Sindicatos de la construcción alertan sobre la “extinción de las Pymes”

Nicolás Amato

10 noviembre, 2022

Luego del decreto 728/22 que firmó Alberto Fernández y que otorga el 30% de los contratos de obra pública iguales o inferiores a $300 millones a los movimientos sociales, las empresas de la construcción agrupadas en la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), la Federación Argentina de Entidades de la Construcción (FAEC) y la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) alertaron sobre la extinción de las Pymes de este rubro.

Las empresas de la construcción entienden que esto provoca una “competencia desleal” que llevará a la “ruina” a numerosas Pymes constructoras del país, que trabajan en la “formalidad”.

En un comunicado, CAMARCO, por ejemplo, aclaró: “La consecuente competencia desleal condenará a la inactividad y a la ruina a numerosas empresas PyMEs constructoras de todo el país, las que trabajan formalmente, pagando impuestos y dando empleo registrado y seguro a sus trabajadores”.

LEER MÁS: Jubilados y pensionados recibirán un ínfimo aumento en diciembre

Por su parte, la Cámara de la Construcción sostuvo que “es un error entender que la apertura de la competencia a organizaciones sociales o Cooperativas de Trabajo no formales contribuye a una ampliación, integra y transparente, de la concurrencia al mercado de la obra pública”.

Además, la FAEC afirmó: “Lejos de consagrar los objetivos que el decreto propone desde sus considerandos, atenta contra la formalidad del trabajo en la construcción, toda vez que este requisito se cumple acabadamente con la incorporación de la mano de obra a ocupar al régimen de la ley 22.250 y el Convenio Colectivo de Trabajo N° 76/75”.

En esta línea, agregó: “Mientras que el trabajo en cooperativas no conlleva los beneficios de la seguridad y previsión social que son de la esencia de las prestaciones laborales efectuadas dentro del marco de la normativa mencionada y no se aprecia inconveniente alguno para que los trabajadores que eventualmente puedan y quieran sumarse a la actividad constructiva lo hagan incorporándose al régimen legal imperante”.

Por último, Gerardo Martínez, secretario general de la Uocra, manifestó su postura: “Hay margen para que haya ruido siempre y cuando las cooperativas no generen fraude laboral, no sean su instrumento. La cooperativa es una unidad de negocio, quienes están en relación de dependencia son empleados. Quienes trabajen deberían estar encuadrados en el convenio colectivo de la Uocra, con sus derechos y condiciones laborales”.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.