede llegar en un mal momento, pero al final es una de las mejores selecciones. No sé si fue un buen o mal momento para enfrentarla porque siempre la respetamos mucho”.

    El ex Copenhague explicó la importancia que tuvo el Mundial en la vida de los islandeses. (Crédtos: PETER POWELL/EPA-EFE/REX/Shutterstock).

    -La Eurocopa 2016 fue un hito para Islandia, pero la trascendencia de un Mundial es mayor. ¿Qué significó Rusia 2018 para tu país?

    “Siempre es un suceso enorme en Islandia cuando jugamos un torneo importante. De alguna manera, une al país. Todos están felices, colaboran y son amables unos con otros. Realmente, Islandia vive muy buenos momento cuando participamos en esa clase de certámenes”.

    -Durante el Mundial, enamoraste a miles de mujeres argentinas. ¿Lo sabías?

    “Para ser honesto, no cambió mucho para mí luego del Mundial. Regresé a mi club en Alemania y seguí jugando. Fue una fantástica experiencia. Tuve más atención sobre mí luego del torneo con las fantásticas mujeres argentinas. De alguna manera, me demostraron mucho interés y estoy muy agradecido por eso. Ojalá algún día pueda ir a Argentina, conocer el país y ver lo que tiene para ofrecer. Me encantaría”.

    El mensaje en español que se viralizó en las redes sociales.

    Más Leídas

    #EscracheAPlácidoDomingo

    Medio centenar de personas se concentró esta sábado por la tarde frente al Teatro Romano de Mérida para mostrar su rechazo al...

    Todo lo que hay que saber sobre el casamiento de Abel Pintos

    En la siguiente nota te contamos todo sobre el casamiento del cantante Abel Pintos en la estancia Villa María, Buenos Aires. Su...

    Conmoción mundial en el motociclismo

    El español Dean Berta Viñales sufrió un accidente en el Mundial de Superbike en Jerez. El joven tenía tan solo 15 años...

    Vidal: Al Frente de Todos de “falta un plan”

    La candidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, afirmó que "ahora...

    River ya visita a Central Córdoba de Santiago del Estero

    River empata sin goles ante Central Córdoba de Santiago del Estero por la fecha 13 de la Liga Profesional, con arbitraje de...