“The Crown”: Netflix se niega al pedido del Gobierno británico

Mundo Poder Noticias

7 diciembre, 2020

La polémica se originó cuando, la semana pasada, el secretario de Cultura del Reino Unido, Oliver Dowden había manifestado que le iba a solicitar a los productores de Netflix que aclararan que la serie “The Crown”, cuya historia se basa en la Reina Isabel II y su familia, es una ficción para que el público no la confunda con la realidad. Sin embargo, desde las autoridades de la plataforma de streaming aseguraron que no lo harán porque se “da por sentado que es ficticia.  

Carlos (Josh O’Connor) y Lady Di ( Emma Corrin) es una escena de “The Crown”.

Es una obra de ficción bellamente producida, pero como otras producciones televisivas, Netflix debería ser muy claro desde el principio que solo es eso y nada más. Sin esta aclaración, temo que una generación de espectadores que no vivió estos eventos pueda confundir la ficción con la realidad”, manifestó Dowden quien sostiene que las escenas inventadas en la serie pueden resultar muy dañinas para la familia real. Pero Netflix no está de acuerdo y cree que sus espectadores son conscientes de su naturaleza ficticia de su exitoso programa: “Siempre hemos presentado ‘The Crown’ como un drama, y tenemos plena confianza en que nuestros miembros entienden que es una obra de ficción que se basa en general en acontecimientos históricos. Como resultado, no tenemos planes, y no vemos la necesidad, de agregar una exención de responsabilidad”. 

Oliver Dowden, secretario de Cultura del Reino Unido.

El pasado 15 de noviembre se estrenó la cuarta temporada de “The Crown”, cuya trama se centra en el triángulo amoroso entre el príncipe Carlos (Josh O’Connor), Lady Di (Emma Corrin) y Camilla Parker Bowles (Emerald Fennell), hoy esposa del heredero al trono británico. Trascendió que desde el círculo cercano del futuro rey de Inglaterra filtró a la prensa que estaba indignado con la imagen que daban de él y de Camilla, a quien retratan como una “auténtica villana”, culpable de todos los males de una frágil Diana que intenta sacar a flote un matrimonio fallido. 

Diana tenía solo 20 años cuando se casó con el príncipe de Gales, de 32 años, en 1981, tras solo seis citas. Desde el principio, su relación fue complicada. La joven princesa luchó por manejar tanto el escrutinio público como sus problemas personales (sufría de bulimia y depresión). En 1991, la pareja real se separó. Tres años más tarde, Carlos de Inglaterra admitió que fue adúltero durante su matrimonio con Diana, en medio de una entrevista televisiva. Luego, reanudó su relación con Camilla Parker-Bowles. 

Continuando con la historia, el divorcio se concretó en agosto del 1996. Diana murió el 31 de agosto de 1997, a los 36 años, cuando su automóvil se estrelló en un túnel en París. El príncipe Carlos se casó con Camila Parker Bowles en una discreta ceremonia civil en 2005. 

VIP

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.