25.9 C
Argentina
viernes, 7 octubre,2022
Dólar: BNA: $132,00/ $140,00 Blue: $287,00 / $292,00
Riesgo País: 2430 puntos básicos
Recibí nuestros newsletters


    Argentina
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Todos los países
    Confirmados
    195.690.332
    Recuperados
    127.848.968
    Muertes
    4.173.223
    Confirmados
    8.747.601
    Recuperados
    8.461.793
    Muertes
    124.349
    +663
    Dengue
    96.454
    11.855
    Inicio POLÍTICA Teletrabajo: ¿Cuándo comienza a regir la ley?

    Teletrabajo: ¿Cuándo comienza a regir la ley?

    El Gobierno nacional definió el comienzo del marco regulatorio del modo de trabajo remoto, una modalidad que se usó con mayor frecuencia, y como única alternativa, durante todo el año 2020 de cara a las restricciones por la pandemia de coronavirus. De esta manera, el régimen de teletrabajo entrará en vigencia a partir del próximo 1 de abril. Hoy en día, nuestro país se encuentra atravesando las flexibilizaciones que permite la fase de distanciamiento social, y aguardaba que el Ministerio de Trabajo dictase la resolución correspondiente fijando la fecha de inicio del cómputo de tres meses indicados para que comience a regir dicha ley. Así fue que hoy viernes se publicó la Resolución 54/2021 en el Boletín Oficial que fija como fecha de comienzo de dicho cómputo el 21 de diciembre de 2020, por lo que “a fin de dar certeza frente a un régimen laboral que se proyecta sobre obligaciones mensuales, corresponde establecer que el Régimen Legal del Contrato de Teletrabajo entrará en vigencia el 1° de abril del 2021″. 

    La ley de teletrabajo entra en vigencia el próximo 1 de abril.

    En el primer artículo se establece que “las disposiciones de la Ley N°27.555 no serán aplicables cuando la prestación laboral se lleve a cabo en los establecimientos, dependencias o sucursales de las y los clientes a quienes el empleador o la empleadora preste servicios de manera continuada o regular”. Tampoco “en los casos en los cuales la labor se realice en forma esporádica y ocasional en el domicilio de la persona que trabaja, ya sea a pedido de esta o por alguna circunstancia excepcional”.  

    Según advierten los economistas, su implementación prevé un escenario negativo para el sector privado. Los puntos más cuestionados de la norma son la reversibilidadque implicaría que las compañías mantengan el lugar de empleo “físico” por si un trabajador que hace homeoffice quisiera volver a su oficina, y la posibilidad de “desconexión digital”, que no se ajustaría a la realidad de distintos sectores económicos. Respecto a la reversibilidad, la ley otorga al empleado la posibilidad de pedir al empleador volver a desarrollar tareas en la empresa sin posibilidad de que el empleador rechace el pedido. Y en cuanto al derecho a la desconexión digital, se establece que cuando la actividad de la empresa se realice en diferentes husos horarios o en aquellos casos en que resulte indispensable “por alguna razón objetiva, se admitirá la remisión de comunicaciones fuera de la jornada laboral”.  

    Claudio Moroni, ministro de Trabajo.

    Los economistas especializados explican que esta ley “tiene demasiados puntos que generan trabas o desincentivo. Por ejemplo, los costos que implican para una pyme la reversibilidad, que requiere mantener el lugar para el empleado que quiera dejar de teletrabajar. Esto en realidad desincentiva al régimen”. “Este tipo de regulaciones tenés que manejarlas a nivel sectorial o nivel empresa. Necesita una flexibilidad que no tiene esta ley. Podés tener una ley menos rígida, no tan específica. Ese exceso de regulación termina elevando costos, abre la puerta a posibles juicios”.  

    " "

    Lo último

    " "