Se sube a un molino para tener internet y mandar la tarea

Mundo Poder Noticias

15 junio, 2020

Durante las últimas horas se conoció la historia de Joaquina, una nena de 11 años que vive en el paraje Don Cipriano a unos 30 kilómetros de Chascomús. Al igual que los chicos de todo el país, sigue su año lectivo desde la virtualidad hasta que habilite vuelta a las aulas. Como no tenía señal de internet se tuvo que subir a un molino para enganchar y colgada mandar la terea.

La niña se sube en el día en reiteradas ocasiones para recibir y mandar tarea

Las clases online son complicadas por las conexiones a internet tanto en las ciudades y especialmente en los pueblos o parajes rurales. La historia de Joaquina es una muestra de esta dificultad que caracteriza al ciclo lectivo 2020 en medio de la pandemia.

La niña de 11 años que no quería faltar a la obligación de entregar su tarea, se subió aun molino cercano a su casa para poder obtener señal de internet y de esa poder enviar la tarea. “Me subo cuatro o cinco veces por día unos 15 minutos. Mando y recibo audios y hago la tarea”, contó la niña a TN

Y agregó: "Nos mandan fotocopia y después que las hacemos la idea es conectar y poder enviarlas. Como las antenas de señal tiene altura, pensé que el molino tiene altura, me subí y fui a buscar señal".

Se difundió la imagen en la que está colgada a varios metros de altura arriesgando su integridad física y poniendo todo el empeño posible para no atrasarse en la cursada. La de ella es la historia de miles de chicos de todo el país que padecen la falata de conexión, en algunos terminando en un escenario de deserción escolar.

https://www.facebook.com/watch/?v=556205155067515

La joven que realiza habitualmente esta maniobra no tiene otra opción para recibir y entregar la tarea ya que es el único punto en el que encuentra internet. Lo particular de la historia es que Joaquina es acompañada por su padre o madre, quienes supervisan que no le pase nada malo.

El Ministro de Educación Nicolás Trotta en las últimas semanas se refirió a la vuelta a las aulas pensando en agosto aunque sin demasiadas certezas. El problema de conectividad es uno de los principales conflictos para seguir adelante con las clases de modalidad virtual.

Cabe destacarse que en diferentes provincias del país comunidades educativas llevan adelante reclamo por este tema con campañas de liberación de datos o del pedido directo para que en las zonas sin casos de covid-19 se permita las clases presenciales.