Mundo Poder

Se estima un próximo aumento en el combustible

Mediante un Decreto publicado el día de hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional suspendió por 11 días la suba de precios de la nafta y el gasoil, que estaba prevista para el próximo 1 de marzo. En esta oportunidad, entonces, será el 12 de marzo. En esa fecha, se aplicará un nuevo aumento al precio de los combustibles por la actualización trimestral del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y el dióxido de carbono (IDC).  

De acuerdo a lo que informa el texto oficial, el motivo de la postergación es “asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios”. De esta manera, la actualización tendrá efectos a partir del 12 de marzo de 2021. Después, serán las petroleras las que deciden o no trasladar esa suba a los precios finales que se pagan en el surtidor. 

Los impuestos a los combustibles se actualizan en forma trimestral.

Tras haberse mantenido congelados durante la primera mitad del 2020, los precios de los combustibles registran desde agosto del año pasado una serie de aumentos mensuales, con dos subas durante enero de este año. Los valores locales se incrementaron un 22,7% en promedio entre naftas y gasoil. En tanto, el 16 de enero pasado, el litro de nafta súper se comercializa cerca de los $69,40, y el litro de diésel a $64,60, si se toman los precios de la Ciudad de Buenos Aires, que son un poco más bajos que en el resto de las provincias del país. 

Las empresas vaticinan que, pese a los aumentos aplicados, los precios aún tienen un atraso del 10%, por ende, no descartan que pueda existir algún otro ajuste durante el mes de febrero. Respecto a esto, el economista del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, Julián Rojo, indicó que “esa cuenta tiene que tener un valor de referencia que a veces no es tan claro. Los aumentos de los precios de los biocombustibles y el impuesto a los combustibles líquidos aumentan el nivel final en el surtidor. Al dólar oficial mayorista, en enero, está entre 6% y 8% más bajo que en enero de 2020 y si se toma el promedio de los meses de la pandemia llegó a estar un 13% por debajo. Inflación y dólar van a estar impulsando los precios. Y si hay recuperación de la cotización internacional precio del petróleo habría aún más presión en los precios finales. En el caso de los biocombustibles están fijados hasta mayo 2021 y si se prorroga la ley, se sigue como se hacía hasta ahora, que el precio se ajusta por una fórmula. Hay que ver qué decisión política se toma sobre eso”.