15.3 C
Argentina
sábado, 1 octubre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio EXCLUSIVO #SexoEnCuarentena

    #SexoEnCuarentena

    La cuarentena se extiende y sigue sumando días, genera cambios profundos en esta nueva realidad a la que todos tenemos que acostumbrarnos. Este nuevo orden atraviesa todas las cuestiones que hacen a la vida de una persona, desde el trabajo, el estudio y los proyectos, pasando por relaciones de pareja, amistosas o de familia. El sexo es otro de los temas que se encuentra interpelado por etapa de aislamiento y se ve con una cara diferente a la que habitualmente estamos acostumbrados.

    La cuarentena está afectando la sexualidad de las personas

    “Sexo en cuarentena” es uno de esos tópicos que se presenta frente a la sociedad de manera transversal y lleva a hacer preguntas del estilo ¿Afecta la cuarentena al rendimiento sexual? ¿Puede experimentarse la falta de deseo? ¿Cómo hacemos para encontrar espacios conviviendo con los chicos las 24hs? ¿Me animo a practicar sexting con mi pareja? ¿Cuán necesaria puede ser la autosatisfacción para una persona que atraviesa sola la cuarentena?

    Mundo Poder dialogó con la Lic. Cecilia Borghetti, ella es Sexóloga, Psicóloga y Educadora Sexual, y junto a Julia Santechhia coordinan el equipo de profesionales de Sexología Actual, una red de consultorios de Buenos Aires que por estos días se acopla a la realidad y atiende de forma online.

    Para comenzar a hablar sobre este tópico hay que entender que se trata de un universo diverso, que se debe contextualizar y que también depende mucho de las personalidades. Bajo la idea de “Sexo en cuarentena” hay que diferenciar las experiencias de parejas que viven bajo el mismo techo con hijos, de las que lo hacen pero sin hijos, parejas distanciadas por la cuarentena o las personas que están solas en un hogar.

    Pese a que estas diferencias que hacen analizar cada una de las realidades desde diferentes ópticas, lo cierto es que la gran mayoría de las personas se vieron desafiadas en las vinculaciones sexuales a partir de la nuevas instancias que vino a proponer la cuarentena a la vida. “Han aumentando las consultas en estos tiempos, eso es cierto. Los que vivían a las corridas y no tenían tiempo para conectarse consigo mismo encontraron esto en la cuarentena y se da la posibilidad de que aprovechan esta oportunidad”, explica Borghetti.

    Aseguran que el punto de partida es aceptar los problemas

    Como punto de partida se sostiene la premisa de que la cuarentena está afectando nuestra sexualidad. Borghetti advierte que este proceso se da a partir de que nuestra intimidad está afectada. Reconocer esta idea y comprenderla es la que nos dejará poder avanzar en un análisis más profundo y sincero.

    Para empezar a hablar primero tenemos que habilitar que nos van a pasar un montón de cosas: emociones y sensaciones, y poder validar esta montaña rusa que sentimos, ese cóctel de emociones donde un día estamos eufóricos, otro día estamos tristes, otro día estamos con ansiedad o estamos invadidos por miedos. Entonces lo primero que diría para hacer es aceptar esta situación”, analiza la sexóloga.

    La idea de comprender que se trata de una situación inédita con la que todos tenemos que lidiar y para la cual no nos prepararon nos dotará de herramientas paratransitar un camino sin juzgarnos y siendo amorosos y amorosas con nosotros mismos porque lo que nos enseñaron es juzgarnos”

    Desde Sexología Actual aseguran que la cuarentena viene a generar “un tambaleo” de todas nuestras rutinas, esas rutinas que son necesarias para ordenarnos. Es allí donde se hace fundamental dar rienda suelta a emociones para conectar de mejor manera con la sexualidad ya que la práctica depende mucho de todo esas sensaciones o estados a los que generalmente no se les da importancia.

    A su vez, la cuarentena por estos días experimenta con nuestros mandatos, esas cuestiones impuestas que parecen dadas y que forman una imagen sexual de hombres y mujeres reconocibles y que debe ser respetada. “Dentro de estos mandatos también está esa idea de que sin sexo nos morimos y no es así, podés pasar dos o tres meses sin penetración y no pasa nada. Tiene que ver con esta sociedad machista y 'coitocentrista' donde pareceria que tenes que tener sexo sí o sí”, asegura Borghetti.

    Una vez avanzados en la estadía de la crítica al pensamiento común en referencia al sexo es que se puede mirar al siguiente paso: la desmitificación. Según Borghetti la cuarentena es un buen momento para reflexionar sobre el error en la consideración de la “sexualidad como instintiva, ya que es aprendida y construída día a día”.

    Los estados de ánimo en medio de una cuarentena que se sigue extendiendo y a la cual la sociedad se tiene que seguir acostumbrando pueden atentar por ejemplo contra esas supuestas ganas que siempre tienen que tener los hombres. En términos absolutistas es posible analizar al aislamiento social, preventivo y obligatorio como una situación que atenta contra el deseo de tener sexo.

    Uno de los enemigos de la sexualidad es la ansiedad y ahora ¿quién no está ansioso?, eso claramente afecta al deseo sexual”, profundiza Borghetti y agrega: “Pero en contraposición también se vende esta cuestión de aprovechar este momento en el que estamos más tranquilos, aunque hay que aceptar la idea de que podemos estar desganados, con otras preocupaciones, con incertidumbres y con miedos”.

    Este cúmulo de sensaciones y de nuevos escenarios son los que repercuten directamente sobre la experiencia sexual. Si bien son cuestiones generales que atraviesan al común de la sociedad, a la hora de hablar del nivel de afectación y de posibles escapatorias o propuestas para sobrellevarlo de la mejor manera, hay que distinguir realidades bien diferenciadas: parejas con hijos, convivientes pero sin hijos, parejas que están distanciadas por la cuarentena y los solteros o solteras.

    Parejas con hijos

    La falta de tiempo y espacio, los enemigos a vencer

    La cuarentena vino a desafiar la creatividad para generar los esperados encuentros en la cama pese a las dificultades que se presentan con esta nueva realidad. “Nadie está acostumbrado a vivir 24 x 7 con su pareja con lo cual es el primer desafío que tenemos. Básicamente se vio vulnerada nuestra intimidad, sumado al trabajo, a la limpieza de la casa, más los operativos de compra, y las largas horas sentados con los niños haciendo de docentes cuando no somos”, explica Borghetti.

    Ante este escenario los espacios comunes libres se pueden dar a la noche cuando probablemente estamos muy cansados, sin contar las dificultades y sensaciones que se experimentan en un día entero todos bajo el mismo techo.

    Lo que nosotros propiciamos es no exigirse. Lo más importante es poder encontrar un lugar de escucha entre las dos personas. Uno necesita sentirse escuchado, querido, mirado amorosamente y los que nos está pasando es que los diálogos se vuelven más bien tensos. No hay que imponerse el acercamiento sexual, tal vez de esa manera las ganas pueden ser que aparezcan”, recomiendan desde Sexología Actual.

    Volver a ponerse de novios”, este hecho de volver a un estado de detalle, de besos, de caricias, según las especialistas, puede llegar a contribuir con la aparición del deseo en una pareja establecida hace muchos años y con hijos a cargo.

    Simplemente puede ser un masaje a la noche, crear un rato de escucha atenta, compartir una serie juntos, abrazarse y felicitarse por lo que están haciendo”, agrega Borghetti, además de mencionar a la posibilidad de “sextear” como otro de los recursos a los que se puede apelar.

    Respecto de esta posibilidad de mandar mensajes subidos de tono, fotos o videos a la pareja que vive en la misma casa, es importante atender el hecho de que “ambos estén en la misma frecuencia”. Es decir que se deben escoger bien los momentos en que se mandan los mensajes para no generar enojos y rechazos.

    Parejas bajo el mismo techo sin hijos

    La posibilidad de mantener la intimidad como principal aliada

    Desde Sexología Actual aseguran que en este caso también están afectados con los mismos problemas que las familias con hijos aunque cuenta con la ventaja de tener más intimidad. Para estas parejas es la posibilidad de animarse a dar un paso más y poder explorar nuevos horizontes y límites dentro de la cama.

    El uso de juguetes sexuales aparece como una de las recomendaciones de cabecera que podrían darle otro ritmo al sexo en medio de la cuarentena. “Los juguetes hay que limpiarlos con el jabón mas neutro que tengamos y cuando lo secamos no hacerlo al sol porque se daña el material sino que se debe secar con una toalla”, aclara la sexóloga.

    La profesional describe la situación en la que muchas parejas se encuentran inmersas como la de un “motor que está frío” y que hay que calentar. Si se parte de la idea de que “el no mantener relaciones sexuales lleva a cada día mantener menos relaciones sexuales”, está claro que que es necesario poder hacer más frecuentes esos encuentros de placer.

    Los profesionales recomiendan que el uso de un juguete sexual puede afectar positivamente en los encuentros

    Después de encontrarse y pasarla bien ¿por qué no se puede ir por más?, elegir un sitio de confianza entre las dos personas y sumar un juguete sexual que puede venir a divertir y ser un aliado más en la cama”, propone la profesional.

    El “sexteo” también aparece como otra de las oportunidades que una pareja puede tener. En este punto refuerzan la idea de estar en la misma sintonía, ya que la mala elección de un horario puede generar efectos completamente contrarios a los que se buscaba.

    Parejas estables que no viven en la misma casa

    En este caso los especialistas buscan llevar tranquilidad y contrarrestar la idea de que una persona sin sexo durante varios meses camina rumbo a su perdición: “Sin relaciones sexuales por tres meses vas a poder estar bien, no es la muerte de nadie. Por eso es el momento de erotizar el vínculo desde otro lugar, recurrir a la fantasía aunque es propia de cada uno. Poder compartirlas puede ser muy erotizante para la otra persona y quien dice que cuando nos veamos la podamos concretar”.

    Uno de los riesgos que se asume al compartir la fantasía sexual es el hecho de que ya no nos pertenece tal cual como la concebíamos antes de esa decisión, por lo que la respuesta que puede venir de la otra persona tiene que entenderse como un visión exterior a eso que nosotros atesorábamos con mucha pasión e idealizábamos.

    Pero más allá de la fantasía para conectar con esa otra persona que la cuarentena se ha encargado de alejar, aquí si el sexting aparece como algo que puede definitivamente mejorar la sexualidad durante la cuarentena. Una opción casi hecha a la medida de estos casos teniendo en cuenta que en teoría se parte con las premisas necesarias para concretar esta acción: confianza y consentimiento.

    Sexting, una práctica con la que hay que tener muchos cuidados

    Sexting es una buena oportunidad para este grupo de personas pero hay que tener en cuenta que ninguna plataforma es 100% segura, sí existen algunas que son más seguras que otras, por ejemplo Telegram o Snapchat porque los mensajes se autodestruyen” sostiene Borghetti y agrega a modo de advertencia: “De todas maneras hay que bajar las expectativas con eso, para muchos puede ser la primera experiencia y hasta puede ser que no guste, eso también hay que comprenderlo”.

    A la hora de “sextear” hay que tener algunos puntos en cuenta para evitar riesgos: en primer lugar asumir que se están prestando a esta práctica, asegurarse que las dos personas están dispuestas a colaborar para hacer un ida y vuelta, y por último a la hora de mandar una “nude” tener especiales cuidados con no mostrar lugares reconocibles de una casa, como así también marcas del cuerpo como piercing, manchas de nacimiento o tatuajes. La atención en estos puntos harán que se pueda desarrollar una práctica segura y sin miedos.

    Como último punto para los encuentros entre parejas que no conviven también puede recurrirse a la videollamada, todo dependerá de los gustos de cada persona y fundamentalmente de la “comunicación sexual”. Borghetti hace hincapié en la idea de expresar lo que nos gusta y lo que no, eso hará más efectivo el encuentro.

    Solteros y solteras

    Este grupo parece el más afectado por la cuarentena, el que se encuentra en una posición particularmente opuesta a la que tenía antes donde disfrutaba de su libertad para elegir a las personas y los lugares para concretar encuentros sin ningún tipo de restricciones.

    Desde Sexología Actual entienden que sin dudas para los solteros y las solteras es un buen momento para la autoexploración y con esto no solo basta hacer eje en la autosatisfacción sino ir más allá, ir en el camino del conocimiento propio de nuestros gustos, en conocer nuestro cuerpo y convertir así este período de encierro en una oportunidad para generar las bases de prácticas que nos puedan dar más placer.

    Muchos tienen incorporada las prácticas masturbatorias y otros no. En las personas con pene por lo general parece aprendida pero hay diferentes formas y no es solo una cuestión rápida apoyándonos en material pornográfico. También se puede apelar a la imaginación, ver que nos pasa si hacemos otros movimientos, que sensaciones se pueden llegar a sentir. Es como un descubrirse, habilitar otras experiencias”, recomienda la sexóloga con respecto a esta práctica.

    El caso de mujeres es diferente ya que hay muchas que reconocen en consultas que les da miedo, que no saben como hacerlo y que nunca en su vida han experimentado la autosatisfacción. En este punto aparece la vergüenza, el temor a lo desconocido y todo un peso cultural transmitido por el paso de las generaciones en el que la mujer solo estaba vinculada a una cuestión reproductiva, completamente apartada del placer.

    La cuarentena extendida para los profesionales expertos en la materia configura una oportunidad de poder introducirse en un mundo completamente natural y hasta saludable: “Con un espejito en mano y lubricante yo propongo empezar a recorrerse, a conocerse, descubrir cosas que no sabíamos. Lo importante de la autoexploración es definir que nos gusta para poder decírselo a otra persona. Estamos en un buen momento para poder hacerlo”, sostiene Borghetti.

    Más allá de que los solteros y las solteras también pueden apelar al sexting, lo cierto es que serán las excepciones teniendo en cuenta el alto nivel de confianza que tiene que haber con la otra persona o las otras personas para hacerlo,

    Es por eso que en esta idea de poder transitar el camino del “sexo en cuarentena”, la austosatisfacción aparece como una buena opción, pero con la salvedad de no solo buscar encontrar el orgasmo sino conocerse más a partir de una autoexploración que puede darnos información que antes no teníamos para los encuentros sexuales.

    La lectura erótica también puede ser otro estimulante en estos tiempos y la pornografía feminista para aquellas personas a las que no les seduce los estereotipos estandarizados de una industria que se centra en el placer masculino. La escritora, directora y guionista sueca Erika Lust es una de las figuras que ha levantado las banderas de este otro tipo de pornografía que gana terreno por estos tiempos.

    Cecilia Borghetti y Julia Santechhia

    Si querés tener más información o hacer una consulta, busca Sexología Actual en Instagram @sexologiaactual

    Sexologia Actual tiene como coordinadoras a:

    Julia Santechhia, Psicóloga cognitiva, sexóloga clínica y educadora sexual (MN 46.836 – MP 97.340)

    Cecilia Borghetti, Docente de nivel inicial, psicóloga, sexóloga y educadora sexual (MN 52.294)

    " "

    Lo último

    " "